Reseña: El pájaro azul, de Takashi Murakami

el-pajaro-azulUna de las dos joyitas que Ponent Mon ha presentado en el XXII Salón del Manga de Barcelona ha sido El pájaro azul, de Takashi Murakami. Disponible desde ya en cartoné, en tamaño libro, al igual que las tan recomendables obras de Jiro Taniguchi que está publicando. Sin lugar a dudas, una de las obras más dramáticas ideada en un entorno tan realista como humano. Después de El perro enamorado de las estrellas (que tanto me han recomendado), Murakami saca en tierras españolas este tomo que enlaza dos historias (El pájaro azul y El azar) ambas abstraídas de terribles tragedias, una de ellas el terremoto y tsunami que asoló Japón en 2011. Un terremoto de 9 grados en la Escala de Richter que creó olas de hasta cuarenta metros, duró aproximadamente seis minutos, pero dejó 15.845 muertos, 3.380 personas desaparecidas y casi 6.000 mil heridos. El 92% de los fallecidos, ahogados y las víctimas, la mayoría, mayores de 60 años…

el-pajaro-azul02El pájaro azul y El azar se publicaron originalmente en la Big Comic Original de la Editorial Shogakukan. Conocida en su patria como Aoi Tori: Wakuraba, es un manga seinen que comenzó a publicarse en 2012 y finalizó en 2014. Quedando poco después recopilada en un único tomo como ahora la publica Ponent Mon. Más de doscientas páginas que aúnan el paso del tiempo, la muerte y el amor. Pero también la vida. Se centra en el dolor humano y lo perfila en esos cortos instantes de felicidad que la vida aporta casi cuando no se necesitan.

Cuenta la vida de Yuki Higashimoto, una mujer feliz pese a haber perdido a sus padres dos años atrás. Pero tiene todo lo que pide para seguir adelante: Naoki, un marido cariñoso y a un adorable pequeñajo de cinco años llamado Shu. Pero la suerte es esa derivada que gira y cae de pronto, en el momento menos esperado. el-pajaro-azul03Un día, los tres deciden ir a disfrutar de un día de campo. Un día para el recuerdo. En el viaje de regreso, Shu se queda dormido en el asiento de atrás cuando de pronto un fatal acto reflejo de Naoki, por no atropellar a un lindo pájaro azul, le hace dar un volantazo y todo acaba en un terrible accidente. Shu muere en el acto. Naoki queda en coma. La pobre Yuki está allí para verlo. Sólo sufre unos leves rasguños. Sin tiempo siquiera para comprender en su justa medida lo que ha sucedido, Yuki se prepara para el funeral. El peor momento de su vida. Una situación que seguramente su corazón no pueda soportar…

La vida da un giro radical y en un abrir y cerrar de ojos estamos en el fondo del pozo más hondo que podamos imaginar. Yuki, incapaz de asimilar la muerte de su hijo, se aferra al ultimo resquicio de esperanza que le el-pajaro-azul01queda. Esperar a ver si Naoki vuelve a ver la luz de los días tristes que le ha tocado vivir. El manga en sí es un mundo lleno de grandes matices. Junto al cómic occidental, son los dos puntos fuertes de lo que es para mí una de las más importantes artes culturales que el hombre ha sabido elaborar. Un manga, un anime bien cuidado, esplende en imágenes y colores a los ojos, aportando una sensación de admiración hacia el lector. Los argumentos podemos decir que los hay de todo tipo, pero siempre diré -como halago al Manga- que las ideas más originales las he encontrado aquí. Vuelvo a alucinar con cada título. Y sin tener que haber temas fantásticos en ello. Siempre alabaré por encima de todo que una historia me enganche sin contener Fantasía, Terror o Ciencia Ficción (los tres grandes géneros hechos para atraer al más pintado). Si una historia costumbrista, dramática en este caso, me retiene ante de las páginas de principio a fin, me pone el vello de punta y me hace pensar… Qué más puedo pedir, amigos.

el-pajaro-azul04Takashi Murakami es capaz de explotar dibujos que en ocasiones representan figuras extremas. Recurrir a una idea básica y llevarla bien en el transcurso de los terribles acontecimientos a los que la personaje principal se enfrenta. Es su mayor virtud. Como el mismo autor dice en el epílogo, ya sólo el estado vegetativo y la demencia, dos terribles enfermedades a los que pudiéramos estar sometidos algún día (Dios no lo quiera); son situaciones durísimas que superan la imaginación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *