Reseña: Jack Staff. Soldados, de Paul Grist

jack_staff_02¿Cuál es la parte más entretenida y constante en el cómic de acción o superhéroes independiente? ¿Quién dice que todo lo bueno del noveno arte tiene que estar en USA? Divertido como poco es Jack Staff. Y no, no es Spiderman, ni los omnipoderosos X-Men, ni nada reciente de Grant Morrison, ni mucho menos Bendis y esos nuevos muchachos, de los cuales, la mayoría de sus ideas tienen menos consistencia que una vela a medio arder. Pero la pregunta debería de ser: ¿tenéis idea de lo que estoy hablando?

Os voy a dar una idea de un buen cómic que apenas se nombra en los medios. Jack Staff. Aleta Ediciones vuelve a hacer un trabajo enorme al recuperar una serie de cómics genial. En mi opinión, de lo más destacado y a la vez “oculto” del cómic en este país. Y estoy diciendo mucho. Aleta Ediciones acaba de publicar un nuevo número, Jack Staff: Soldados, una magnífica obra superheroica del maestro autor de Kane (http://cronicasliterarias.com/2013/09/25/resena-kane-de-paul-grist/), una obra reconocida con las mejores distinciones en los premios Eisners, Eagles o los Professionals Comics Awards.

Durante Jack Staff: Todo Solía ser blanco y negro, el primer número de la historia, Paul Grist hacía un esfuerzo saltando adelante y atrás en el tiempo, sin confusión  jack_staff_02_03o pérdida de flujo narrativo pero subiendo la apuesta; mientras narraba la vida de Jack para nosotros. Un desfile de acontecimientos maravilloso y brillantemente elaborado.

Ahora en Jack Staff: Soldados está todo dicho. Jack, hace veinte años fue el mayor héroe de Gran Bretaña, desapareció y el mundo se olvidó de él. Pero ahora ha vuelto y no lo ha hecho solo. Aquí encontrarás al mayor superhéroe de Gran Bretaña en acción, a los miembros de Q, una oscura organización que investiga crímenes demasiado inexplicables para la policía local. Encontrarás a La Araña, una vieja súper ladrona, que intenta establecerse de nuevo para librar al mundo de un nuevo asesino en serie. Encontrarás a Becky Burdoch, una chica (y más tarde vampira) reportera. Tom Tom, El Robot Man, Charlie Raven y muchos más personajes carismáticos.

O mi favorito, el Inspector Jefe Maveryk.

Grist aún encuentra tiempo para incluir una perfecta historia, bien hilada entre tanto personaje. No hay nada sombrío en este cómic, nada arenoso, todo bien explicado, no te pierdes como en otros cómics independientes con tanto estereotipo. Los enemigos no son gente mega poderosa que con un «deus ex machina» se vencen. Paul Grist logra crear su propio mito de superhéroe.

jack_staff_02_02Página tras página de diseños inventivos, página tras página de acción fantástica, todo perfectamente ilustrado en el estilo reconocible al instante, Grist tiene su marca. Quizás a partir de ahora Paul Grist se vuelva uno de vuestros autores favoritos, tal como lo es mío desde que tuve la oportunidad de leer Kane.

Pronto te percatas de que es un maestro. Un autor capaz de construir una historia interesante en muy pocas páginas. Como dijo Kurt Busiek: «Envidio a todo el que lo vaya a descubrir ahora por primera vez».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *