Reseña: Culto secreto y otros relatos, de Algernon Blackwood

cultosecretoAlgernon Henry Blackwood (1869-1951) fue un escritor inglés que trató el cuento y la novela en sus más diversas formas. Uno de los escritores más prolíficos, sobre todo, en historias de fantasmas, monstruos y naturaleza de misterio. También fue periodista y narrador de radiodifusión. Se declaró que “su obra es la más consistente y meritoria desde los raros escritos del gran Lord Dunsany”. Nacido en Shooter’s Hill (Londres), a lo largo de su vida desempeñó oficios muy variados en USA, fue granjero en Canadá y fue encargado de un hotel y minero en Alaska. De vuelta a Inglaterra, comenzó a escribir relatos de terror con gran éxito. Como a otros escritores británicos de este gran género, se le relaciona con la Goleen Dawn, aquella organización secreta cuyas enseñanzas pudieron haber influido en la peculiar atmósfera mágica de sus cuentos. Publicó diez libros de historias cortas y a menudo participó en radio y televisión como lector de las mismas. Escribió también catorce novelas, la mayor parte de las cuales aún están inéditas. Amaba apasionadamente la naturaleza, y muchas de sus historias dan fe de ello. Uno de sus relatos, Los sauces, se considera una de las mejores historias sobrenaturales jamás escritas.

Gracias a Alianza Editorial disponemos de una sus cuatro antologías publicadas en nuestro idioma. Culto secreto y otros relatos (Alianza, 2000) es sin duda un buen título para conocerlo. Aunque dudo de que los seguidores de nuestra página no lo conozcan ya, Culto secreto y otros relatos es, como bien indica en el prólogo Borja García, “el signo inequívoco de que se ha entrado en el territorio narrativo de Algernon Blackwood (…) La percepción del mundo que nos rodea va sufriendo una transformación hasta desvelar la existencia de un universo paralelo a aquel con el que estamos familiarizados”.

El hombre al que amaban los árboles abre el libro. El claro ejemplo típico y tan atractivo de Blackwood: un lugar donde se fusionan la naturaleza y el terror. La obsesión de un pintor por los árboles, imágenes delirantes e invocaciones a las fuerzas de la naturaleza en su máxima expresión, el mar como espectador, el susurro y el “dulce” rumor del reino vegetal; un bosque de sucesos, dueño de una poderosa presión psíquica. El hombre al que amaban los árboles narra la historia de un hombre que alza sus oídos al viento, escucha los murmullos del bosque y la brisa silenciosa que sacude las ramas. Hay una malicia en aquel bosque, algo que tantea el alma de los caminantes; algo que brota de la inmovilidad espantosa de los árboles.

El ocupante de la habitación pone a prueba a los que pierden su estabilidad fácilmente. Mantiene siempre en vilo al lector, al plantearle la resolución de un enigma inefable que se salda con una revelación y que suele incluir otra recompensa…

Culto secreto es la obra cumbre de esta antología. Blackwood rememora el internado en el que estudió, pero lo transforma hacia un entorno oscuro y de terror. La historia de un ilustrado que decide hacer un alto en el camino para desviarse solo un momento y ver que queda hoy en día de aquel internado en un pueblo perdido donde recibió educación alemana en su infancia. Con el dulce cameo de su investigador más famoso, John Silence, encontramos una trama donde nada es lo que parece. O sí.

Complicidad previa al hecho es una breve historia de pavorosa intensidad. Un encuentro con un vagabundo en un cruce de caminos, una sombra de mirada ansiada con alguna enriquecedora vida que contar.

La otra novela corta que se incluye es Descenso a Egipto. Mundos y ritos arcanos a la espera de ser desempolvados. Los más alucinógenos relatos de la mitología de Cthulhu y de la cosmología de Lovecraft para vuestro deleite.

Ya nos conocéis. No somos mucho de revelar tramas cuando a relatos cortos se refiere. Mucho menos cuando la calidad es tan inconmensurable en la letra escrita. Sería como dar un gran buche a vuestro enorme café o comernos el último bocado de vuestra mejor tostada de aceite y jamón. Culto secreto y otros relatos es uno de los mejores desayunos que he tenido. Lo disfruté temprano. La noche es otra cosa cuando se trata de Algernon Blackwood.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *