Reseña: Mi libro de cine

cubierta-cineOK.inddVoy a simplificar esta reseña: si estás buscando un regalo y tienes la suerte de que la persona a la que tienes que dárselo es amante del cine, no sigas buscando, este libro le va a encantar.

Ojo, no estamos ante una guía al uso, aquí no vas a encontrar una lista de datos de películas, actores y directores; tampoco texto y más texto que leer a modo de enciclopedia del séptimo arte. Porque lo interesante de este libro es que no está hecho para cualquiera, sino única y exclusivamente para su dueño. ¿Cómo es esto posible? Porque este libro tiene dos fases: en la primera, tendrás que rellenar los cuestionarios que trae, exhaustivos y que cubren todo el espectro cinéfilo, desde el lugar que te gusta ocupar cuando vas a una sala de cine hasta el género que prefieres. Tendrás que escribir sobre aquellas películas que te marcaron en tu infancia, en la adolescencia, las que te marcan ahora y las que ansías ver…

Como reza la portada: un libro para primero escribir y después leer.

También hay una sección en la que enumera las películas más importantes de cada año, hasta 2014, y en la que podrás marcar si las has visto y qué te gustó de ellas (o qué no). Y por supuesto, qué sería de un libro guía sin una sección en la que archivar tus películas favoritas, tus directores favoritos, tus actores, sagas, compositores… Todo lo que una completa guía debe tener está aquí dentro, pero en este caso no se trata de un recopilatorio realizado a modo de base de datos orquestado por el estudioso de turno; lo que obtendrás cuando termines de escribir tu parte será una completa guía sobre tus propios gustos cinéfilos. Lo que convierte a este libro en un recuerdo con cierto grado de nostalgia que guardarás en la estantería siempre bien visible.

Los cuestionarios, sobre actores, películas, sagas y demás, son como ya he mencionado exhaustivos y completos. Un excelente repaso a la memoria, a las filias personales, a todo aquello relacionado con el cine y que querríamos atesorar en nuestra cabeza tenemos ahora un sitio en el que plasmarlo y dejarlo escrito a modo de legado.

A mí, como amante del cine que soy, me ha sorprendido muy gratamente Mi libro de cine; muchas veces a lo largo de mis 33 años he pensado en clasificar las películas que me han dejado huella, en enumerar todo aquello que me interesa, como hacíamos cuando éramos unos niños y guardábamos todo lo relacionado con nuestras series favoritas (al menos en mi caso: tenía una carpeta llena de cromos de la Supertele con imágenes de V, McGyver, Dragones y mazmorras, El equipo A, Los vigilantes de la playa…). Años después, abrir esa carpeta fue como reencontrarme con el niño que fui; descubrí de nuevo todo aquello que me llenaba la cabeza en aquellos años, vi cosas que me habían apasionado con la nueva perspectiva de la edad, y me resultó una experiencia fascinante.

Y eso, exactamente, es lo que te ofrece este libro. De una forma original, guardar y atesorar lo que hoy opinas sobre el mundo del cine. Yo ya he empezado a rellenarlo y, mientras lo hacía ayer por la noche, no dejaba de preguntarme: ¿Te imaginas si esto lo hubiera escrito hace unos años y hubiera hablado del espectacular tratamiento de la acción en Soldado Universal? Os aclaro el por qué: cuando tenía trece o catorce años vi esa película de Van Damme y recuerdo haber alucinado con ella. Hace dos o tres meses volví a verla y me pareció cutre, muy cutre. También me ha ocurrido con otras películas lo contrario, que siguen pareciéndome joyas (por seguir en el género de acción, Terminator 2 me fascina tanto como lo hacía hace veinte años… dios mío, veinte años ya…)

¿Y a quién no le ha pasado que vio una película en una época en la que no entiendes muy bien lo que contaban y descubrir ahora otros significados en ellas. En las de dibujos animados que ven mis hijos veo cosas que hoy me hacen abrir los ojos y de aquella no me llamaban ni siquiera la atención.

Quiero guardar mi perspectiva de las cosas a día de hoy, en 2015. Dentro de unos años volveré a este libro y me reiré de mí mismo, me sorprenderé de lo que me gusta hoy, o de lo que no me gusta, y compararé con la persona que seré entonces.

Por todo eso, me reafirmo, este me parece un fantástico regalo para quienes les gusta el cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *