Reseña: Portales, de George R.R. Martin y Stefano Martino

portalesDice George R.R. Martin (sí, el mismito de Juego de Tronos) que hace muchos años, allá por cuando empezaba a escribir el primer volumen de Canción de hielo y fuego, logró vender una idea para un piloto de televisión a una cadena. Esa idea se basaba en una simple idea, la de una chica capaz de cruzar portales que llevan a tierras paralelas. Aquel piloto, Doorways, se convirtió en un gran “y si” para él. Entre problemas de agenda, producción y suerte, aquel piloto acabó enterrado y visto para sentencia sin convertirse en serie.

Y eso llevó a Martin a escribir en serio Juego de tronos.

Lo que se pregunta el autor en la introducción que hace al comienzo de este volumen es: ¿Y si Portales hubiera triunfado?

Años después, Aleta ediciones nos trae la versión en comic de Portales. Y vas sobre aviso, sabes que es un piloto de una serie y que probablemente su final sea abierto y decepcionante, pero luego la historia te engancha, resulta interesante (aunque tiene peros que analizaré más adelante), y cuando te quieres dar cuenta llegas al final y… sí, la cosa queda lejos de cerrarse.

Las virtudes de Portales son varias: por un lado cuenta una historia emocionante y con fuerza para enganchar al lector. Tierras paralelas, una fugitiva capaz de saltar entre mundos, extraterrestres que la persiguen y un doctor que acaba enredado en medio de todo sin desearlo. El dibujo es correcto (con algunas viñetas dignas de pararse a observar) y la narración y el diseño de cada página contribuyen a que se lea en un suspiro.

Los problemas principales de Portales tienen que ver con el hecho de que es un piloto de televisión y la trama queda lejos de cerrarse. Además, como es un piloto, apenas te presenta a los dos personajes principales (Gata y el médico) pero en realidad tampoco llegas a conocerles demasiado, ni a ellos ni a sus inquietudes o personalidades. Claro, en las series de televisión te puedes permitir dar a conocer a un personaje con sus movimientos, e ir desarrollándolo en sucesivos capítulos. En un comic el idioma es diferente y eso deberían haberlo tenido en cuenta.

Además, en la historia aparecen otros personajes y esos sí que no están ni siquiera esbozados. Los extraterrestres merecen señal aparte. Parecen personajes muy potentes, con un odio hacia Gata y una determinación importantes, pero apenas intuimos las razones por las que la persiguen. Y quedamos lejos de conocerles.

Los personajes que se cruzan con nuestros protagonistas por el camino pues poco más de lo mismo.

Así que, y digo esto teniendo en cuenta que la historia me ha gustado y, como buen piloto de televisión, me ha dejado con MUCHAS ganas de saber más, de conocer mejor a Gata, de cruzar a otras tierras y ver qué nos tendría deparado Martin, lo cierto es que se queda corta. Se convierte en un “y si” también en la cabeza de los lectores.

Y si esto continuara. Porque desde luego aquí hay mucho que contar. Leed Portales. Os gustará y os dejará con ganas de más. Y luego estaréis de acuerdo conmigo en que la historia da para, al menos, tres o cuatro temporadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *