Reseña: El misterio de la mosca dorada, de Edmund Crispin

elmisteriodelamoscadoradaEdmund Crispin (1921-1978) es el seudónimo de Bruce Montgomery. Un problema de nacimiento en las piernas le privó de poder jugar con sus compañeros de clase en cualquier disciplina deportiva. Lejos de sentirse una persona inservible, dedicó su tiempo a pasar largas horas encerrado en la biblioteca. De este modo, hoy en día está considerado como uno de los autores de novelas detectivescas más importantes del siglo XX.

Su particular modo de enfocar los casos lo han catapultado a lo más alto de este género. La mayoría de sus casos se centran en habitaciones cerradas donde se ha cometido un asesinato, también llamados “locked room misteries”. Es aquí donde el británico se desenvuelve con especial soltura. Su personaje más popular es el profesor Gervase Fen, un aficionado a las novelas detectivescas y La mosca dorada es su primer caso.

Edmund Crispin es mundialmente conocido por su obra La juguetería errante, considerada como una de las cumbres de la Edad Dorada de la novela de detectives inglesa, y donde el rol protagónico también recae en Gervase Fen. Este singular personaje es capaz de poner en entredicho la efectividad de toda una flota de detectives que sigue las pistas del caso en cuestión. Su “modus operandi” y su peculiar sentido para resolver los casos, de manera rápida y efectiva, deja a todos los presentes boquiabiertos.

En La mosca dorada, la cuarta novela publicada por la editorial Impedimenta sobre la saga de Gervase Fen, el profesor resuelve el misterioso asesinato de una joven actriz de teatro en apenas unas cuantas conversaciones pero, para bien del lector, mantiene la intriga hasta el capítulo final de la novela.

Yo mismo, tal vez emulando un poco al señor Fen, he investigado sobre esta obra y me ha sorprendido (decepcionado sería la palabra adecuada) la poca puntuación que recibe esta novela magníficamente confeccionada. Tal vez esta circunstancia sea debido al hecho de que, en ocasiones, pueda parecer un poco lenta, pero presiento que es algo que el señor Crispin hizo a propósito, para dar mayor suspense. A mí, por supuesto, me ha dejado con la boca abierta. Ya espero con muchas ganas Holy disorders, título original del siguiente caso que también será publicado por Impedimenta en algún momento, como ya ha anunciado la editorial.

“El tren con destino a Oxford está a punto de hacer su entrada. En los próximos días, la ciudad se convertirá en un cotilleo debido a la llegada de una nueva compañía de teatro que tiene previsto actuar en la localidad. Un contratiempo está a punto de suceder a los pocos días de empezar los ensayos: la joven Yseut, una actriz mediocre y dada a mantener aventuras con muchos hombres, va a ser asesinada en el hotel donde se hospeda. Todo apunta a que el asesino es alguien conocido pero, dado a que tiene tantos enemigos debido a sus constantes idilios amorosos, ¿quién podrá ser el autor del crimen? ¿Se trata de un ajuste de cuentas? ¿Un crimen pasional? ¿O caso es el dinero el motivo de tal atrocidad? Un profesor de Literatura y Lengua Inglesa de la Universidad de Oxford llamado Gervase Fen se pondrá al frente de una investigación que traerá más de un dolor de cabeza a las autoridades competentes. Un aficionado a la novela de detectives es quien será el encargado de resolver, en apenas unos minutos, al autor del crimen, el cual no será desvelado hasta el último capítulo de esta fascinante obra…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *