Reseña: Casey Ruggles, de Warren Tufts

caseyGracias a editoriales como la del amigo Manuel Caldas, se pueden seguir consiguiendo estas joyitas del cómic de tiempos atrás. Una vez más, una gran alegría al ver que se puede tener entre tus manos a nada más y nada menos que Casey Ruggles, en una genial edición a tamaño apaisado con las que vibrar con las grandes ilustraciones de Warren Tufts.

Casey Ruggles es un cómic occidental escrito y dibujado por Warren Tufts que funcionó desde 1949 hasta 1954. La tira de domingo fue lanzada por primera vez el 22 de mayo 1949. Tufts es un dibujante poco conocido en España del que hasta la fecha existían dos volúmenes de B.O y un material recientemente publicado por EPSON scanner imageManuel de Caldas: la serie completa de Lance publicada en cuatro volúmenes. Pero ahora nuevamente podemos gozar de más material de este genial autor. Warren Tufts es un dibujante que sigue un estilo similar al de Harold Foster en cuanto a composiciones de páginas. Otro buen dibujante.

Casey Ruggles es un aventurero del Viejo Oeste en California durante la fiebre del oro. Un ex sargento del ejército de los Estados Unidos, que se va encontrando con diferentes personajes a lo largo de sus contingencias. Gente como Kit Caron, William G. Fargo, Millard Fillmore, Jean Lafitte y Henry Wells. Como ya dije, el cómic se ambienta en el oeste americano y la serie tiene comienzo en el periodo inmediatamente posterior al final de la Guerra de Secesión.

La tira de periódico de Casey Ruggles utiliza motivos y escenarios occidentales para completar una amplia gama de historias que van desde dramas, acción, hilos casey01de comedia e incluso alguna que otra historia de terror ocasional. El héroe, un sargento dinámico, ex de la caballería y en algún momento U.S. Marshall se dirige a California para encontrar fortuna. Este fue el motor narrativo durante toda la época de Tufts.

Un ilustrador fenomenalmente talentoso. Un buen narrador. Lamentablemente comenzó su carrera en las tiras de periódico poco antes de que el momento estuviera dando paso gradualmente a la era de la televisión. Había estado trabajando escasos años antes en la época dorada de la aventura pero ahora llegaba tarde al estrellato.

Comics Club Pacific recogió muchos de esto clásicos perdidos en la década de los 80s. Ahí los conocí yo. Y por eso no hago sino mencionar el gran valor que tiene que este titulo vea de nuevo la luz. Una pequeña joya apasionante e informativa, irónica en ocasiones pero con grandes tintes de clasicismo del bueno de nuestro amado noveno arte y sumado al western.

Intriga e infalibilidad humana. La existencia pura y dura del colonialismo. Gusto por aquellas grandes tramas de acción que recuerdan a las mejores películas de John casey02Ford o Raoul Walsh. Casey Ruggles gusta por todo. Un perfecto material a la altura de los grandes del género como Tex o Blueberry. Cassey Ruggles no cae en el tópico de indio malo, hombre blanco bueno. Tufts aborda el tema de un modo racional y realista. Tufts no duda en denunciar el genocidio cometido por el gobierno americano contra los nativos del norte.

Tufts tuvo otra pasión en su vida. Construir sus propios aviones. En 1982, mientras pilotaba uno, se estrelló y nos dejó para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *