Reseña: Black Paradox, de Junji Ito

black_paradox_junji_itoGrande Junji Ito. Jamás pensé que el mejor Terror actual lo iba a leer en manga.

Es “divertido” ver/vivir/leer algunas historias donde lo lógico no es posible y lo ilógico, bien llevado, se convierte en una serie de situaciones que aparte que te dejan con el culo torcido más de una vez, se van dando casos de tramas tan raras como originales. Hay lecturas que permanecen en tu mente después de pasar por ellas y otras, tienes que hacer un esfuerzo grane por mantenerlas. Las buenas (esas que yo, el pesado, llama “originales”), son las que arraigan en tu pensamiento y no lo sueltan.

Ocurre con Black Paradox.

Junji Ito (1963) es un artista de manga japonés de género de Terror. Algunas de sus obras más notables incluyen Tomie, una serie que narra la vida de una niña inmortal que impulsa a sus admiradores afectados a la locura, Uzumaki, una serie de tres volúmenes sobre una ciudad obsesionada con espirales, Gyo, una historia en dos volúmenes donde los peces son controlados por un hedor de la muerte y Black Paradox que…

black-paradox02Además de Kazuo Umezu, Ito ha citado a Hideshi Hino, Furuka Shinichi, Yasutaka Tsutsui, y en especial a H.P. Lovecraft como principales influencias para sus obras. Algunos de los temas recurrentes de la obra de Ito incluyen personajes aparentemente normales que comienzan a actuar irracionalmente, la ruptura de la sociedad, organismos del Inframundo, la maldad de la locura, el misterio de las aguas profundas, y la inevitabilidad de la propia muerte. El universo de Ito es muy cruel y caprichoso, sus personajes son a menudo víctimas de malévolas circunstancias no naturales de las que es casi imposible escapar.

Black Paradox comienza con dos chicos y dos chicas que han quedado para suicidarse. No se conocen, cada uno tiene una razón para abandonar este mundo cruel y despiadado. Así que han decidido ir a algún lugar tranquilo para finalmente blackparadoxmorir. Mientras van en el vehículo comentando cada uno el motivo que tienen para quitarse la vida, uno de ellos comenta que días atrás vio a su doppelgänger, es decir, se vio a sí mismo. La leyenda cuenta que normalmente ves tu doppelgänger días antes de morir. Pero mientras en el coche, otro vehículo les adelanta y las chicas gritan cuando se percatan de que en ese vehículo van ellos mismos…

Llegan al bosque medio aturdidos por la visión y empiezan a comentar como quitarse la vida. La horca, armas de fuego, pero de pronto uno de ellos propone sacar una manguera que trae en su maleta para introducirla por la ventanilla y así poder todos juntos y asfixiados por los gases del tubo de escape. Una muerte dulce y tranquila, ¿no? Mientras tanto, comentan a que se dedicaba cada uno antes de llegar hasta allí. También qué puede significar haber visto ese coche que les adelantó por la autovía y como algunos de ellos tenían una ligera diferencia en black-paradox03su doble. Por ejemplo, una de las chicas, que tiene media cara quemada por accidente, se da cuenta que su doppelgänger tenía la parte contraria del rostro dañada. Uno a uno, empiezan a ver que en todos y cada uno existe alguna diferencia. Así que deciden investigarlo y quedan otro día para suicidarse. Pero en el camino de vuelta comienzan a darse una serie de acontecimientos, la pequeña bola de nieve empieza a crecer de tal forma…, que jamás podrán imaginar donde acabaran sus vidas.

Pero el lector tampoco se puede hacer una idea (en ningún momento) de hacia donde va la trama. Cantidad de hechos extraños, uno tras otro, se dan en Black Paradox. Os sentiréis como en un tobogán directo hacia el Caos.

Junji Ito siempre propone una premisa interesante. Me parece genial lo que está haciendo ECC Ediciones al publicar su obra. De hecho, he leído por ahí que piensan publicarla toda ella poco a poco. Aparte, lo chulo de estos tomitos, es que lalamedorasiempre incluyen pequeños relatos cortos también escritos por el autor. Como buen autor de Terror, Ito también trabaja el relato corto. ¡Y de qué forma! Sólo diré los títulos de los incluidos aquí: La Lamedora y El pabellón de lo Sobrenatural. Dos historias cortas que te dejaran medio muerto, en especial, la primera.

Aunque muchos mangas se conviertan en anime. Las series de televisión nunca podrán llenar esos huecos que el cómic deja a la imaginación. Me encanta la sensación de inquietud que provocan las historias de Junji Ito. Este mangaka y sus historias de gente que pierde la esperanza para…, para ser imposible volver a recuperarla, te deja perplejo una vez más. Cuando leas algo de él, ya no podrás parar.

Yo: «No puedo parar».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *