Reseña: Grandes Autores de Vertigo. El Soldado Desconocido, de Garth Ennis

soldadodesconocidoUno de los calificativos de moda hoy en día es “ser bipolar”. Nos referimos a alguien que un día es lo más simpático que ha pisado la Tierra, para verlo poco después (quizás tras una larga siesta), siendo casi un demonio sin alas de lo más impertinente. Los dos “papeles” los hace realmente bien. Estos serían los casos más extremos en cuanto a comportamiento, sin embargo, la bipolaridad, si nos atenemos al solo hecho del significado de la palabra; se puede resolver de varias maneras.

¿Ejemplos? Venga va. A Garth Ennis lo tacho de bipolar en cuanto a su trabajo de guionista. Por que me parece casi un milagro (un don está claro que lo tiene), que pueda tratar dos géneros tan diferentes y con tanta maestría. Cómic de humor y bélico. Risas y muerte. Sangre y chistes. Pasarlo bien devorando una historia de superhéroes rarunos, cagaos y sin futuro; o vivir en viñetas, el horror del que solo es capaz de desprender una guerra.

El Soldado Desconocido es un personaje que apareció por primera vez en 1966 en una serie originalmente soldadodesconocido02titulada Our Army at War (Nuestro ejército en guerra), donde era básicamente un personaje militar ficticio llamado Sargento Rock, creado por Robert Kanigher y uno de los dioses de esto como fue Joe Kubert. Dos autorazos que editaban una gustosa linea de historietas bélicas para la DC Cómics de ese momento.

Y por su éxito, se decidió que el personaje era lo suficientemente interesante como para representar su propia serie. Comenzaría algunos años más tarde en Star Spangled War Stories desde el #151 (1970) hasta el #204 (1977). La serie originalmente tenía lugar durante la Segunda Guerra Mundial, y se centraba en misiones de inteligencia cuyo nombre clave era “El Soldado Desconocido”, pues cabeza y cara yacían tan desfiguradas, que lo volvían en muchas situaciones irreconocible…

A lo largo de la historia del cómic ha habido varias interpretaciones de curioso personaje mitad leyenda, mitad rumor. En el cómic, dependía del guionista, incluso del dibujante, que lo pillara. Una de las mejores que he leído fue una recogida en una antología de cuyo nombre no recuerdo, soldadodesconocido03llamada Capitán Miedo, de otros dioses del noveno arte llamados David Micheline y Walter Simonson. Pero sin duda, la que más huella me ha dejado es la que en 1997 lanzara en USA el siempre brillante Garth Ennis con el arte de Kilian Plunkett; bajo el indispensable sello Vertigo; una serie limitada de cuatro números que todo el mundo debería haber leido YA y que en sus novedades, por fin, nos trae ECC Ediciones.

La versión de Ennis es más directa. Un hombre tratando de averiguar la verdad sobre el Soldado Desconocido. Encontramos aquí una trama que relata como agentes de la CIA tratan de rastrear actividades posteriores a la guerra donde hay indicios de que el Soldado soldadodesconocido05Desconocido sigue con vida…. La idea es encontrarlo. Tienen trabajo para él.

Encontramos así una historia de honor y espionaje que analiza la falta de moralidad en el frente. Diferentes vistas de un mismo patriotismo. Hasta que punto puede llegar el compromiso y honor de ciertas personas. Una representación mucho más oscura de ese soldado al que se le han otorgado tan diferentes méritos y orígenes.

La historia sigue con la investigación del agente William Clyde. Un verdadero especialista que profundiza en los archivos ahora desclasificados sobre ese extraño proyecto llamado Soldado Desconocido. Diferentes relatos de testigos se recogen de casi todos los grandes conflictos de los últimos sesenta años. Frente a la pérdida personal y su propia locura, Clyde va cayendo en un embudo argumental soldadodesconocido04estresante, un mundo donde solo ese ser sin rostro parece habitar.

ECC Ediciones nos sigue trayendo estas maravillas recopiladas en tomitos en cartoné. A un precio genial, obritas que permanecían casi olvidadas y que nunca debieron estar en esa caverna a mitad de subida del K2, que es el mundillo de segunda mano. Si no lo era aún, Grandes Autores de Vértigo se va volviendo una línea de títulos indispensables para nuestra cómicteca. La vuelta a un sello siempre altamente recomendable, del que se esperan grandes argumentos, y lo que promete lo pone encima de la mesa. Lo mismo te sirve un plato abundante con guarnición y salsas, que un montadito pequeño pero sabroso con una rubia fresquita acompañando cuyo vaso gotea y empapa la mesa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *