Reseña: Point Blank, de Ed Brubaker y Colin Wilson

pointblankDespués de saber un poquito más como se las gasta Brubaker, esperas que nunca-nunca el mundo creado para Sleeper, termine. Quieres más. Ya sean precuelas, secuelas o historias alternativas con algunos de sus personajes. En mi opinión, podría comer siempre de esto.

Para el aletargado, decirle que Ed Brubaker (1966) es un guionista estadounidense ganador del Premio Eisner. Es conocido por su trabajo en títulos mainstream como Batman, Daredevil, X-Men, Capitán América: Soldado de invierno. Pero también por joyitas independientes del tan de moda género negro como Criminal, Sleeper, Velvet, Gotham Central (http://cronicasliterarias.com/2015/06/08/resena-gotham-central-de-ed-brubaker-greg-rucka-y-michael-lark/) o La escena del crimen, entre otras. Es decir, uno de los artífices del genero noir que tanto atrae a los amantes del cómic de mi edad.

Y me parece normal que Brubaker esté en las cumbre del noveno arte en estos momentos. Pues se alinee con quien se alinee, sus guiones brillan por encima de todo. Es casi imposible creer que todas las historias de este hombre sean tan atractivas. Todas, o al menos todas y cada una de lss que he leído hasta ahora. Como comenté por las redes sociales en cuanto terminé de leer los pointblank02cuatros TPBs de Sleeper publicados por ECC Ediciones, me dije: «¿Es que Hollywood no se da cuenta?».

No entiendo como Brubaker no trabaja ya para la industria cinematográfica como mínimo al ritmo de Mark Millar.

Con Point Blank olvídate del pijameo normal al que estás acostumbrado. Aquí encontrarás tipos con poderes sí, pero un ritmo endiablado de guion basado en el espionaje, la investigación, la intriga, callejones sin salida y tiros en la cabeza. Cole Cash es el idiota borrachuzo que lleva adelante la acción. Conocido en el mundo Wildstorm como The Grifter es quién lleva el peso de la historia investigando para ver quien ha disparado y dejado en coma a John Lynch (Gen13 y Team7) antiguo líder de Operaciones Internacionales. Cash ha decidido inmiscuirse de lleno, pues Lynch estaba a punto de contarle un terrible secreto del que pudo enterarse a medias. Después de aquella reunión en el bar, todo fueron incógnitas, y el que creía que conocía bien para nada es ahora el que pensaba.

Ambos pertenecieron como soldados al Equipo 7 y a pesar de sus diferencias en los últimos años, entre ambos algo de confianza quedaba. Le debe un mínimo de respeto así que decide vengar a Lynch y averiguar pointblank01quién lo mató. Su investigación le lleva a Tao, al famoso Tao, un ex-miembro y enemigo del equipo de los Wildcats. No obstante, un nombre de por medio: Holden Carver, un miembro de la organización de Tao, que resulta ser un agente durmiente en la sombra a la espera de ordenes.

Cole Cash versus Holden Carver. Tao en la fase final. Una lucha contra una organización mafiosa. Contra un líder, una máquina pensante pues dicen que Tao tiene el don de ser el hombre más inteligente del planeta Tierra.

Si sabes ya algo de este mundo creado por Brubaker, verás que en los diferentes capítulos irán apareciendo diversos personajes de Gen13, Wildcats o The Autorithy. De ellos, el protagonista sacará información o un par de costillas pointblank04rotas.

Point Blank es una historia corta porque se hace cortísima. Aun así, una trama inteligente, trepidante e interesante. Ente, ante y ante otra vez. Sí. Por que el ritmo es endiablado en ocasiones, parándose sólo un momento para que tu cerebro lector refresque datos. Un guion como siempre muy trabajado y con giros de tuerca muy chulos.

Lo bueno es que si no has leído Sleeper (http://cronicasliterarias.com/2015/07/06/resena-sleeper-a-su-suerte-de-ed-brubaker-y-sean-phillips/)puedes continuar con ella pues Point Blank se podría tomar como una especia de precuela o preludio. Aunque si como yo, lo hiciste al revés. Te vas a quedar con hambre.

Mucha hambre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *