Reseña: Semillas de Ansiedad #1 y #2, de Masaaki Nakayama

Semillasdeansiedad_1Modestia aparte (me lo da la experiencia después de haber leído no bastante, sino muchísimo Terror), cuando me encontré con la primera historia de Junji Ito, supe que estaba ante un grande del género. La primera historia con la que me topé fue Gyo (http://cronicasliterarias.com/2014/12/26/resena-gyo-de-junji-ito/), donde una pareja que está tomando unas vacaciones en las hermosas costas de Okinawa ve cuando el mundo empieza a venirse abajo cuando desde el mar comienzan a ser atacados por peces y demás inquilinos a los que extrañamente han comenzado a salirle patas… Siempre me ha atraído de los mangas el poder de su originalidad. En casi cualquier género, parten siempre de una semilla muy original. No obstante, con el Terror hasta entonces tenía una espinita clavada pues a pesar de haber leído cositas interesantes, no terminaba de encontrar historias buenas, buenas que cumplieran su función.

QUE ASUSTEN. Que provoquen en ti una mirada hacia ese lugar, ese rincón donde nunca habías mirado antes…, aún en tu propia casa.

Semillasdeansiedad_01Bien, pues eso lo consigue Junji Ito. Lo consiguió con Gyo, lo consiguió con la paranoica Hellstar Remina (http://cronicasliterarias.com/2015/11/30/resena-hellstar-remina-de-junji-ito/), y con la encadilante y siniestra Black Paradox (http://cronicasliterarias.com/2015/06/24/resena-black-paradox-de-junji-ito/). ¿Demasiadas coincidencias? ¿Al final, va a ser un tío a tener en cuenta? ¿Un tío bueno en esto? 99% sí. Además cuando lees estas obritas, todas publicadas por ECC Ediciones, te das cuenta que al autor le va el relato corto pues se añaden en algunos tomitos, como “regalo”, alguna que otra historia aberrante como La Lamedora. La cual, un año después, aún no consigo quitarmela de la cabeza.

Pero en la línea de Ito parece haber más. Aún no me lo creo. Sólo es cuestión de encontrarlos…, quizás esté diciendo al leer esta reseña el editor manga de ECC. Hoy parece que apuesto por ser modesto a grandes rasgos.

Masaaki Nakayama es otro gran descubrimiento. Como buen autor de Terror, como Ito, Nakayama brilla en el relato corto. Ya me lo habían recomendado y a mí mismo me decía, que nada como Ito y sus sustos. Uff, pues nada. Hay más orégano al otro lado del monte. Gracias a ECC y su puesta de miras ahora en manga de calidad, ya podemos disfrutar de este nuevo para mí autor y lo que propone. Por eso era indispensable para mí tener/leer/poseer su antología Semillas de Semillasdeansiedad_04Ansiedad. Una publicación de las que devoras del tirón. Pillé los dos primeros tomos y a poco me entero que acaba de publicarse el tercero… Ufff. Más caviar negro.

Un tipo no puede dormirse y mira por la ventana al edificio de enfrente y contempla una figura que yace desde el exterior observando a alguien desde… ¡Un piso 50! Lo pero es que se gira y ahora va a por él Una chica percibe que esa ancianita que está siempre en aquella esquina pidiendo limosna…, ¡no tiene pies! Un par de crios se fijan por primera vez en aquel lugar del trastero de su padre donde hay una figura humana tapada con una sábana y una mancha de sangre en la cabeza… El nacimiento de un bebé, ¿siempre es una buena noticia? Una chica muy solitaria que nunca sale de casa, una noche ve como se materializa en su cocina una mano… Un hombre que vuelve del trabajo cada noche en su moto, un día se topa con un grupo de sombras que…, son esoSemillas-de-ansiedad-2 un grupo de sombras. Un osito de peluche aparece en sitios inusuales y nadie sabe por qué… Encontrar un asiento libre en el bus, una noche solitaria, de esas que no hay nadie en la calle, puede dar lugar al peor encuentro de la vida de una joven…

Y diréis: «¡Pero tío, qué lo cuentas todo!». Para nada. Como os decía, he leído los dos primeros tomos de Semillas de Ansiedad, los cuales cuentan cada uno con más de cien páginas, y la virtud, caracteristica o pros, es que son relatos gráficos de una, dos o cinco páginas como mucho. Y aunque los fans de las historias largar de Terror siempre acusamos al relato corto bueno de que nos dejan con ganas de más…, estos no, os lo aseguro. Van a tiro hecho. Al momento inquietante y asustadizo de un libro. El momento clave. El encuentro. El agobio. El desenlace en algunas tramas, el momento más terrorífico de ciertos guiones.

Semillasdeansiedad_05Semillas de Ansiedad, es la antología con la que Masaaki Nakayama ha debutado en España reinterpretando leyendas urbanas, historias de fantasmas y supersticiones propias del folklore japonés. Es joya, sí JOYA en mayúsculas para los amantes del Terror. Escenas inspiradoras como pocas, de las que ya me gustaría tener la libertad de intentar desarrollarlas más.

El descubrimiento de Masaaki Nakayama es uno de los mejores regalos lectores que me han hecho en mucho tiempo. Después de tiempo sin dar con Terror del bueno. Historias cortas tan imaginativas como perturbadoras. Relatos que combinan terror psicológico con elementos sobrenaturales para conferir una nueva dimensión a leyendas urbanas y supersticiones. Y ahora me entero que acaba de salir el tercer tomo y ultimo… ¡Wow!

Después de casi haber perdido la esperanza con el manga de Terror cuando probé los primeros que llegaron a este país, los cuales se centraban más que nada en mostrar Semillasdeansiedad_02seres lovecraftianos… Junjji Ito me ha demostrado que sí hay esperanza. Se suma a ello Masaaki Nakayama. ¿Y qué puedo decir? Que quiero más. Tiene que haber más. Me dicen mis pajaritos que Hideout (2010), de Kazizaki Masasumi es joyita. Que Hyōryū Kyōshitsu (¡¡1972!!), de Kazuo Umezu, también. Que El niño gusano (¡¡1975!!), de Hideshi Hino ya tarda en estar aquí. ECC Ediciones creo que lo sabe. O si no, por favor, escuchen a los pajaritos.

Siempre relaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *