Reseña: Lo que nunca sabrás, de Jeong I-hyeon

loquenuncasabrasHe de reconocer que nunca había leído a ningún autor coreano, de hecho ni siquiera conocía a ninguno. Fue cuando Ediciones B puso en mis manos Lo que nunca sabrás, entonces me di cuenta de lo que me había perdido hasta la fecha. Y no solo porque este título se haya convertido en un best seller en dicho país con más de 100.000 copias vendidas, sino que, además he tenido el enorme privilegio de leer a una autora asiática con un prometedor futuro, de hecho en su país es una escritora muy popular.

Tal vez resulta chocante para muchos (yo al principio me incluía en este lote) de que los nombres de los personajes nos van a resultar difíciles de memorizar. Les garantizo que en esta novela nada de esto sucede. Apenas han transcurridos un par de capítulos y ya los tienes a todos memorizados. Habida cuenta tampoco son muchos y hay una página donde puedes acudir siempre que quieras ver quién es uno y quién es otro.

Asunto zanjado, si se inclinan por hacer caso a esta reseña y comienzan a leer este thriller, estén atentos al estilo narrativo de Jeong I-hyeon, con pulso sensible y ritmo frenético y, sobre todo, a como juega adrede con el lector, con una naturalidad innata, provocando que, en el transcurso de la lectura, todos los personajes les parezcan culpables de la trama. Incluso los propios personajes desconfiarán de su propio entorno. Suspense en estado puro que hará que las páginas vuelen una detrás de otra. Os lo garantizo.

“Yu-ji tiene diez años. A su tierna edad posee un talento especial para tocar el violín. Nadie le había enseñado a tocarlo cuando le regalaron uno, cuando apenas contaba con cinco años, pero en cuanto extrajo el instrumento del estuche, supo cómo tenía que hacerlo.

Cierto día, y sin dejar ni rastro, la niña desaparece. Nadie sabe adónde ha ido o con quién estaba. Nadie la había visto. Cuando llega la medianoche, todos guardan silencio. El tiempo pasa y la niña no regresa a su hogar. ¿Es su talento musical el responsable de que ahora la hayan secuestrado? Este y otros muchos interrogantes empiezan a formarse en el seno de su familia y Sang-Ho, su padre, finalmente decido contratar a un detective privado para que se encargue del caso.

Poco a poco, se va tejiendo una espiral de desconfianza entre los miembros de esta acomodada familia de Seúl. Nadie está libre de sospecha. ¿Por qué, se preguntan todos, Sang-ho ha contratado a un detective en lugar de acudir a la policía? ¿Por qué, de repente, vuelve a aparecer el amante de Ok-yeong, la madre de Yu-ji, en su vida? ¿Tiene alguna relación una antigua conversación que hablaron Jae-woo y Eun-seong, la hermanastra de Yu-ji? ¿Qué hay sobre el extraño comportamiento de Hye-seong, el hermanastro de la pequeña?…”

Lo que sí os puedo garantizar es que van a disfrutar de este gran thriller donde resulta difícil destacar alguna faceta por encima de otra: la trama es un fiel reflejo a lo que acontece en la sociedad surcoreana; los personajes son notables; el ritmo es exquisito; el estilo literario, sublime… Una novela que, después de cuatro años de ser publicada, por fin llega a nuestro país. Una joya. Leedla, gente.

2 comments

  1. Ana Petrook dice:

    Acabo de leer esta novela y buscando datos para mi reseña de mi blog, llegué a ustedes. Me encanta su sitio!!! Felicidades
    Ah, y muy buena la reseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *