Reseña: El Ala Rota, de Antonio Altarriba y Kim

elalarotaEl ansia de leer buenas historias no decae. Creo que nunca lo hará mientras vaya encontrando tanto bueno en estos tiempos que corren. Y el vello de punta cuando se trata de autores patrios, esos mismos que despuntan con tan buenos trabajos. Por ello, todo aquel que a estas alturas se haya topado con los trabajos de Antonio Altarriba tales como El Arte de Volar o mi preferida, uno de los iconos del cómic de género negro de mi cómicteca, Yo, asesino (http://cronicasliterarias.com/2015/01/07/resena-yo-asesino-de-antonio-altarriba-y-keko/), sabrá de lo que hablo.

Antonio Altarriba es básicamente un maestro de esto. Aunque quizás se haya decidido por este camino un poco tarde. Estoy seguro que a estas alturas pudiera llevar ya una larga de obras maestras del cómic (al menos, de cómic costumbrista) en su haber; y seguro estoy que con un buen porcentaje de aciertos entre ellos. Un autor que se confiesa guionista con incapacidad, quizá un desequilibrio entre cabeza y manos a la hora de desarrollar sus historias y que dice no saber realizar las imágenes que le vienen a la mente en un orden lógico, cronólogico, etc… (Me siento tan identificado). Para compensarlo, también confiesa que siempre anda buscando dibujantes, fotógrafos, pintores…, a los que recurrir para hacer “realidad” sus historias.

elalarota02Lo dicho: un grande.

No es muy descabellado decir que El Ala Rota es una segunda parte de una posible autobiografía de Antonio Altarriba, la cual comenzara a desarrollarse en 2011 con El Arte de Volar, donde se cuenta el funesto final de su padre. Pero al igual que en aquella obra, Altarriba consigue llevarnos con su trama a la gris y pobre parte de la historia de la sociedad española en el Siglo XX. La parte enferma de ese siglo para nosotros, la dura y amarga vida en una España que intentaba levantar cabeza pero cuyas afrentas de múltiples formas de pensar así como la religión, y la fragilidad de un sistema que sólo beneficiaba al rico y humillaba al pobre; convertía la tierra de conejos en un infierno para muchos. La odiosa miseria de los vencidos y el acechante poder de los favoritos al Régimen. Malos tiempos para la lírica, donde el señor Altarriba nos hace un fotorretrato de la época esta vez con la historia de su madre.

elalarota03En El Ala Rota se cuenta que cuando Petra nació, su madre muere en el parto. Su padre la considera responsable de la muerte de su amada esposa y trata de matarla. Pero Florentina, la hermana mayor de su padre, logra arrebatársela y separarla de la ira asesina de su hermano. Herida en un brazo, la niña es enviada a casa de un primo lejano donde desarrollará gran parte de su vida, atosigada por las secuelas de un ataque tan angustioso.

Pero hay más.

Algún tiempo después, Petra finalmente consigue llegar a donde su padre hace vida. El tipo se ha vuelto un hombre de provecho: goza de varios trabajos, pero su verdadera pasión es escribir obras de teatro. El perdón eterno del hijo cuando se hace mayor, gobierna a Petra y se hace cargo de su padre, a pesar de su brutalidad. ICULT COMIC EL ALA ROTA ANTONIO ALTARRIBA KIMSe convierte en una chica muy hermosa y comienza a atraer la atención de los hombres. Durante ese tiempo el país de Franco aplasta a los adversarios del Régimen, no sólo a Republicanos, sino también aquellos que quieren un retorno de la monarquía. Llega la muerte del padre y Petra sale del pueblo para convertirse en institutriz de un acaudalado hogar y es allí, en un entorno que parece hostil pero que para nada lo acaba siendo, donde entra al servicio de la familia del Capitán General de Zaragoza, Juan Bautista Sánchez, un militar con una opinión muy libre de lo que “está haciendo” Franco con el país. Época, donde Petra conoce a su futuro marido Antonio Altarriba, y se enamora de él para dar paso a un nuevo tramo de su vida…

Cuenta el autor que en El Arte de Volar había contado la vida de su padre, el cual se suicidó a los 90 elalarota05años. Y no mucho después se dijo: «¿Y tu madre? ¿Qué hay de ella? ¿No llevó una vida quizás más tremenda, quizás más potente y con derecho de ser trasladada a papel?». Así es como nació la idea de El Ala Rota. Un curioso y triste pero también bello retrato femenino de lo que fueron aquellos años para la servidumbre, el opresor y el ofendido en este país de machitos insensatos.

Norma Editorial vuelve a hacer lo que mejor sabe hacer. Traernos una obra nacional en formato espléndido para leer, y gustoso de poseer. Un titulazo que no me cabe duda que optará a bastantes premios y es desde ya serio candidato a Premio Nacional del Cómic de este año. Y no es para menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *