Reseña: Duerme Pueblo, de Núria Tamarit y Xulia Vicente

duermepuebloGusta ver que no muy de vez en cuando el cómic patrio lanza destellos como diciendo: ¡Eh, que existo! ¡Qué tengo nivel! Como una pequeña barca pesquera en mitad del inmenso océano del mundo del noveno arte… Pues claro que hay nivel, sólo tienen que tener una oportunidad y así saldrán, verán la luz, y podréis empezar a leer cositas destacables.

Y tendrán una oportunidad. “Tendremos”, una oportunidad de sacar adelante este arte que grande fue, es y algún día volverá a sertenido en cuenta en otros países.

Duerme Pueblo es la puesta de largo de dos autoras de las que se va a hablar mucho en el futuro. Estoy seguro. Núria Tamarit y Xulia Vicente, un tandem del que estoy deseando desde ya leer más. Ambas proceden de una nueva cosecha de autores procedentes de la Facultad de Bellas Artes de la Politécnica de Valencia. La semilla viene buena y lo que proponen en Duerme Pueblo gusta y entra fácil a los ojos. Que es lo primero a tener en cuenta en este tipo de proyectos de literarios de autores noveles.

Pude saber que juntas se han asomado al mundo de la literatura juvenil con El misterio de la mansión quemada, una mezcla de cómic y novela que firmaron junto a Miguel A. Giner Bou. No obstante, la primera obra de extensión que han realizado ambas es Duerme Pueblo. Y bien repartidas las tareas pues cuentan que duerme_pueblo_03Xulia y Núria se entienden tan bien que se han repartido las tareas de guion y dibujo de manera que se hace imposible saber dónde empieza el arte o la genialidad de cada una.

Duerme Pueblo está tan bien elaborada que con muy poco, el cómic te traslada a un ambiente rural de ese que muchos asociamos siempre al norte de este país, lugar en el que la niebla es esa mísera compañera que coge tu mano, cuya frialdad no quieres ni rozar. Una trama que se desarrolla en un entorno rural, unos personajes mundanos, gente que va a lo suyo, niños que juegan, un cadáver hallado en un bosque…

Los vecinos de Barballo enseguida sospechan de la vieja arrugada cual impertérrita se oculta en su cabaña. El alcalde pone de manifiesto ante todos que el asesino debe estar entre ellos y que no saldrá indemne. Un pareja con hechos pasados que los atosigan, el cura blasfemando contra el demonio que se pasea por la aldea, el mafioso alcalde, dos vecinas: la bruja Flavia, la vieja de la cabaña a quien todos señalan por sus costumbres estrambóticas; pero también Julia, la esposa del carnicero y mujer con algunos secretos, fémina duerme_pueblo_04sin ningún temor a sacar la escopeta para hacerse valer. Y la prota Audrey, una niña huérfana que según cuentan es amiga del mismísimo Diablo, y de esos medio espíritus encapuchados con cabeza de lobo que de vez en cuando asoman por el pueblo.

¿Pero sabe la verdad? ¿La muerte de Boniato será vista para sentencia? ¿Quién podría matar sin miramientos al atontado del pueblo? ¿Por qué tanto Mal de pronto hacia un iluso amante de los caracoles? ¿Quién puede desear la muerte de un niño?

Duerme Pueblo mola.

Se lee de un tirón. Una intrigante lectura que encuentra su punto fuerte en el relato criminal y los cuentos viejos y las rencillas de la España profunda. La algarabía festiva de todo un pueblo en alerta. Y con un secreto final que a algunos va a dejar a algunos con el culo torcido pues, ¿quién demonios es ese tío de la gorra en el que nadie había reparado?

duerme_pueblo_05Mientras la aldea duerme, algo se mueve en las sombras. Un cómic tan bien elaborado que incluso te hace dudar de ti mismo. Ediciones La Cúpula trae entre las novedades de abril, la publicación de esta novela gráfica de Xulia Vicente (1993) y Núria Tamarit, (1993), ambas creadoras a las que debemos un voto de confianza porque en Duerme Pueblo lo hacen pero que muy bien.

Un consejo: si eres polifriki, si le das a libros, cómics, pero mejor dicho si eres jugón y te molan los tan de moda juegos de mesa de ahora; estos que tanto auge están teniendo. Deciros que Duerme Pueblo guarda un oscuro secreto para vosotros. Un broche final que si estás puesto, pillarás y sonreirás junto al mismísimo Diablo. Esa misma sonrisa que profesa cuando se lleva un alma a la saca.

Descubridlo por vosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *