Reseña: En Busca del Fuego, de Emmanuel Rondier y Champelovier

En busca del fuego tapa.inddSi ayer os hablaba del mejor cómic europeo venido del país vecino revolucionario, hoy vuelvo a hacer lo mismo pero con otra editorial que nos mantiene al tanto de las mejores publicaciones dadas al otro lado de los Pirineos. Ponent Mon publica un nuevo tomo con historias recomendables para los amantes de la BD Francesa, paraíso de las grandes ilustraciones. Tramas que brotan de la masía canterana gloriosa y que lo mismo nos hacen vivir una trama de género negro, un western o un guión basado en la Prehistoria cuyo eje puede ser algo que ahora nos podría parecer nimio pero que sin duda dio muchos dolores de cabeza a nuestros antepasados.

En una genial edición en tapa dura y a modo de integral, En Busca del Fuego recoge los tres albúmenes de la serie publicados cronológicamente entre 2012 y 2014 en Editorial Delcourt. Una imagen, cientos, una Capilla Sixtina de imágenes basadas en una novela que leí y releí, tanto de infantil como adulto. Una adaptación tan fiel al libro que me ha hecho volver tanto a mis principios como a los inicios del hombre de una forma muy pero que muy real. Bellos colores, los Enbuscadelfuego04combates entre animales impresionantes, y todo ello sólo en el primer arco argumental. Los demás ya lo bordan.

En la noche de los tiempos, el primer volumen de En Busca del Fuego cuenta como la tribu de los Ulhamr huyen en la noche pavorosa. Acaban de perder su activo más valioso: el fuego. Elemento súper necesario para la supervivencia. Y como algunos piensan, su creación, su fabricación no se resume a unos cuantos golpes de pedernal. La única solución, la más obvia y urgente es recuperarlo de quien se los robó. Nao Aghoo y los más avezados del grupo están dispuestos a participar en la búsqueda. El orgullo de todo un pueblo por el bien de Gammla, está pendiente de un hilo.

La saga continúa con A orillas del Río Grande donde vemos como Naoh, Nam y Gau deciden emplear una estratagema ideada por el líder, para engañar a esos constantes espías que tantos ojos tienen puestos en Enbuscadelfuego00su tribu. No obstante, como vivir en esta época era un constante sin vivir, al no proteger su marca al cien por cien, un encuentro con un ser despiadado vuelve a ponerlos en la cuenca de todas las desgracias y habrá que empezar de nuevo.

El cierre lo encontramos en la trama de En la tierra del agua, donde ya tenemos confirmado el trío de protagonistas que ha sobrevivido al paso del tiempo y a los encuentros y desencuentros que la madre Gaia ha puesto en sus caminos. Naoh, Nam y Gau han logrado mantener el fuego a toda costa y asegurarse el tema con los mamuts. Pero en este trajín de vida, la calma es sólo temporal, pues los suministros, los alimentos disponibles, continúan reduciéndose mientras que nuevos enemigos asoman tras los arbustos…

Una epopeya prehistórica, un mundo que ya no existe en el que reinan uros y mamuts inmensos, osos y leones gigantes. Una Tierra dotada de una vitalidad prodigiosa, de un misterio y una belleza que jamás volverán… No solo lucharán contra animales míticos y prodigiosos; también lidiarán con tribus humanas de todo pelaje: hombres sin hombros, enanos rojos, hombres azules. Descubrirán los límites de su mundo, sellarán alianzas con los amos de la Tierra, conocerán el secreto del fuego e intentarán volver a la gran ciénaga si alguien, Enbuscadelfuego02amigo o enemigo, no se interpone en su camino.

Un majestuoso volumen integral de tres álbumes, adaptación al cómic de la obra maestra homónima de J. H. Rosny Aîné. Un canto a la prehistoria realizada por un especialista, Emmanuel Rondier, autor de Neanderthal. Con esta adaptación, que quiere ser muy fiel a la novela J.-H. Rosny, Emmanuel Rondier y los dibujazos de Chanpelovier, confirman el amor de ambos hacia la Prehistoria; esa tan poco conocida que apenas se trata en los cómics.

En Busca del Fuego es para mí un hallazgo sorprendente ya que como digo, este periodo histórico en el noveno arte apenas es tratado. Y menos de forma tan brillante. Y eso que evidentemente es un período súper ideal para aventuras a todo color con suspense, acción y batallas; sin necesidad de explosiones, artefactos o Enbuscadelfuego05intrigas complicadas. No hay necesidad, de hecho, ya imaginarse en aquellos vastos campos cazando o junto a hechiceros que citan a diversos y variados demonios nacidos del desconocimiento o recibiendo pedradas de un grupo de tíos que surgen de pronto del bosque…

La ansiedad es quizás el peor miedo de aquellos hombres de los que procedemos. El mundo tuvo (y sigue teniendo) todos los elementos necesarios para atemorizar al ser humano. La vigilancia debe ser constante. La seguridad al cien por cien no existió, ni existirá. En Busca del Fuego es el comienzo del miedo y en esta obra lo descubrirás por ti mismo/a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *