Reseña: Northlanders. El asedio de París, de Brian Wood, Burchielli, Cloonan y Simon Gane

elasediodeparisFue ese momento, ese instante, en ese punto, cuando los vikingos volvieron a entrar en nuestras vidas… Cuando Northlanders se convirtió en una de las series de cómics más recomendables a seguir. Y no sólo por el tema vikingo, que como os decía era ese momento, ese instante, ese punto; ayudado por la serie de moda Vikings. Más bien, encontrábamos de pronto que Northlanders era serie publicada por DC Comics, en ese grandioso sello que siempre es Vértigo, una idea original del maestro Brian Wood del que siempre-siempre es recomendable leer sus obras de espada y brujería. Además, sumaba, que el mismo guionista de Vikings afirmaba leer cómics para inspirarse, entre ellos Northlanders.

Llegó el día. ECC Cómics anunció la publicación de Northlanders y la tierra vibró bajó nuestros pies. Sabiendo lo bueno-buenísimo de sus nuevas ediciones en cartoné, poderosas y merecedoras de las mejores estanterías, había más. Lo más importante, si cabe. Tomos de doscientas páginas llenos de batallas y escaramuzas vikingas de la mano de Brian Wood. Bellezas bélicas con grandes historias avaladas por la crítica. Un largo camino de buenos argumentos para el lector amante de la épica y de los guerreros verídicos más cercanos al fantástico que elasediodeparis03hemos tenido.

Después de tres geniales tomos como fueron El regreso de Sven, La cruz + el martillo y La viuda de la plaga, Brian Wood nos mete en vereda nuevamente con El asedio de Paris. Donde continúa su crónica de la era vikinga, contando con Metal: Las viejas costumbres, donde viajamos a la Noruega del año 700 para dar con Erik, un ser despiadado que intenta evitar la propagación de la religión cristiana en su tierra. Saboteando la construcción de la iglesia, invoca a los antiguos dioses nórdicos, propone violencia allá por donde pasa… Dinero, corrupción y avaricia a espuertas para representar la malevolencia del hombre conquistado. El protagonista, contrario a la dominación católica, y con tanto odio, empieza a convertir la situación en  una cruzada vikinga. Cruza la línea y como si de un Berserker se tratara. Arrasa todo a su paso. Un relato hipertenso que describe la fuerte discrepancia entre la dos religiones. Todo llevado como filo de hacha hacia la represión. Estragos inevitables a una elasediodeparis00sociedad que lo intenta pero le cuesta florecer, debido a esa maldad del hombre rudo y norteño.

La chica de hielo nos lleva a Islandia. Siglo XIII. Un anciano vikingo llamado Jon lleva demasiado tiempo viviendo alejado de toda civilización, que ya casi ni lo recuerdan. Su rutinaria vida se verá truncada por un encuentro inesperado: el cadáver de una joven que da título a esta historia de dos capítulos dibujada con maestría por Becky Cloonan.

El asedio de París sigue a pie al soldado Mads documentando la brutalidad del famoso asedio. Como el invierno amenaza con hacer lo que las catapultas no están consiguiendo: acabar con su ejército. Aunque el destino parece tenderle una mano, una tarde-noche, elasediodeparis023cuando una incursión comandada a través de un helado Sena hasta los muros de París, sugiere una posible salida y victoria que muy pocos esperan a estas alturas… Un arco argumental brillante, pues toda la épica puede desaparecer de un momento a otro; a veces, no todo termina con una explosión. Mads y Abbo tratan de dar sentido a los males sombríos que están sufriendo sus hombres. Quizás un simple gemido pueda salvarlos.

Northlanders es el ejemplo claro de serie bien llevada, convertida en arcos argumentales que no son otra cosa que ramales de un mismo tocón. Pero en esencia, indispensable de tener. De leer, mínimo. De las que morirán contigo. Obra en la que resalta el enorme dibujazo que se pueden encontrar en estas historias. Desde la maestría de Riccardo Burchielli con los paisajes, bosques frondosos y entornos helados, así como todas las escenas de violencia y momentos oníricos; hasta los estereotipos majestuosos que Simon Gane sabe crear. Es una pasada. En especial, en este tomo. Más de doscientas páginas reunidas en un precioso cartoné que provocará el delirio de los amantes de las mejores ilustraciones de guerreros norteños.

elasediodeparis01Además, la serie en general (no me hace gracia llamarla la serie, puedes coger cualquier tomo o historia y leerla de forma independiente), ofrece la oportunidad de ver crecer a un héroe o a una comunidad. Su ascenso o caída. O ambos. Conclusión que depara en una certeza. Todas las buenas críticas que hayáis oído de Northlanders son ciertas. Si hay malas, yo no las conozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *