Reseña: Wayward Pines. El Paraíso, de Blake Crouch

Wayward_PinesPodría decir que me enganché a esta novela gracias a la serie de televisión que está emitiendo en la actualidad la cadena Fox en Estados Unidos. Podría, incluso, afirmar que me equivoqué viéndola antes de haber leído la novela. Podría, pero en el fondo sabría que sería un error, puesto que hay novelas que obtienen su boom literario poco después de que hayan sido plasmadas en la pantalla y que sin este motivo, tal vez la hubiese dejado pasar desapercibida. Afortunadamente, este no fue el caso.

Quiero ser honesto con este libro que acabo recién de cerrar sus páginas, pues estará casi con toda seguridad ocupando los puestos más altos de mi lista de leídos a la conclusión del presente año. Digo que quiero sincerarme puesto que estuve buscando su publicación durante varias semanas y, al no hacerlo, me disponía a pedirlo en inglés en un conocido portal de ventas por Internet. Mi suerte cambió cuando, dando ya por finalizada mi búsqueda de la novela de Blake Crouch, (va a ser cierto aquello de que cuando dejas de buscar algo es cuando lo encuentras), me tropecé por puro azahar con que el ejemplar lo vendía en España la editorial Destino. No os podéis imaginar la cara de satisfacción que se me quedó ante tal hallazgo. ¡Vaya suerte la mía!

Poco tiempo después tenía Wayward Pines. El paraíso en mi casa, listo para ser devorado. Pues eso es lo que pasó en cuanto lo abrí: devorarlo. Cuatrocientas páginas pasaron a la velocidad de la luz por mis ojos. Cada vez que terminaba un capítulo quería saber qué ocurriría en el siguiente. Esta es de esas novelas que te atrapa. Y nunca mejor dicho, habida cuenta de que Ethan Burke, el protagonista de esta historia, también se halla preso en un paraíso de rejas llamado Wayward Pines.

Según confirma el autor en las notas finales de la novela, la misma fue escrita como un homenaje a una de las grandes series que ha dado jamás la televisión: la magnífica Twin Peaks. Cierto es que las similitudes son evidentes, ambas tienen ese clímax cargado de suspense, ligeros toques de ciencia ficción, pasajes de horror puro y visceral, una investigación policíaca y un dramatismo sin precedentes. Es imposible que esta novela no pueda gustarte si vieron la clásica serie de televisión.

“Ethan Burke es un agente de los servicios secretos de Estados Unidos. Mientras conduce su coche en horas de servicio junto a su compañero Stallings, se empotra contra el morro de un camión Mack en un pueblo ubicado en el estado de Idaho llamado Wayward Pines. Después de este suceso, el agente vaga por el pueblo y aparece, aturdido, en el interior de una cafetería. Todavía confuso tras el golpe, comienza a recordar la misión para la que fue encomendado: encontrar a los desaparecidos agentes Hewson y Evans…”

Esta es una pequeña introducción a esta maravillosa novela. A partir de este momento, empezará una cruzada por las calles de Wayward Pines. El lector incluso dudará si lo que sucede es real o es un simple producto de la imaginación de la perturbada mente del agente secreto. Emoción en estado puro, suspense, mucho suspense, drama, ciencia ficción y terror, todo ello envuelto en unos paisajes paradisíacos, pues si algo se parece al jardín del edén es Wayward Pines. Pero, al mismo tiempo, también es una ciudad donde nada ni nadie puedan entrar ni salir… ¡Bienvenido a Wayward Pines!

¡Léanla, please!

2 comments

  1. Ups! Pues justo hoy iba a empezar a ver la serie… Pero veo que sería un error ¿no? No sabía que había libro, aunque he estado mirando y parece que es como una especie de saga y que hay varios. Intentaré hacerme con él y haré esperar a la serie.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *