Reseña: Batman. Superman. Wonder Woman. Trinidad, de Matt Wagner

trinidadMatt Wagner y ECC Ediciones ofrecen este libro en formato prestigio tan esperado. Los tres iconos más reconocidos de DC: Superman, Batman y Wonder Woman en acción. Matt Wagner (1961) es un guionista norteamericano cuyas obras más conocidas son Grendel y Mage.

Desde la primera página, este arco argumental tiene un enfoque de ritmo rápido en los primeros años de los personajes, años en los que aún no se conocían entre sí. Como algunos escritores de DC hacen a menudo, las primeras historias de cómo los personajes se encuentran cambia un poco. A veces para mal, a veces para dar un toque chulo como el efecto que produce la idea de Matt Wagner de dar un toque agradable y purista.

El villano de Trinidad es Ra´s al Ghul, el mismo que desata a Bizarro, así como otros miembros de su ejército contra los superhéroes. Wagner lo hace de forma fugaz con un tono rápido de luz, lo que deja al lector anonadado por la entretenida y atractiva acción de una buena novela gráfica, ahora que puedes leerla en su conjunto. Gracias a este tomo de ECC Ediciones encuentras todo el arco argumental recopilado. Alivio cómico y lápices que incitan al dibujo animado moderno.

trinidad2El diálogo en ocasiones es muy inteligente, provocando sonrisas y reconocimientos hacia el autor. La historia de Wagner hace honor a la publicidad en sí misma. La trama se va centrando, por partes, en cada uno de los personajes de la famosa Trinidad. La intriga se narra en primera persona y con el constante cambio de caracteres. Si te distraes un momento, puede que te afecte. Pero lo normal es que no suceda, porque el argumento es tan atrayente que no puedes dejar de leer.

Los retratos de los superhéroes en sus identidades secretas son la mejor parte de Trinidad. Wagner parece gozar de mucha libertad en este formato. Juega con las personalidades, y lo hace bastante más con Wonder Woman. Clark Kent es Clark Kent en Trinidad, y Bruce Wayne pertenece a una empresa de alta tecnología.

Las viñetas, como he dicho antes, son atractivas y no muy sofisticadas. Hay pocas líneas, y sólo los músculos principales se dibujan; sin embargo, todo está en armonía y proporción. A mí me ha molado, los colores que aporta Dave Stewart, la verdad.

Trinidad es en definitiva una historia chula que ha ganado bastante una vez adaptada al formato prestigio. El ritmo de Wagner, seguramente, sea duro de seguir en formato grapa. Wagner tiene una voz única en los cómics y ha tomado a trinidad3los tres más grandes superhéroes de todos los tiempos para idealizar su propia visión de lo que pudiera ser un primer contacto.

El autor dice que su manera de trabajar depende de lo que tenga entre manos ese momento. Explica que cuando trabaja con personajes de otras compañías, si dibuja y recibe un guión explicando lo que tiene que dibujar, y si guioniza él, realiza una historia que debe ser aprobada previamente. Por ejemplo, cuando guionizó Grendel trató de realizar guiones que aprovecharan todos los puntos fuertes del dibujante. Pero en Trinidad es todo él. Y no es un cualquiera. Ha recibido tres premios Eisner en lo que lleva de carrera.

Trinidad es accesible, emocionante y gratificante. Ha quedado genial este tomo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *