Reseña: Spiderman. Hasta que las estrellas se congelen (Marvel Saga), de J. Michael Straczynski y Romita Jr.

spiderman_marvelsaga2Marvel Saga es el formato ideal para muchos cómics. Espero que prospere a otras colecciones clásicas o a recuperar. Económico, cualitativo, lo que muchos lectores estaban esperando. Una nueva colección chula, en tapa dura o cartoné, una edición muy cuidada, similar en formato a los Marvel Deluxe y con una calidad interior parecida a los 100% Marvel. El Spiderman, de Straczynski y Alias, de Brian Michael Bendis (comicazo en el que está inspirado la serie Jessica Jones) fueron los elegidos para abrir esta colección, a la que le deparo larga vida y extensa en variedad de titulos.

Ese es mi deseo.

Después de haber alucinado bastante con este reinicio de Spiderman. Ese mismo que le valiera a muchos para mirar con otros ojos a Parker pero también para sacar al personaje del pozo sin fondo en el que se había metido; mola ver que el paso de los años no le ha provocado ningún rasguño a la serie del polaco. Se ha hablado de su enorme calidad, por lo que supuso el resucitar al personaje de un modo que sin duda era una metáfora. Pero en definitiva, el Spiderman de Straczynski es el claro ejemplo de cómic completo. Pasar de ahí ya es complicado.

Un autor que se hizo nombre a partir de aquí pero que tenía en su haber grandes títulos (donde yo lo descubrí), joyitas como Midnight Nation, donde junto a Gary Frank se marcaron un tebeazo de armas tomar. spiderman_straczynski00Su inicio fue muy bueno, muy prometedor, introducía novedades a cualquier cosa movible como cualquiera con el don emergente en el mundo literario y artístico. Tal vez, por ser también una especie de inicio lo que tomó a llevar a Spiderman, rescata aquellas virtudez de la “primera llegada”. Trata a Peter de forma diferente, lo dota de un entorno rico, popular y maduro; hecho que va subiendo número a número hasta llegar a la conversación con Tia May. Escena sencillamente magistral. Y a partir de ahí, una montaña rusa de vaivenes del personaje, balanceándose entre cierta cantidad de ramales argumentales que no tienes ni idea de en qué depararán.

Spiderman: Hasta que las estrellas se congelen abre con un número que pone los vellos de punta. Una portada totalmente en negro, luto total, para un día terrible para el 99% del globo, un día que nunca olvidaremos los que vivimos de algún modo el horrible atentado del 11-S. Todos sabemos donde estábamos ese día. Un día donde se fueron a pique muchos sueños, la seguridad total que muchos creían posible dejó de existir. Cientos de almas se esfumaron. Y mis amadas torres gemelas…. spiderman_straczynski04Número que se resume en la frase certera de una chica que huye y le dice a Spiderman: «¿Cómo habéis podido dejar que pasara?».

Le sigue el ascenso a esa montaña rusa, valga la redundancia, desde que Parker se encuentra con Morlun por primera vez hasta la lucha final que termina en Vuelta a casa. Soltando el mínimo de spoilers pero los necesarios para hablar algo del tomo, aquí Tía May acaba de descubrir que Peter es Spiderman. Spiderman busca a Doctor Extraño para el asesoramiento sobre la forma de derrotar a un villano que se hace llamar Shade y que acaba de entrar por un plano astral. Peter sigue sufriendo del punto muerto en el que se encuentra su relación con Mary Jane, la cual continua su carrera de modelo recordando muy poco a su ex. Pero los problemas van en cola y suman como si de algo gratuito se tratara. Spiderman lucha contra el Doctor Octopus y otro villano que roba su tecnología con ánimo de lucro. Deparando todo en un final evocador y en familia. Un buen cierre de tomo, la verdad.

Straczynski llamó la atención de Marvel Comics y fue contratado en exclusividad para escribir The Amazing Spider-Man en 2001. Ganó un premio Eisner con ello, presentó nuevos villanos como Morlun. Escribió el spiderman_straczynski02famoso número negro del 11-S que antes comentaba. Su trabajo en Spiderman duró casi ocho años y se acompañó de grandes del cómic como John Romita Jr., Mike Deodato Jr. y Ron Garney para sus proyectos. Su carrera con el arácnido terminó con One More Day, del cual nade tiene un buen recuerdo.

Nada vive eternamente. Aunque todo se resume a que las balas con el personaje se gastaron. Nada bueno es eterno. Pero poco después empezó a hacerlo bien con Thor, mi adorada Silver Surfer: Requiem, en Los Cuatro Fantásticos o Escuadrón Supremo.

De cualquier manera, mientras dure lo bueno, disfruta, como dice la canción. Me quedo con este Spiderman antes que muchos otros post-dosmiles. Entretenido, ideas interesantes y mamporros constantes contra villanos peligrosos a los que parar con urgencia. Diversión, acción y buenos diálogos…, es decir lo que siempre busqué en mi vecino favorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *