Reseña: Lamia, de Rayco Pulido

lamiaAstiberri Ediciones, como editorial puesta y consagrada en el mundo del cómic independiente que se elabora en este país, ha sabido ver en Rayco Pulido uno de los autores potentes del momento. Y eso quizás sea mucho decir, o tal vez poco, pero sin duda es de alabar el buen ojo que tienen para las grandes obras que florecen en nuestra tierra.

El gran canario Rayco Pulido (1978) se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona. Ahora alterna la docencia con su trabajo como dibujante de cómics. En 2004, tras participar en diversos concursos y exposiciones a nivel autonómico, comienza a publicar historietas largas, primero como dibujante, más tarde como autor completo. Se inicia así en el mundillo con Ediciones De Ponent donde publica dos obras en calidad de ilustrador (Final feliz, con guion de Hernán Migoya y Sordo, con guion de David Muñoz); pero es quizás con su obra como autor completo Sin título, cuando se da cuenta de que puede hacerlo (y bien) de forma independiente. Publicando así con Astiberri, en 2013, su segundo titulo en solitario Nela, una valiente adaptación de la obra lamia_2de Galdós.

Recomendable es poco.

Lamia nos sitúa en la Barcelona de los años 40s. Cuenta la vida de Laia, una chica metida en un lio de narices ya sea por trabajo o “afición”. Una bufa lleva adelante, una chanza pero también una venganza que se hace irrefrenable. Para el desconocido su vida es, esperar el regreso de su marido en casa, mientras su embarazo (con sorpresa) se dirige hacia las últimas semanas de gestación. Pero su angelito malvado es trabajar como redactora en el programa de radio preferido por las señoras de la época, El Consultorio de Elena Bosch. Un programa dirigido por miembros de la Iglesia, que busca fomentar las buenas costumbres a través de adoctrinar a las esposas en el “respeto” y la sumisión ante sus maridos.lamia_4

El sufrimiento interior del matrimonio, gobernado por el régimen en definitiva. Donde apenas se tiene voz y voto. Los males de un tiempo de opresión en gran medida hacia la mujer sumisa y estrictamente maternal. Pulido saca a relucir lo que muchos ya sabemos, lo peor del legado franquista de historias de las tristes esposas de la posguerra.

Y todo en un entorno idóneo. Apoyándose en el blanco y negro con un trazo correcto, viñetas que angustian la mirada para marcar esa cabildada estética que siempre propone el símil con el art decó. Cierta estilización de las formas propias del tebeo de época. Un lamia_7juego de simetrías que mola, porque casi sin remedio, das un mal paso y caes en barrena por el profundo pozo que es esta historia.

Laia es feliz. Pero Laia vive una mentira que la llevará a tomar extrañas decisiones, y por tanto, consecuencias trágicas. Casi se me olvida un dato importante: el asesino más sanguinario que ha visto la ciudad anda suelto. Mauricio, un detective privado raruno pero incesante en su trabajo, se ha propuesto dar caza al criminal. Lo dicho: Rayco Pulido crea un guion considerable, un dibujo maravilloso, en definitiva. Una obra digna de los mejores premios. ¿Confirma su buen trabajo anterior? No lo sé. Tendré que ponerme a ello. Pues la sorpresa ha sido grande e inesperada.

Lamia lamia_3camina de manera sutil hacia el subconsciente. Mientras la lectura avanza entre pistas y revelaciones, casi te puedes sentirte como ayudante de Mauricio, al intentar resolver el caso de las muertes que azotan la ciudad. Todo un completo, una  chulada de cómic de principio a fin, a la que suma mucho las grandes ediciones de calidad que Astiberri Ediciones suele elaborar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *