Reseña: La Saga de Hrolf Kaki, de Poul Anderson

la-saga-de-hrolf-krakiUno de los casos más extraños que me encuentro en este mundo de las publicaciones editoriales es el hecho de como una editorial que publica Ciencia Ficción, Fantasía o Terror, no mucho después, y pese a vender, termina cerrando. O abandonando el sello dedicado a los tres grandes géneros. Le sucedió a tal, le sucedió a cual…, tampoco es plan ahora de sacar nombres. Pero seguro que alguna se os viene a la cabeza.

Lo que digo es, que mientras el momento de gloria esté en alza, hay que aprovecharlo. Título que se publique, título extraño o que hace una eternidad que ve la luz; haz de pillarlo sí o sí, como entremes de caviar en un bufet. Desaparecen. En este tema, la Colección de Runas de Alianza Editorial es uno de los sellos a seguir en la actualidad. No me cabe duda. Véase publicaciones joyitas como La espada rota, de Poul Anderson (http://cronicasliterarias.com/2013/03/18/resena-la-espada-rota-de-poul-anderson/), El Kraken despierta, de John Wyndham (http://cronicasliterarias.com/2015/11/19/resena-el-kraken-despierta-de-john-wyndham/) o Los Héroes del tan de moda Abercrombie (http://cronicasliterarias.com/2012/09/20/resena-los-heroes-de-joe-abercrombie/). Saben elegir. Es obvio. Saben lo que se hacen eligiendo clásicos como Anderson y Wyndham como objetivo. Grandes autores prolíficos, magníficos títulos que curiosamente desde los 80s con la extinta Martínez Roca, se hace todo un acontecimiento encontrarlos en librerías. Así como suena. Y my friends, ¿a qué se resume esto? A que…

Por fin La Saga de Hrolf Kraki está disponible. Una novela de Fantasía del maestro fecundo Poul Anderson, que fuera publicada por primera vez en 1973. Un titulazo para los amantes de historias como La espada rota. Una obraza para los seguidores de las tramas Fantasy mezcladas con mitología nórdica. Una historia  de corte clásico, que se hace épica por momentos. En ella encontrarás leyendas fantásticas, maleficios y grandes héroes con dioses en disputa. No habla solamente del citado Hrolf Kaki, habla de su familia empezando por la historia de sus antepasados hasta llegar a su presente. Hasta él, el demacrado.

Comienza así la novela con un guerrero que debe averiguar la verdad sobre la muerte de su padre. Un guerrero llamado Helgi y su “dulce” encuentro con la hija de la reina, la bella Yrsa. Cuando Yrsa sufre la violación, ella abandona a su familia y Helgi la persigue, y el malvado pierde la vida en dicha persecución…

Pero Helgi se quedó con el niño. Tuvo un hijo llamado Hrolf y este se ha hecho un hombre de provecho. Hrolf desarrolla su propio reino y una hermandad de grandes guerreros. Hrolf tiene un gran éxito económico y suele ser siempre ganador en tiempos de guerra. Mas, un día Hrolf decide ir junto a sus hombres a visitar a su madre. Quiere saber más acerca de quién mató a su padre. El tipo que ahora hace las veces de marido de su madre, el tal Adhils, no le gusta nada, por cierto. Comienza con él un tejemaneje para poner a prueba sus fuerzas…, y en un arrebato, Yrsa le confiesa que su padre era un violador. Hrolf se enoja y se marcha con sus hombres. Pero los hombres de Hrolf antes de irse, roban el oro y las joyas más valiosas de Adhils… Un hecho perpetrado por adjuntos a Hrolf que ha molestado a los dioses y traerá duras consecuencias.

Una trama que se vuelve cada vez más interesante. Poul Anderson no se detiene en descripciones, baila y hace que te balancees en la hermosura de su prosa. En el melodrama de un cantar de gesta norteño. La situación y la tensión vigorizan cada capítulo. Facilita al lector el entendimiento del que no goza las típicas leyendas nórdicas en su origen. Poul Anderson noveliza la historia de forma maravillosa provocando que avances con ansia para su disfrute. Lo que realmente me gusta de esta historia es que un guerrero no nace, se hace, como siempre idealizan las leyendas nórdicas. Decide buscar la razón de esa espinita clavada, la muerte de su padre, lo que conlleva a un mal giro para con su eterna suerte. Un padre odioso, una mala persona, que parece perseguirle en sus genes.

La mejor escena es sin duda la batalla final entre Hrolf y…, un enemigo que está por salir. O mejor dicho, por forjarse. Un final intenso, épico, muy original para la década en la que fue escrita. Hombres, elfos, dioses, semielfos, vikingos en definitiva, en un mundo de hachazos, egoísmo, y constantes enfrentamientos en la tierra del hielo. Un libro que me consta será de agrado para todo amante de la Fantasía que decida dejarse llevar una vez más por lo que propone este autor tan consagrado en USA pero apenas conocido aquí.

Un título que fue nominado al British Fantasy en 1973, pero cuyo ganador fue The King of the Swords, de Michael Moorcock. Otra saga que desearíamos ver publicada aquí. Tristemente es así, a los españolitos de a pie nos queda tanto y tan bueno por leer…

2 comments

  1. Davies dice:

    Gracias por la reseña. La saga de Hrolf Kaki siempre ha sido una parte importante de mi educación como lector. Durante años he intentado hacerme con el libro, pero la edición que leí de adolescente, en la colección Ultima Thule, es hoy muy difícil y cara de encontrar. Si no es por ti no me entero de que la han reeditado.

    • Juan José Castillo dice:

      Amigo Davies, esa idea es lo que principalmente nos mueve a reseñar títulos constantemente; que todo aficionado a la lectura “se entere” de que obras están viendo la luz… ¡Para disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *