Reseña: Shane y otras historias, de Jack Schaefer

jack-schaefer-shaneJack Warner Schaefer (1907-1991) fue un escritor estadounidense nacido en Ohio, muy conocido por sus westerns. Su trabajo más exitoso fue su novela corta Shane (1949), una historia tan brillante que al poco de ser publicada se requirieron sus derechos para el cine y se convirtió en una gran película (Raíces Profundas), aclamada por la crítica. No obstante, pocos se dieron cuenta que su mérito era enorme ya que el propio Schaefer nunca había estado, ni visitado nunca siquiera, un lugar cercano al famoso Oeste Americano.

Debido a varios westerns de éxito que vinieron después, el autor continuó escribiendo no sin antes trasladarse a Santa Fe, Nuevo México en 1955 para estar rodeado de “ambiente”.

Shane fue publicada inicialmente en 1946 en tres partes en Argosy Magazine. Originalmente fue titulada Jinete de ninguna parte. Esta nouvelette ha sido traducida a más de treinta idiomas, y adaptada a la famosa película de 1953 protagonizada por Alan Ladd, que antes os comentaba.

La historia se sitúa en 1889 en Wyoming, cuando este territorio seguía libre a la Ley de Colonización de 1862. Narrada por el hijo del granjero Bob Starrett, en Shane, la tierra no reclamada en un principio, la que rodea a la hacienda de los Starrett, ha sido utilizada por un conductor de ganado llamado Luke Fletcher pero también reclamada por el padre de Bob, Joe Starrett. Lucas Fletcher se estableció allí en primer lugar, sólo ante tanta tierra, pese a ser una zona que demuestra ser una zona de paso, una zona de interferencia…, y ahí comienzan las lindezas entre ambos vecinos. Pero Shane es un misterioso y extraño tipo que llega a la vida de los colonos. Un tipo duro y sabio que ha recorrido Occidente. Se empieza a creer que tal vez pueda ser Shannon, un pistolero que desapareció en Arkansas hace años. Joe Starrett contrata a Shane como ayudante para la granja, y Shane deja a un lado sus ropajes limpios y se pone el mono de trabajo. A continuación, ayuda a los granjeros a evitar la intimidación de los Fletcher y sus hombres, que siguen intentando que estos abandonen sus granjas. Es entonces cuando Shane demuestra lo terrible que pueden llegar a ser las cosas para todos.

Jack Schaefer escribió docenas de western posteriores ya investigando a fondo. Fue también editor de antologías de cuentos occidentales. Parecía gustarle las tramas e historias vistas a través de los ojos de un niño o pistoleros que trataban de colgar las armas. Su poder narrativo es mantenernos sentados leyendo un westerns con un guion tenso por sus detalles y los hechos que se te vienen encima. En una reseña del New York Times de relatos recopilados del Sr. Schaefer, Thomas Lask escribió en 1967 que “Jack Schaefer no es un escritor de western convencional”, añadiendo que sus novelas, “tensas y muy bien construidas, tenían ingredientes de sobra para desarrollarse como historias algo más complejas”.

Seguimos con lo bueno. Shane y otras historias es el undecimo título publicado por Editorial Valdemar para la Colección Frontera, dedicada al género Western. Otro de los geniales, de este indispensable sello de esta indispensable editorial que maneja los dos géneros literarios por los que más abogo en estos momentos de mi vida. Otro titulazo como tantos otros reseñados aquí de la misma colección. Un libro de relatos insólito, para buenos degustadores de todas aquellas novelas e historias de vaqueros e indios con las que tan buenos momentos de aventuras se pueden pasar.

Novelas, relatos, geniales tramas llevadas al cine, por supuesto. ¿Lo mejor? Que son obras inéditas en papel, algunas jamás han visto la luz aquí, otras difícilmente conseguibles o imposibles de obtener en un genial libro de tapa dura con portadas gloriosas como las que aporta Valdemar. Una buena traducción como siempre de Marta Lila Murillo y una introducción al autor de Alfredo Lara López.

Junto a la novela corta Shane, este pequeño tomito aporta cinco relatos más del autor. Cooter James, un jugador y contable con “muchas expectativas”. El coup de la lanza larga, basado en el noble acto indio del Coup, el valor del agua y las mujeres cheyennes. Ese caballo llamado Mark donde los tejemanejes por conseguir un buen caballo pueden ser de lo más laboriosos. Jacob, donde se cuenta un hecho acaecido años atrás en la infancia de un protagonista algo diferente. O Harvey Kendall, donde otro chico cuenta el extraño comportamiento de su padre frente a las vicisitudes de la vida en el Viejo Oeste. Relatos que algunos tratan el sketch humorístico.

Los personajes de estas historias tienen un eje común. Los relatos, a la pocas frases te introducen en aquella época de tiro fácil, misiones, ganado, formas fáciles de ganarse la vida, miedo en la frontera, paisajes polvorientos y sol acosador… Shane, sin duda, es la historia que sobresale por encima de todas. Es otra pepita de oro de esas que tienes que leer si de verdad te mola esta temática. Olvida por un momento las películas y sumérgete (como yo) en la verdadera literatura, inspiración pura, en el insensato y desagradecido Far West que tanto mola a los amantes de la buena literatura.

One comment

  1. Juan dice:

    Tiene muy buena pinta. Creo que lo voy a comprar en breve… Muchas gracias por la reseña ;)
    Por otro lado, destacar la gran labor de “Valdemar”, que está haciendo un trabajo fantástico desde hace años, rescatando obras maestras de todo tipo de literatura de genero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *