Reseña: Aquablue, de Thierry Cailleteau, Olivier Vatine y Ciro Tota

aquablueNos van llegando cada vez más cositas de la BD francobelga y eso es de muy agradecer. Gran momento del cómic que estamos viviendo de todos, gran momento, del que años después de esta oleada muchos nos acordaremos. Y añoraremos. Estoy seguro. Ya lo he vivido.

El cómic franco-belga comprende la historieta francófona producida en Bélgica, Francia y Suiza. Es una de las poderosas, una de las tres grandes, una de las poderoso triunvirato del noveno arte junto a la estadounidense y la japonesa. El término BD (bande dessinée) puede ser aplicado a todas la historietas realizadas por autores franceses y belgas, a todos las historietas publicadas originalmente por editores franceses y belgas, o historietas que aparecen en cualquier revista belga, y por extensión francesa. Historietas con un alto nivel la mayoría, al menos las que yo he leído. Grandes autores, con grandes súper ventas a nivel mundial. Bueno, ya sabéis, cuna de Spirou, Astérix, Barbarella, Lucky Luke o Tintín. Autores como Chaland, Cosey, charles, Giraud, Hugo Pratt o el maestro Moebius. O actuales con este maravilloso don del entretenimiento como Nicolas de Crecy, Ordas, Mounier, Nury Brüno o Prugne, por decir los primeros que me vienen a la mente…

En definitiva, un nuevo mundo a descubrir (gloriosos los ojos), para el que sólo haya vivido del pijameo y quiera pasar de una vez por todas al cómic más “adulto” y “sensato”.

aquablue01Aquablue es una BD de Ciencia Ficción escrita y guionizada por el francés Thierry Cailleteau. Se unieron a este magnífico proyecto audiovisual varios artistas como Olivier Vatine (volúmenes del 1 al 4) y Ciro Tota (volumen 5). Yermo Ediciones nos trae este chulo formato integral de la serie cuyo primer tomo comprende los cinco primeros títulos de la serie. Una serie de aventuras y militar basada en temas ecológicos, que cuenta con no muy buenas críticas la explotación colonial.

Así por encima. pues Aquablue es mucho más que las dos primeras frases que la describen en cualquier web de internet. Cinco álbumes par deleitarte con un espectáculo gráfico y un guion que no desmerece. Un maravilloso mundo marino. Un comienzo enigmático a la vez que triste con la llegada de los terrícolas a Aquablue, con la intención de convertir este nuevo planeta aquablue02en una de sus necesitadas fuentes de energía.

Las referencias, las similitudes y la metáfora, están a la vuelta de la esquina. La salvaje colonización empleada por el ser humano, el depredador por excelencia, hace evidente su desprecio, pese a que estemos hablando de nosotros mismos. El Medio Ambiente es sin duda el trasfondo de esta saga; flor y nata de un mundo intocable para amados de nuestra especie como el maestro y desaparecido Cousteau. Un mundo, un medio, que se corrompe gracias al hombre el cual solo se mueve por dinero.

Y lo sabéis.

Esta primera parte, cinco volúmenes publicados en tapa dura poderosa, se centra en el idilio de Nao. Como todo se rompió poco después de su llegada, cuando una empresa terraquea, Texec, con el apoyo de las nuevas políticas coloniales de la Tierra, decide utilizar Aquablue como localización para centrales eléctricas especiales y alimentarse así del calor de su inmenso océano. Un objetivo, un desarrollo, que sin duda, no mucho tiempo después, provocará una enorme glaciación en el planeta y acabará con todo. Sí, destruirá la vida nativa del planeta pues en ese mundo sí que existen seres vivos inteligentes.

Nao, con la ayuda de sus amigos nativos, un cyborg reparado y algunos terráqueos desilusionados y afligidos aquablue03por la expansión colonial e implacable que han decidido ejercer los dirigentes de la Tierra; deciden crear una rebelión, una Resistencia para hacer frente a los intrusos. Aunque para ello tengan que hacerlo con la belicosidad que se requiere, pues al poco se dan cuenta de que están siendo acechados por un ejército mercenario de gran alcance, las Brigadas Morgenstern, dirigida por la villana tía de Nao, Ulla, que heredó su poderío económico gracias a la muerte de los padres de Nao.

Este genial cómic es asociado por casi todo el mundo al Avatar, de James Cameron o incluso al Waterworld, que machacara tanto a Kevin Costner como actor. No obstante, cuando lo leía, a mi me quedaba la sensación de estar viviendo tiempos pasados, cuando disfrutaba de las tensiones en escaramuzas de la Resitencia de series de TV como V, o incluso voy más allá: le veo cierto toque al Episodio IV de Star Wars, con esos tejemanejes, esas salidas de urgencia de sitios en los que en breve van a ser destruidos por la potencia mayor. Guerra de guerrillas.

En Francia, Aquablue cuenta hoy en día con nada más y nada menos que quince albumnes. El último vio la luz en noviembre del año pasado. Una serie que aquí se dejó de publicar, se abandonó y nos abandonaron, hace años en sus primeros volúmenes. Que Yermo Ediciones haya decidido recuperarla es una tremenda noticia. Una aquablue04muy buena si se sigue adelante y vemos que ocurre por fin a partir del sexto episodio donde después de una media conclusión en el quinto, mi colega franchute me contó que por fin Nao y la Resistencia descubren el secreto que hay tras las Estrella Blanca…

Menudo hype. Aquablue es sólo otro ejemplo de ese cómic franco-belga que tanto necesitamos los que llevamos años viviendo por y para la lectura. Todas las historias aportan algo, un trasfondo, un remanente que te hace amar el noveno arte y la narrativa de anticipación.

Y Aquablue no es distinto. Una trama que naciera a finales de mis queridos e inspiradores años 80s, nunca podría ser algo distinto. Solo súper recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *