Reseña: La corona del pastor, de Terry Pratchett

La-corona-del-pastor-PortadaLlega el momento terriblemente triste que algunos pensamos que nunca se produciría. Quizás porque pensábamos que los grandes maestros y sus escritos son constantes, y que tal vez, debido a su poder, a su don, son capaces de seguir aportándonos nuevas historias (a través de un mensajero espectral, así parecido a un duende mensajero con gorro de bufón en este caso), nuevas historias desde el Más Allá. Ya saben, negarse al antónimo de la vida.

Llega a nuestro país, la última novela de Terry Pratchett basada en su genial y extensa obra, Mundodisco. Una novela publicada por Fantascy que comienza con una gran variedad de comentarios de grandes autores y su pensamiento sobre el desaparecido genio inglés. Autores de la talla de George R.R. Martin, Neil Gaiman, Brandon Sanderson, Patrick Rothfuss o la propia Ursula K. Leguin. Todos le echamos de menos.

Terry Pratchett (1948-2015), para todo aquel insensato que no lo pudiera conocer, fue un escritor de Fantasía y Ciencia Ficción, cuyas obras más conocidas corresponden a la serie del Mundodisco (Discworld). Fantasy, crême de la crême, que tiene su principal virtud en el humor. Humor inglés por supuesto, que a muchos nos encanta. Pues, ¿qué humor puede ser más inteligente que el que utiliza el sarcasmo o la ironía como espada? Escribió además novelas juveniles, relatos cortos y colaboró en la redacción de los guiones para las adaptaciones televisivas de sus novelas. Con más de 70 millones de libros vendidos en 37 idiomas, es el segundo autor británico de ficción con más ventas después de J.K. Rowling. Sí, la autora de Harry Potter. Así que ya me dirán si no tiene pecado que algunos no lo conozcan o peor aún, que sabiendo de él y de sus eternas recomendaciones, jamás se hayan puesto a leerlo.

Voy a intentar no hacer muchos spoilers. Será difícil, siempre lo es. Pratchett es un autor tan ingenioso que cada escena que escribe es brillante y suele tener gran relatividad con la trama. Empezar por deciros que las primeras veinte páginas de La corona del pastor (en especial, a fans o lectores asiduos), les dejará con el culo torcido. Ocurre algo muy gordo al principio que no esperas y cuya incógnita dejaré en el aire. Pero exacto, afecta a un personaje muy conocido.

La historia de la novela tiene dos hilos principales. Los problemas de sucesión de Tiffany Dolirodo como jefa de las brujas, y otra, la batalla con los elfos que invaden el mundo a raíz de ese acontecimiento tan gordo del que os he hablado antes. Hay cosas destacables que van acompañando la trama en torno secundario pero que a la vez atan cabos. Una bruja de voz calmada e interesante, un varón joven con una cabra muy inteligente, un extraño interludio entre los leñadores, el estudio de una sociedad de ancianos que no tienen otra que hacer que contemplar unas uñas muy gruesas y problemáticas…

Es curioso ver que este libro lo dedica Pratchett a uno de sus personajes mito como es Esmerelda Ceravieja (Yaya). Un personaje que se hizo más y más complejo a lo largo de toda las obras en las que participa. Uno que es sin duda, una de las creaciones más queridas del autor. Ella es fuerte y dura, así como fuerte y sabia, temible, siempre que disponga de “recursos”. La corona del pastor (http://www.megustaleer.com/libro/la-corona-del-pastor-mundodisco-41/ES0144766), es una epopeya a ella a ella, que por ser una bruja, es capaz de prever con exactitud y prepararse para… todo. Por otro lado decir, que los elfos de Pratchett son todo lo contrario a Tolkien. Aquí no son seres señoriales casi santos, a Pratchett le va mas el entorno glamuroso y representarlos como seres desagradables sin sustancia. Destruyen cosas por el placer de hacerlo. Y ciertos niños de esta raza son para “cogerlos con pinzas”.

Con la lectura de La corona del pastor uno tiene sentimientos encontrados. Por un lado te gobierna el ansia de volver a estar leyendo un libro nuevo del maestro. Hecho que durante un tiempo fue un acontecimiento en mi vida, pues íbamos con las publicaciones a libro por año y era todo un acontecimiento las esperas en las librerías. Era o es eso, en cuanto tienes en mano un nuevo libro, te dices: «¡Guau! Esto lo devoro en nada». Y es así. Por que estas novelitas al lector de a pie, le dura una semana como mucho. Es altísimo el nivel de enganche.

Pero por otro lado, deciros que estamos ante un libro que desprende tristeza en muchos sentidos. Pena por saber que es el último, pena por imaginar de algún modo que Pratchett también “sabía” que sería el último. Dicen que sabemos cuando nuestra hora está a punto de llegarnos. Un instinto innato de los seres vivos, en fin…, lagrimitas fáciles caerán.

Se lo he dicho a todo aquel que alguna vez, desde la ignorancia, me preguntó por los libros de Mundodisco, pero también lo digo aquí. Los libros de Pratchett se devoran. Si entras en su dinámica (que se entra muy fácil si te gusta la Fantasía), serás feliz durante al menos cuarenta y uno de sus libros. Eso si no te pasa como a todos y decides ir Más Allá. Terry Pratchett falleció el 12 de marzo de 2015 en su casa cerca de Stonehenge, donde vivía con su mujer Lyn y su hija. La buena noticia es que Rhianna Pratchett, su hija también escritora parece querer tomar los mandos. Desde aquí, vaya mi gratitud eterna para el maestro. Mi mejor recuerdo es estar en la calle, en la parada de autobús, riendo mientras leo Mort, uno de los títulos de Mundodisco; y la gente inepta me mira de soslayo y niega con la cabeza.

Ilusos.

One comment

  1. Ivan Pacheco dice:

    El saber que la Muerte se acerca es privilegio de los Magos y Brujas de Mundodisco, ¿Por que no habría de ser privilegio de su padre? Ame a Pratchett desde que me devore “El Color de la Magia” y “Ritos Iguales”. Supongo que el Mundobola se ha apagado un poco para los que lo conocimos a través de su Mundodisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *