Reseña: Zot! Edición Integral en Blanco y Negro (1987-1991), de Scott McCloud

zotExisten obras que están hechas como homenaje a toda una generación. Titulos que cuando estás metido en el mundo del cómic o la literatura, rápidamente percibes que debes valorar más la intención, el objetivo directo del autor de tocar el corazoncito del aficionado. Y si cuando indagas en el autor, y casi te da en la frente que es un analizador, un ensayista, todas conclusiones corroboradas que incitan a tener en cuenta la obra… Pues todo se muestra perfecto. Un ejemplo claro de todo esto sería el Zot!, de Scott McCloud. Una grapa que en su día la mayoría de lectores pasaban por alto por su curiosa apariencia independiente o indie, pero la cual empezó a tomar valor cuando fuimos creciendo y nos enteramos de la clara cortesía a las obras de Ciencia Ficción que ambicionaba.

Zot! es un cómic del analista del género Scott McCloud. Lo creó en 1984 y estuvo en cartel en la editorial Eclipse Comics hasta el año 90. McCloud había analizado lo que se venía publicando hasta ahora, la tendencia violenta y oscura que predominaba en la industria del cómic americano en ese momento. Todo era negatividad, fin del mundo, el apocalipsis, la época dorada de felicidad y buena vida de los superhéroes había desaparecido. Por ello, vino al mundo Zot!. A su mente sobrevino una alternativa más alegre, una singularidad, un homenaje a lo que él siempre había leido zot04como fan. Treinta seis números que se encargarían de devolver la esperanza a muchos. Una Tierra alternativa donde Zach vive con su padre, madre y amo de llaves robot. Un día, sus padres salen pero jamás regresan. Zach permanece en casa con Peabody, y empieza a visitar bastante a su tío Max. Se siente inútil debido a la forma en que ha sido abandonado. Zach dedica su tiempo a la lectura, el entrenamiento físico y con las armas se convierte en un tirador de primera clase. Después de vencer a una descontrolada máquina que se abalanzaba sobre un tumulto de gente, Zach decide convertirse en héroe a tiempo completo. Su tío Max, un gran científico, diseña sus chorros de arranque y otros utensilios mientras que Zach cose su propio traje. Años más tarde, cuando una llave que abre portales temporales a otros universos es robada por zot00el abominable sumo sacerdote de Sirius IV, comienza la aventura…

Y en esos viajes dará con “nuestra” Tierra. Y en esa aventura cruzada de lineas de tiempo alternas dará con Jenny Weaver. Una adolescente desilusionada del mundo y la vida. Son tal para cual. Las dos mismas caras de una moneda. La pareja perfecta. No deben existir almas más gemelas en todo ese paralelismo del universo conocido. Jenny y Zot quedan, tienen citas, aunque Jenny siempre niega que Zot sea su novio. Jenny le guarda algo de rencor pues pide continuamente a Zot irse, dejarlo todo y trasladarse a su mundo. Pero él le niega ese placer. Ya que piensa que su Tierra (la nuestra), no es tan mala como piensa. Y comienzan entonces toda una serie de aventuras juntos, con supervillanos a cascoporro, con su hermano Butch convirtiéndose en mono y dando más de un problema… Luchas con supervillanos en su mundo, en otros, algunos enemigos bastante duros de pelar

Zot también hace amistad con Woody, un amigo de Jenny que también está enamorado de ella. El cómic tiene zot01esos detalles. Mezcla el guion costumbrista con la Ciencia Ficción y las aventuras espaciales que tantos amamos desde que nacimos. Treinta seis números que contiene este genial integral, que hubiera sido excecional tener los diez primeros números en color (como en su versión americana) y de los que tanto reniega el autor. Planeta Cómic nos trae esta joyita que todos los bolsillos pueden disfrutar, todo lo que supone esta tan recomendable obra del noveno arte que todo el mundo debería tener. Como anécdota, comentar que en el año 2000, McCloud publicó en su página web un número mas en versión digital llamado Zot! Online: Hearts and Minds. El personaje que marca a un autor, le perseguirá toda la vida… Curiosamente, Scott McCloud en varias entrevistas acreditó a Osamu Tezuka como una gran influencia en la creación de Zot!. Se dice por ello que estamos ante uno de los primeros cómics americanos influenciados por el manga.

Zachary T. Paleozogt, un joven héroe venido de una dimensión paralela para combatir a los malos. Jenny Weaver, una jovencita de nuestra dimensión, inteligente, observadora y un poco cínica. Horton Weaver, conocido como Butch, el hermano mayor de Jenny, un joven problemático… (¡El cuñao!). Tio Max, el excéntrico tío de Zot, un científico y artista que va de obsesión en obsesión. Peabody, el robot mayordomo y tutor legal de Zot, a lo Alfred de Batman.

zot03Y villanos como 9-Jack-9, asesino interplanetario, capaz de viajar a través de cualquier aparato electrónico. Dekko, antes Arthur Dekker, un humano que sufría una grave enfermedad y que decidió amputarse todo excepto su cerebro, lo que le llevó a la locura. O Zybox, un monstruoso robot.

Pero también el Dr. Bellows, un inventor de un planeta lejano llamado Ragnus, cuyas creaciones ayudaron al planeta a industrializarse aceleradamente pero cuya Federación decidió arrebatarle todas su ideas y este juró vengarse (¡¡Me vengareeee!!). Y mi villano favorito de la serie: La Mancha (The Blotch), gánster dueño de una mega-corporación interplanetaria, que engañó a Zot para que firmara un contrato que le permitiera cometer crímenes sin que él interfiriera.

zot02Un Premio Jack Kirby a la Mejor Nueva Serie en 1985. Cuatro nominaciones a los Eisner en 1988. Dos nominaciones al Premio Harvey en 1991. El número online Zot!:Hearts and Minds ganó el Premio Squiddie a Mejor Webcomic en el 2000. Aparte de tanto premio y nominación es una obra que cuenta con todos los poderes y habilidades de un cómic diferente. Atractivo. Sin pretensiones. Que llena, y cada poco apetece leer algún númerito. Leerlo en plan serial. No degustar de un tirón o se perderá toda la esencia.

Una de las joyas del verano. Uno de los Indispensables Cómics de siempre que volvemos a tener mano, gracias al gran momento comiquero que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *