Reseña: Cuentos de los Viudos Negros, de Isaac Asimov

cuentosdelosviudosnegrosCuando creías que ya lo habías visto todo, vas y te enteras de que Isaac Asimov, el gran divulgador científico y escritor de maravillosos relatos de Ciencia Ficción, también tuvo una faceta como escritor de relatos de Misterio. El ingenio y la erudición, la capacidad de deducción y un fino humor también tienen lugar en estas narraciones. El autor de una de las mejores historias que he leído en mi vida, Estoy en Puertomarte sin Hilda, vuelve a sorprenderme a pesar de los años. Cuentos de los Viudos Negros es una colección de cuentos de misterio del escritor estadounidense Isaac Asimov, donde desarrolla un club ficticio cuyos componentes son viudos, y cuya reunión tiene su fuerza en tomar parte de algunos casos extraños como agentes detectivescos. Cuentos de los Viudos Negros fue publicado por primera vez en tapa dura por Doubleday en junio de 1974. La edición desde entonces ha sido traducida a varios idiomas.

Alianza Editorial acaba de publicar en formato bolsillo este indispensable ejemplar. Una edición muy llevadera para degustar en cualquier parte. Como os decía, la base central de estos argumentos son los misterios descubiertos (o no) por los Viudos Negros. Un club literario de comedor de los que realmente existieron muy pocos, pero donde se incluyen The Inkilings donde se personaban J.R.R. Tolkien o C.S. Lewis, por ejemplo.

Esta edición recoge doce relatos del maestro. Una nueva reimpresión y un homenaje a la famosa revista de misterio Ellery Queen´s Magazine de la que muchos autores aprendieron; incluido Asimov, que le dedica aquí la introducción (como siempre incluso las introducciones del maestro son ya indispensables). Muchos de estos cuentos fueron publicados en la famosa revista. Ejemplares que poseo unos cuantos, donde muchos relatos son gloria bendita del género.

En Cuentos de los Viudos Negros, cada historia trata sobre el conocimiento de los miembros del club de casos y sus trivialidades. En cada trama se mantiene el escenario, los protagonistas y una cierta cronología. Los Viudos Negros es un club privado de seis amigos con un nivel cultural aceptable que se reúnen una vez al mes para charlar, beber y comer en un restaurante que reservan para tal fin. Tienen unas normas claras, que a muchos sorprenderá. Y también un singular camarero que les sirve.

En La risita adquisitiva (1972), Anderson y Jackson tienen un peculiar negocio: la adquisición de todo tipo de objetos de valor que luego revenden. Anderson, fundador original del negocio, es un tiburón de los negocios. La peculiaridad de Jackson es la honradez. No pegan nada uno con el otro. Después de unos años deciden separar el trabajo… y surge el problema. Relato muy pero que muy original en su resolución.

Relatos como Q de quimera (1972), ¡Adelante, librillo! (1972), El factor obvio (1973), ¿Miss qué? (1973), La curiosa omisión (1974), son las típicas historias de misterio con pregunta retórica brillante que costará desvelar al lector.

En Mañanita del domingo (1973), unos drogadictos asesinaron a la hermana de uno de los Viudos Negros unos años atrás. La policía cerró el caso pero cantidad de conclusiones se pasaron por alto. Relato de 10. De mis favoritos del libro.

En cuentos como El dedo indicador (1973), Yankee Doodle fue a la ciudad (1974) o Fuera de su vista (1973), se magnifican las grandes agencias y sus devaneos para evitar la autoridad con una ganancia económica como fin. Casos también magistralmente propuestos.

La Ellery Queen’s Mystery Magazine cambió algunos de estos títulos para su publicación, aun así, se volvieron a recuperar para esta antología. Las historias también con frecuencia vienen con epílogos del propio Asimov. Un tipo muy controlador pero cuyos detalles engrandecen más al propio relato. Aunque a estas alturas ya he leído bastantes cosas de él, nunca me consideré gran fan de Isaac Asimov. Sin embargo, no hay que ser muy listo para saber que estamos ante uno de los grandes maestros de la literatura de ficción. ¿Qué ocurre entonces? Pues que conocer de esta nueva faceta (para mí) del autor, ha provocado que lo suba un peldaño más del podium (debe existir uno más, ¿no?) de donde suelen estar los números 1.

One comment

  1. Adonita dice:

    Ya le tengo echado el ojo porque lo que he leído de Asimov que son todo relatos me ha dejado fascinada, seguro que el cambio de género no afecta la calidad de las historias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *