Reseña: El Rito, de Laird Barron

el-rito-laird-barronUna colección como la que mantiene en el mercado Editorial Valdemar, la denominada Valdemar Insomnia, es algo que esperaban muchos fans del género de Terror desde hace tiempo. Desde las inmemoriales colecciones de Martínez Roca, no teníamos en nuestras librerías títulos tan actualizados de este nuestro querido género. Todo esto sin contar, claro está, el sello de la misma editorial Valdemar Gótica, que eso ya son palabras mayores.

La cuestión es que ahora sí título tras título vamos teniendo obras actuales nada desdeñables con la idea de mantener al lector inquieto, aún más inquieto, en su querido sofá junto al calor dulce, artificial o natural, del invierno.

Con gran éxito entre ciertos círculos, y con una vida casi nómada digna del dios del Terror marítimo W. H. Hodgson, Laird Barron, autor natural de Alaska, ha gastado más de una década de su vida contribuyendo con cuentos a una serie de revistas y antologías. Muchos de sus más notables esfuerzos se han reimpreso en grandes colecciones al otro lado del charco. Las cuatro ediciones del año de The Best Horror of the Year, editado por Ellen Datlow, es un ejemplo de ello. Laird Samuel Barron (1970) es un premiado autor y poeta, cuya gran parte de su obra se inscribe en los géneros de horror, noir, y fantasía oscura. También ha sido jefe de redacción de la revista literaria online Melic Revisión. Ahora vive en New York.

Sus esperada novela por estos lares El Rito (The Croning), cumple con creces las expectativas. Por delante, el horror en la lectura. Aunque catalogaría esta obra como una deliciosa fantasía oscura, delicada y en muchas ocasiones, devastadora. Una visión muy personal del venerable cuento de hadas de la hija del molinero y el enano.

Se abre la trama con un primer capítulo situado en algún momento de un extraño pasado, en un lugar perdido de la Europa medieval. Un suceso raro que deja con las piernas colgando a más de uno. Para llevarnos después al México de los 50s, donde Don Miller y su esposa están disfrutando de unas vacaciones remuneradas. Su esposa es antropóloga, él geólogo. De pronto, Michelle es requerida para una inesperada conferencia sobre unas ruinas que acaban de descubrir. Pero no regresa. Don, pasadas unas horas, empieza a preocuparse y emprende entonces un viaje, una aventura hacia el… Abismo.

Con un comienzo muy al estilo pulp, todo el relato empieza a retorcerse de forma preocupante. Tanto que entras de lleno en el suspense y sientes que no puedes escapar con facilidad. Se establece en ocasiones un tono enfermizo, y nada de lo que supones que pasará, ocurre. Se van sucediendo entonces más capítulos con saltos temporales que aclaran ciertas partes de la narración. Una conversación de antropología más que sugerente con Bronson Ford, dos federales certeros sobre la sombra de Don, ciertas ideas de su abuelo que no conocía… O sí. Estaba en su sangre, ¿no? Una zona de acampada propuesta donde el espeso follaje no dejaba ver “el bosque”. La mansión Wolverton junto al precipicio. Don Miller, adentrado en el horror de una búsqueda angustiosa, resulta que ya vivió ciertas escenas de ese pasado. Pasado del que nada recuerda. Tuvo que abandonar esa vida aburrida de despacho y legajos para mantener su posición como asesor de una importante compañía. Para “descansar eternamente” en una gran casa heredada. Una enorme mansión donde nada es lo que parece. Nunca lo fue, ahora que su memoria vuelve a recargarse… Hay algo en ella que se muestra solo a medias.

El Rito es en ocasiones, un libro de acción, en otras, un relato detectivesco, y por encima de todo, una novela que recuerda a la mejor esencia escrita de los títulos de Lovecraft. Un argumento de los mejores que he leído en mucho tiempo. Lo mejor de la trama es lo que vamos descubriendo poco a poco. Esa segunda interpretación de los hechos que se inyecta en tus venas como un veneno, cuya realidad es muy difícil dejar de lado en tu día a día. Es decir, mientras no lees.

Una enorme criatura para un buen libro de Terror. Influencias de los mejores: Lovecraft, Howard, Stoker o incluso Stephen King en aquel relato La guarida del Gusano Blanco. El Rito es una novela indescriptiblemente íntima de horror cósmico también. Desde el oscuro fantástico cuento de hadas con el que se abre, the-croning-laird-barron-01hasta el mismísimo y apoteósico final con un creciente clímax, y cantidad de incertidumbres para tu corazón.

Laird Barron es un hábil novelista y profesa mi género favorito. Un autor ganador del glorioso Premio Shirley Jackson. Nominado al Sturgeon, el Internacional Horror Guild, World Fantasy y Locus. Barron propone un título ideal, muy recomendable, para esos lectores inquietos que se aburren con las historias (de las que hoy se publican muchas) que en realidad, cuando las desglosas, no dicen nada. De las que nada queda.

Las mejores historias son las que siguen pensando en ellas, mucho tiempo después de ser leídas. El Rito, por ejemplo.

2 comments

  1. Miguel dice:

    Se ve muy interesante esta novela, y este autor. Aquí en Chile también ha llegado esta edición de Valdemar. A ver si me la consigo.
    Muy buena tu reseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *