Reseña: La última salida, de Federico Axat

la-ultima-salida-federico-axatEl último libro de Federico Axat viene con una cinta roja en la que advierte “que no te lo cuenten” antes de afirmar que es el mejor thriller que leerás este año. Ambas cosas suenan bastante manidas, típicas frases promocionales que de tan gastadas ya casi no calan en nuestros cerebros de potenciales compradores.

Vale, no sé si será el mejor thriller que leeré este año porque el don de la clarividencia aún no lo he tengo del todo potenciado pero os puedo asegurar, sin lugar a dudas, que difícilmente saldrá del Top 3. Y que sí, es mejor que no os cuenten absolutamente nada. Y eso hace que reseñarlo sea mucho más complicado, porque como enemigo acérrimo que soy de los spoilers, cualquier cosa que diga de esta novela puede fastidiar alguno de sus giros.

Pero os diré lo siguiente: pocas veces me he sentido tan desconcertado mientras leía un libro, en toda mi vida. Y lo digo yo, que me jacto de adivinar la identidad del asesino en todas las pelis de suspense, que me jacto de intuir los giros en prácticamente cualquier novela. La última salida me ha llevado de la mano por su trama haciéndome sentir completamente desorientado. Y no porque la historia no tenga lógica, que la tiene, y aplastante, sino porque cada vez que gira el resultado es asombroso por inesperado.

Federico Axat ha construido un laberinto maravilloso, uno en el que difícilmente encontrarás el camino de salida por ti mismo. Y en el que en más de una ocasión te preguntarás qué demonios está pasando, cuál es el truco y qué demonios se esconde tras la próxima página.

Sinceramente, una novela de aplauso.

La historia comienza, tal y como dice la sinopsis, con un hombre a punto de tomar un camino sin retorno, con la pistola en la mano y dispuesto a volarse la cabeza. En ese momento se oyen golpes en la puerta y la voz de un hombre pidiéndole que abra la puerta. Ted, el protagonista, ve un papel encima de la mesa, algo que no recuerda haber escrito pero que le insta a abrir la puerta (oh, sí, empieza pronto con los detalles que te hacen fruncir el ceño), y entonces el hombre que está fuera de la casa le pide que no se pegue un tiro, no sin hablar antes con él.

¿Y cómo puede saber ese hombre lo que Ted está a punto de hacer si no se lo ha contado a nadie?

Ted está a punto de recibir una propuesta increíble. Algo que haría que su familia no tengaque pasar por el duro trauma de encontrar su cuerpo tras un suicidio y que, además, le permitirá hacer del mundo un lugar un poquito mejor. Antes de marcharse. Una última salida.

Para entonces apenas llevas diez páginas de la historia y la cosa no ha hecho más que empezar. Las preguntas empiezan a agolparse en tu cabeza de lector y, te lo aseguro, esas son apenas las preguntas fáciles.

Los personajes del libro están muy bien dibujados. Empezando por Ted, cuyo background es absolutamente brillante, un tipo al que entiendes en todo momento (y cuando no, ya lo harás, porque, como he dicho, todo tiene lógica en este libro). Federico Axat ha construido a Ted con el cuidado de quien labra una pieza de orfebrería, al mínimo detalle, algo meticuloso y necesario para que todas las piezas encajen.

El resto de personajes (no quiero decir ningún nombre para que cuando aparezcan no sepáis si son protagonistas o no, porque todo es parte de la gracia) también están bien construidos. De hecho, es fantástica la manera que tiene Axat de revelar detalles trascendentes para prsonajes secundarios y hacer que cobren para el lector un interés importante.

Todo esto, acompañado con un estilo narrativo ligero, de los que más que leerse se beben.

Que no os lo cuenten. Y corred a la librería más cercana porque os va a encantar.

2 comments

  1. Francisco dice:

    Victor, te he dejado un mensaje en tu perfil de arriba

  2. Tortugo dice:

    Y qué interpretación ha de hacerse de la última página…. De la última frase de uno de los personajes? Y la nota con la que empieza el libro? Final claro… Con interrogantes sobre elementos que creías claves y que no tienen importancia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *