Reseña: American psycho, de Bret Easton Ellis

americanpsychoSer reseñador me ha dado la oportunidad de conocer géneros literarios que en un principio jamás pensé que leería. Antes de que aceptara este oficio, siempre había inclinado la balanza a favor del género fantástico, ya saben, el terror, la fantasía y la ciencia ficción, para quienes aún desconozcan lo que engloba este estilo; y tan solo en puntuales ocasiones había abogado por otros temas narrativos tales como la novela negra o el histórico. A día de hoy, ambos han pasado a formar parte de mi interés personal a la hora de elegir una lectura. Nunca me he atrevido, por ejemplo, con la novela rosa, o romántica, como guste llamarla, ni con la poesía.

Uno de ellos, sin entrar en detalles, no es santo de mi devoción, el otro, simplemente, no ha surgido la oportunidad. Para mi asombro, doy fe, en cierta ocasión me atreví incluso con una antología de relatos eróticos… ¡Y me encantó! Tanto es así que prometí volver a leer algo relacionado con un tema que parece estar censurado y que, no obstante, forma parte de la naturaleza y del comportamiento humano. Y heme aquí, volviendo a este intrincado tema, como dije que haría. Estoy de acuerdo con usted, si es que ha leído esta novela, en que no se trata de erotismo, sino que más bien podríamos llamarlo porno, por decirlo suavemente, pues algunos pasajes de American psycho son de auténtico sexo sucio, sin amor. Guarreridas españolas, ya me entienden.

Los detalles me los ahorro.

También estará de acuerdo conmigo, querido lector, en que realmente al género literario que pertenece esta obra es el de ficción. Y, aunque puede parecer una sorpresa para muchos, esta novela se convirtió en un boom literario a principio de los noventa. Su particular estilo narrativa convirtió a Bret Easton Ellis uno de los autores más populares del momento. Y así sigue, encaramado en un privilegiado puesto de ventas cada vez que una novela suya ve la luz.

American psycho es una novela tan maravillosa como paranoica, donde se refleja la atormentada vida de Patrick Bateman, un adolescente de veintiséis años, amable, educado, rico, afortunado con las mujeres,  amante del J&B y con un trabajo digno que ni siquiera necesita. Pero detrás de esta apacible persona se haya un monstruo sin escrúpulos, un asesino de vagabundos y de todas aquellas personas que simplemente le molestan o le caen mal.

Cargada de un inteligente humor negro, American psycho es una sátira hacia una alta sociedad sin escrúpulos. Una pieza brillante que no debería faltar en su biblioteca.

Debido a la extrema dureza de su lenguaje y de varias de sus acciones, en ocasiones el lector se verá tentado a cerrar el libro para digerir lo que está sucediendo, incluso se sentirá atraído por un frenético deseo de dar por finalizada la lectura. Es un aviso, las escenas de este libro pueden (y lo hacen) herir la sensibilidad de algunas personas.

“Brutal”. Esta podría ser la palabra que mejor definiría a esta obra.

Un consejo: No abandone esta maravillosa obra de arte, si ha llegado hasta aquí, ¿por qué no dar un paso más?

3 comments

  1. ¡Hola!
    Lo tengo esperando en la mesita, me lo ha prestado un amigo y el me lo definió también como “brutal”. La verdad es que le tengo muchas ganas y a la vez un poco de miedo, pero espero poder hacerle pronto un hueco entre mis lecturas.
    Un beso

    • Óscar dice:

      ¡Hola, Isa!
      Espero que disfrutes su lectura, pero déjame advertirte una vez más, como dije en la reseña: “este libro puede herir la sensibilidad de algunas personas.” Aún así, te animo a que lo leas. Es algo más que brutal…

      • simon dice:

        Como (pseudo) bibliofilo aun me cuesta creer no haber leido american psycho, pero bueno, vueltas d ela vida, y como dijiste, la casi inalienable tendencia a buscar libros fantasticos… me animare a probarlo!
        pd: aunque realmente, no creo que exista algo mas desagradable, brutal y visceral que el comic “Crossed”

Responder a simon Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *