Reseña: Oda a Kirihito, de Osamu Tezuka

odaakirihitoCuesta oír las palabras de algunos ilusos hoy en día hablando mal del Manga. De un lugar, de una zona creativa, de un partenón de buenas ideas, ideas muy que muy originales eternamente copiadas. Para quién subestime el manga, siempre le aconsejo que recurra a los mejores. En realidad, este consejo es para todo en la vida, pero aún más para las recomendaciones literarias.

Recurrir por ejemplo a Osamu Tezuka es darte de lleno con una inmensa tierra de buenas ideas, argumentos bien labrados, historias tan bien contadas que enganchan desde el principio; que no te sueltan y te erizan la piel. Personajes dignos del recuerdo. El humor que trata el dios para los japoneses y amantes del buen manga Osamu Tezuka, siempre gusta y la mayoría de las veces sólo es sugerente. Por otro lado, nada en la obra de Tezuka es simple. Y eso que siempre le acusaban de que muchos de sus personajes se parecían una barbaridad y tenían el mismo estilo de pelo de punta y la nariz puntiaguda. Hecho a lo que él se defendía diciendo que le gustaba sacar al mismo “actor” en diferentes papeles.

odaakirihito02Osamu Tezuka es conocido, sobre todo, por ser el padre de Astroboy. Pero sabed que su contribución al anime y al manga es comparable a Disney con la animación y el mundo de los cuentos. Todas sus obras son indispensables de leer. Desde que ECC Ediciones estrenó su nueva línea manga, grandes obras del maestro están viendo la luz en nuestras tierras y eso es muy de agradecer. Planeta Cómic publicó Fénix (http://cronicasliterarias.com/2014/01/20/resena-fenix-de-osamu-tezuka/) y con ello viví de forma genial la evolución de nuestros antepasados. Con La canción de Apolo que nos trajo ECC aluciné y me arrodillé al misticismo de varias historias con las que aún sueño (http://cronicasliterarias.com/2014/08/13/resena-la-cancion-de-apolo-de-osamu-tezuka/). Así que sin dudarlo un solo momento corrí rápidamente a por Oda a Kirihito. Un titulo del que no tenía ni idea, pero que firmado por Tezuka poco importaba su argumento o los comentarios que pudieran existir.

Creo que con la segunda viñeta que vislumbré por primera vez me enamoré de su arte, sobre todo, al recordar grandes animes que se pudieron ver en TV en los 80s. Desde entonces me odaakirihito04propuse leer todo-todo del dios japonés del manga.

Oda a Kirihito fue un manga serializado originalmente por Big Comic en Japón entre 1970 y 1971. En 2006 vio su traducción al inglés. El argumento, con mucha ciencia ficción como le gustaba hacer a Tezuka ya en aquellos años, habla de un joven médico llamado Kirihito Osanai y sus esfuerzos para curar una extraña enfermedad que deforma a sus víctimas. Más que deformarlas, es como si las fuera transmutando en seres caninos. Hablando en plata, lo que hace la enfermedad denominada como Monmo es convertir a los enfermos en perros-personas hasta matarlos.

Como solían hacer los médicos de la época que trabajaban con afán en una urgente cura, Kirihito se infecta a sí mismo para poder tratar el Mal más de cerca. No obstante, a partir de entonces, todo va a peor. La depresión del personaje va ligada a una caída en picado hacia la locura y la desazón desenfrenada. Una odisea salvaje odaakirihito2en un mundo donde es secuestrado y maltratado por ignorantes y curiosos, acompañado de nuevos personajes que rápidamente se convierten en aliados o extraños enemigos.

La enfermedad intratable llamada Monmo, cuyos casos se encuentran sólo en el pueblo de Inugamisawa, en las montañas de la prefectura de Tokushima, sigue provocando la muerte después de convertir en perros a sus víctimas. Y ante la desaparición de Kirihito, surge entonces la figura del doctor Urabe. El cual, aparte de proponerse descubrir el porqué de la desaparición de Kirihito, también lucha por lanzar una teoría a la comunidad científica; una llamada a la esperanza de…, de alguien que tiene mucho que ocultar.

Entonces, ¿cuál es la verdadera causa de esta enfermedad y por qué emerge de un sólo lugaro? ¿Y quién es Osanai en realidad? ¿Por qué aparece de pronto una chica que fue atacada por un perro-hombre en su aldea y que desde entonces se ha propuesto ir contrarreloj en una eterna búsqueda del conocimiento a través de las inmensas estepas siberianas? ¿Cuál es el verdadero propósito de este Mal que parece tener la intención de borra a todo ser humano de la faz de la Tierra?

Toda una epopeya publicada por ECC Ediciones en dos tomitos con los que vivir una aventura inolvidable. Cruzar el océano a Taiwan, acercarse a los antiguos poblachos nipones y sus costumbres, vagar sin rumbo por Siria, la tecnología incapaz de tratar lo desconocido… Un terrible camino, una incansable búsqueda llena de dificultades, muertes inesperadas y personajes variados muy conseguidos que te meten de lleno en la trama. Tezuka era un súper dotado. odaakirihito03Muchos de los personajes retratados aquí no son ni buenos, ni malos, son personas y esa realidad es palpable a la vista. Tezuka sentía tanta pasión por su personaje Kirihito que volvió a traerlo en otro manga científico llamado Black Jack, que sin duda, leeré algún día.

Repito: lo mejor de lo mejor, en manga, pongan cualquier titulo y añádanle: «por Osamu Tezuka». No se equivocarán. Siempre-siempre es una buena elección leer al dios del noveno arte nipón.

Siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *