Reseña: El Elefante Desaparece, de Haruki Murakami

el-elefante-desapareceA estas alturas, el nombre de Haruki Murakami habrá llegado a vuestros oídos por un medio u otro. Es uno de los autores de moda. Sus ideas, sus escritos filosóficos, evocadores e incluso me atrevería a decir, profusores de otra realidad, son diferentes, originales. Un mérito a tener en cuenta y eso, que viene de la tierra donde una de las máximas es : «No hay nada nuevo bajo el Sol».

Como todo lo bueno, como todo lo que llega lejos en tan poco tiempo y rompe las barreras de la narración conservadora, la ficción de Murakami, es a menudo criticada por la literatura tradicional japonesa por su intenso uso del surrealismo. Aunque yo diría que también por que suele enfocar en cantidad de ocasiones conceptos que incitan al fatalismo.

Pese a todo, ya es considerado una figura importante dentro de la literatura moderna. The Guardian ya lo tiene situado entre los mejores novelistas de la actualidad. Ha sido considerado, nada más y nada menos que para el Premio Nobel de Literatura en 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015, aunque todavía no ha sido reconocido para el galardón. Pero lo inevitable, llegará. Y haciendo mención a sus palabras: el camino del conocimiento es uno, directo, aunque otros ramales corren paralalemente a él.

Haruki Murakami (Kioto, 1949) es uno de los pocos autores japoneses que han dado el salto de escritor de prestigio a autor con grandes ventas en el mundo entero. Ha recibido numerosos premios, entre ellos el Noma, el Tanizaki, el Yomiuri, el Franz Kafka o el Jerusalem Prize, y su nombre suena reiteradamente como candidato al Nobel de Literatura, como ya os he dicho. En España, ha merecido la Orden de las Artes y las Letras, concedida por el Gobierno Español, y el Premi Internacional Catalunya 2011.

Tusquets Editores ha publicado doce de sus novelas —entre ellas la aclamada Tokio blues. Norwegian Wood y Los años de peregrinación del chico sin color—, las personalísimas obras De qué hablo cuando hablo de correr y Underground, así como cuatro volúmenes de relatos: Sauce ciego, mujer dormida, Después del terremoto, Hombres sin mujeres y ahora El Elefante Desaparece.

El Elefante Desaparece es una antología de diecisiete relatos que fueron escritos entre 1980 y 1991, y que fueron publicados en varias revistas japonesas primero, y luego en algunas colecciones incluso internacionales como The New Yorker, Playboy o en la revista Mobil Corp. Encontramos en ellos surrealismo en abundancia, temas dolorosos, pérdida, confusión, soledad y destrucción de valores y de vidas que emiten un intenso modo de ver los problemas para muchos ideas banales.

El título del libro viene a colación de la último historia de la antología.

El pájaro que da cuerda y las mujeres del martes, habla de una misteriosa llamada telefónica que exige a una mujer diez minutos de sus tiempo y de un hombre que a falta de su esposa conoce a una chica del jardín vecino. Nuevo ataque a la panadería, cuenta como un hombre le cuenta a su nueva esposa sobre un atraco que él y su amigo hicieron a una panadería. El comunicado del canguro, va de una carta dirigida a la sección de control de productos de una tienda con una queja sobre un producto comprado por error. Sobre el encuentro con una chica cien por cien perfecta en una soleada mañana del mes de abril…, creo que cuenta todo el argumento en el titulo.

Sueño, habla de una mujer no ha dormido durante diecisiete días…, y hasta ahí puedo contar. La caída del Imperio Romano. La revolución india de 1881. La invasión de Polonia por Hitler y El reino de los vientos enfurecidos, es todo un mismo relato donde un hombre escribe en su diario, impulsado por frases dispares que van atosigándole durante todo un día. En Lederhosen, una mujer le habla de sus divorcio a su madre, cosa que la impulsa a hacer un viaje a Alemania en recuerdo a su exmarido. Quemar graneros cuenta la historia cuenta la historia de un curioso narrador y su pasión por hacer lo que dice el titulo. En El pequeño monstruo verde, una extraña criatura le propone amor a una mujer, y al poder leer su mente, lo utiliza contra ella.

En Un asunto de familia, un hombre discute con su hermana menor sobre su último novio. En Una ventana, un graduado pasa un año trabajando en “La Sociedad de la Pluma”, lugar que trabaja respondiendo cartas por demanda. La gente de la televisión cuenta como cierto tipo despues de hacer cierta “instalación”, es capaz de hacer tratos con la gente que aparece en la caja tonta. Aunque eso la lleve por el mal camino, como sucede. Muy buena historia.

Un barco lento a China, otra chulada de historia donde un hombre de Tokio relata sus contactos con los chinos. El enanito bailarín habla de un tipo que se relaciona con un juguete en una extraña fábrica. En El último del césped de la tarde, un hombre decide dejar de cortar el césped después de que su novia le de una curiosa noticia. Silencio, cuenta la vida del boxeador amateur Qzawa y de su pelea con su compañero de escuela, Aoki. Y la joyita que cierra la antología es El Elefante Desaparece. Una obra maestra donde un elefante adulto mayor se propone desaparecer sin dejar rastro.

Menuda metáfora a la vida.

No suelo contar todos los argumentos de una antología de relatos. Aun asi, en esta ocasión he decidido hacerlo para que el que no conozca aún a Murakami, vea que suele escribir de historias en principio banales o sin apenas suspense, a pesar de que cuando lo descubres de verdad, las lees plácidamente; ves y disfrutas con el surrealismo como nunca lo has hecho anteriormente. Os lo aseguro.

Tusquets Editores ha publicado en español todas sus obras. Tienen buen ojo, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *