Reseña: Terminal, de Brian Keene

terminalA sus veinticinco años, Tommy O’Brien es un hombre feliz, tiene una mujer preciosa y un niño encantador. Si no fuera porque a él y a su familia les cuesta llegar a fin de mes, podría decirse que lleva una vida satisfactoria y plena. Ha dejado en la cuneta los recuerdos de un padre maltratador que se enseñaba con él y con su madre poco después de  llegar a casa tras una larga jornada laboral, en la empresa de fundición donde en el presente trabaja Tommy, y con un par de copas de más. Pero en su retina aún está el recuerdo de una madre protectora, una mujer que falleció, dejando este mundo después de haberle sido diagnosticado un cáncer de pecho, aunque no fue este el motivo de su muerte, sino un  altercado donde terminó con varias balas en su cuerpo. Tras quedar huérfano y sin familiares cercanos, el pequeño Tommy es acogido por una familia cuyo hijo es su propio amigo.

Ahora, el tiempo ha borrado todos esos recuerdos, Tommy está pasando por una buena racha… hasta que una visita de rutina a su médico vuelve a golpearle donde más duele. Tommy, al igual que su madre, tiene cáncer. Y está tan avanzado que tan solo le han dado un mes de vida. Para colmo de males, su jefe acaba de despedirle del trabajo debido a una crisis en la empresa. Desmoralizado, tocado, pero no hundido, se dirige a casa dispuesto a fingir que su vida va bien. Intentará ocultar la verdad ante Michelle, su esposa, y T.J. su hijo, hasta que no queden más cartuchos por quemar. Cuando no hay esperanzas, no hay nada que perder.

Esa es su gran ventaja, y por esa razón no piensa abandonar este mundo hundido en la miseria y, ayudado por dos de sus amigos y compañeros de trabajo, y a los únicos a quiénes les ha dado la triste noticia, están dispuestos a atracar un banco y repartirse el botín. Juntos, organizan un viaje para adquirir las armas con las que cometerán el atraco, lidiarán con una pandilla de mafiosos con tal de conseguir su objetivo porque, como tan a menudo dice Tommy, “la vida es una mierda y después te mueres”.

Primera novela que leo de este escritor y me ha puesto los pelos de punta. No sólo por la historia, también por la forma de contarla, además de la fabulosa creación de personajes. Otro autor, y ya van muchos, al que tengo que seguirle la pista y que, además, ha sido galardonado en un par de ocasiones con el Bram Stoker. Casi na’.

Si os soy sincero, no me fue difícil decantarme por esta lectura: tomé un ejemplar de Terminal publicado por La Factoría de Ideas, leí la sinopsis y ya estaba, tenía entretenimiento para un par días. A ver quien es el majo que puede resistirse a un mensaje que reza: “¿Hasta donde serías capaz de llegar si sólo te quedara un mes de vida?”

Aviso a navegantes: es una historia dura, pero a la vez tiene su punto de ternura. A su juicio queda si quieren leerla. Yo, por mi parte, se la recomiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *