Reseña: Un poco de madera y acero, de Chabouté

unpocodemaderayaceroChristophe Chabouté (1967) es un autor de cómics francés muy en boca de todos. Estudió Bellas Artes en Angoulême y Estrasburgo. Publicó su primera obra, en 1993, y a partir de entonces empezó a despuntar. Siguió un álbum colaborativo sobre Arthur Rimbaud. Pero se da a conocer sobre todo en 1998 con la publicación de Sorcières aux éditions du Téméraire (Brujas. La Negrita) con la que fue galardonado en el Festival de Illzach, y con Purgatorio.

Comenzó una gran carrera llena de originalidad donde incluso ilustró novelas para jóvenes.

Un poco de madera y acero, es una obra de 2012 publicada en el país vecino por Vents d’Ouest. Ha sido rescatada para nuestro bien lector por Planeta Cómic, y como todo lo que hace Chabouté es un título digno, digno de echarle un vistazo como mínimo.

unpocodemaderayacero03Un poco de madera y acero. Una idea original como ella sola. La historia de un banco cualquiera del parque. Siempre el mismo banco simple en el que muchos nos hemos sentado. El mismo banco que ve a las personas desplazarse a través de los días, a los vagabundos dormir sobre él, a esa pareja de ancianos disfrutar de cada momento juntos, a ese niño comenzar a andar junto a un padre no muy agraciado, a ese perro orinar sobre una (siempre la misma) de las esquinas. Un banco, un paraíso, un refugio, una isla por el que han pasado cientos de vidas a su alrededor. Una vida enorme. Situaciones triviales, algunas increíbles, sorprendentes encuentros, amores salidos de la nada, una historia divertida y extraña con un policía que pronto se jubila…

unpocodemaderayacero05Un tomo genial. 332 páginas de nostalgia, amor, desengaños, pena, ira y desasosiego por el ser perdido. ¿La originalidad? Un tomo que se degusta de un tirón por la ausencia de diálogos. Un compendio de situaciones reales sin voz alguna. Un tomo mudo, pero completo de nostalgia. Con un final duro donde la añoranza muestra lo único que perdura cuando ya no estamos: los hijos y la tierra.

Chabouté teje brillantemente una historia donde la magia de lo que hacía Chaplin en el cine resurge sobre el papel. Una aventura cuyo héroe es un banco del parque. Sólo un poco de madera y acero lo constituyen…, pero cientos de situaciones y almas deambulan a su alrededor como abejas alrededor de un panal.

unpocodemaderayacero06Un respiro. Un instante. Una pausa. Un cobijo. Un remanso de paz.  Un refugio. Un escenario. Un cruce de caminos. Solo un poco de madera y acero. El paso del tiempo, las relaciones humanas, los vínculos, las tradiciones y el romper la rutina…, o no.

Chabouté es uno de los autores de cómic europeo más importantes de la actualidad. No te pierdas una obra que perdurará por siempre en la mente de cualquier lector que se digne a transitarla. En «vuestra» recuerdo. Genial.

Solo un poco de madera y acero. Original como ella sola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *