Reseña: Justicia Auxiliar, de Ann Leckie

justicia-auxiliarLo bueno de estar globalizado, lo fantástico de estar todos conectados en este nuestro querido planeta azul, lo “más mejor” de todo, es que estamos súper informados. Eso puede ser bueno o malo. Según tú raja del culo, dicen. Según la mía, es muy bueno pues cuando algo pega muy fuerte en algún lugar del mundo, la noticia llega en breve. Tanto a mí y a tí, como a las editoriales…, eso my friends, beneficia a todos de alguna forma.

No todos los días una primera novela de un autor del que nunca había oído hablar antes, descarrila ante mis ojos asombrándome con una buenísima novela de Ciencia Ficción actual. Su brillo y originalidad os deslumbrará, lo aseguro. Oí hablar de Justicia Auxiliar casi sin pretenderlo en una conversación entre dos amigos “nerds” que sobreviven en la tierra de las oportunidades. La conversación era: «¿Por qué, siendo un género que debería estar en alza, sale un buen titulo cada demasiado tiempo?». La respuesta fue otra pregunta, aunque ambigua: «Tío, ¿tú no has leído el último Premio Hugo, Nebula, Arthur C. Clarke, Locus y BSFA?». «¡¿Es que todos son el mismo libro?!», respondimos los dos. «Por supuesto, caraculos». La nueva novela de Ann Leckie ya ha alcanzado una posición bastante alta entre mi lista de mejores space operas leídas, comentario común.

Justicia Auxiliar hace muchas cosas muy bien. Contada en primera persona, es una narración en dos partes: el presente, que comprende una trama de suspense (entre otras cosas) en el que Breq, el último sobreviviente soldado auxiliar de un cuerpo ahora destruido busca adquirir un arma con el que poder aniquilar al Señor de la Radch. Todo en un planeta helado, remoto, un lugar para terminar por fin el cumplimiento de su misión; pero en el pasado, Breq era Justicia de Toren, un cruzabatallas colosal con una inteligencia artificial que conectaba a miles de soldados que servían al Radch, el Imperio que había conquistado la galaxia. Nos enteramos así de lo que le pasó al establecer una quijotesca acción mal aconsejada. Un hecho de rencor hacia él que jamás esperó. Un acto de traición le destrozó y ahora solo cuenta con un único y frágil cuerpo humano, numerosas preguntas sin responder y un ardiente deseo de venganza.

La prosa de Leckie es clara, musculosa y poderosa. Te sumerge rápidamente, te da un empujón hacia una buenísima trama de suspense. En mi opinión, si no fuera por la arquitectura empleada en la novela, la ambientación, Justicia Auxiliar sería un novelón de este género. De hecho, creo que disfrazada está.

Una trama que se agarra fácilmente, que insta a seguir adelante por la de hechos extraños que vas encontrando. Un relato intercalado, inteligente y bien ejecutado. La alternancia del pasado y el presente exacerban tensiones en la historia. Además, descansos y pausas que parecen totalmente naturales, nada forzados.

En la última parte hay una exploración tan interesante que me maravilló. De esas veces que estás leyendo y lo flipas, y te dices: «¡Tengo que leer más CF, $&%#$%!».

Breq es un soldado auxiliar, creado a partir de los cuerpos sin vida de los pueblos conquistados. Díganme si no es ya una tremenda idea. El Señor de los Radch, no es sólo un multicuerpo, sino también una entidad malvada con cantidad de partes diferenciadas. El Mal reunido. Otro detalle (o detalles) que me fascinaron del argumento es los mundos creados y su arquitectura. Leckie es realmente buena en eso. Durante el curso de la historia pasamos por tres ubicaciones planetarias o extraplanetarias separadas dentro y en la periferia por el Imperio conocido del Radch. Uno de ellos es un planeta recientemente conquistado. Uno que no está dentro de los límites del Imperio. Se trata del eje central, en el corazón de la cultura Radchaai y su dominio. Cada lugar representado con sus propias culturas y subculturas individuales, pero con fuertes variaciones internas y divisiones. Leckie agranda en una crítica temática en curso de la naturaleza odiando con su prosa a los imperios particularmente expansionistas.

Genial, lo mires por donde los mires.

En definitiva, Justicia Auxiliar es una novela inmensamente entretenida. Conceptualmente ambiciosa, con muchas capas y muchos niveles en los que uno puede imaginar fácilmente el escenario. Un argumento que necesita desarrollarse por supuesto en futuras novelas porque si no… Por que lo bueno debe seguir, Dios mío. Lo bueno no puede terminar.

¿Hacerte con ella? Éxito lector asegurado.

4 comments

  1. Adonita dice:

    Estoy buscando un regalo para alguien que ha leido MUCHA ciencia ficcion, creo que esta es una buena alternativa…

  2. ATI dice:

    LAMENTABLE LA NOVELA, LA TERCERA PARTE LEIDA Y TODAVIA ESTOY ESPERANDO ENTENDERLA, GOZARLA O SENTIR ALGÚN EMPATIA… NADA DE NADA. UN BAJÓN.
    MIRÁ LAS TRILOGIAS DE PETER F. HAMILTON O LOS LIBROS DE VERNOR VINGER, ESE LIBRO NO EXISTE, ABURRE LO QUE ES PEOR

    • Juan José Castillo dice:

      Para gustos, los colores. A mí me encantó. Si puede ser cierto que hay que tener una base de lectura de CF para que te mole más.

      Por cierto, no sé si lo sabes, escribir en mayúsculas es de mala educación en las redes.
      Da la sensación de que el que expone está gritando ;)

  3. ATI dice:

    NO ENTIENDO COMO PUDO LLEVARSE TODOS LOS PREMIOS, SOY UN LECTOR PERMANENTE DE LIBROS, ME ENCANTA LA CF. ESTE LIBRO ES TERRIBLE, TERRIBLEMENTE ABURRIDO, LENTO, CONFUSO, SIN EMOCIÓN.

    POR DIOS
    OMG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *