Reseña: Hombes-Lobo, ed. de Juan Antonio Molina Foix

hombresloboVoy picando de aquí y de allá: Ciencia Ficción, Fantasía, Novela Histórica, la tan de moda Novela Negra y Cómics; pero jamás de los jamases abandonaré mi amado género favorito, el glorioso Terror.

Debolsillo tiene sus detallitos y aporta su granito de arena publicando en esta ocasión una edición muy llevadera de la tan famosa edición Hombres-Lobo, de Juan Antonio Molina Foix. Una antología monotemática realmente sublime con cuatro relatos de gran calidad que en su día tradujera el gran Francisco Torres Oliver.

Sublime porque los cuatro relatos que contiene la antología son buenísimos, y porque tanto el prólogo como las notas de Juan Antonio Molina Foix son espléndidos.

El lobo blanco de las montañas Hartz, de Frederick Marryat es magnífico. Quizás el mejor relato sobre licántropos escrito. Aunque forma parte en realidad de una novela de Marryat, El buque fantasma. Aun así, se puede leer de forma independiente sin ningún problema. La soledad de las montañas está muy conseguida y la forma de escribir de los autores del siglo XIX de verdad que me vuelve loco. Considerado en varias listas el mejor sobre el tema.

Hughes, el Hombre-Lobo, de Sutherland Menzies, es el cuento más normalito de la antología pero tiene su cosa. Se lee con bastante interés y fluidez. Hughes es un chico que un buen día tiene que “tirar” de los suyos pero una maldición le aguarda. ¿Saben cuál es? Lo imagino. Pero la forma en que todo sucede, lo dudo.

La caza, de Peter Fleming, es una historia creada por el hermano del creador de James Bond. Es una historia que se disfruta de principio a fin. Pura acción y posiblemente tenga el mejor final de los relatos contenidos en la antología. ¿Previsible a estas alturas? Tengan en cuenta los años en los que fueron escritas estas historias. Dos hombres se conocen en una fría estación del norte de Inglaterra. ¿A qué han venido a estos bosques? A cazar. Sí, a cazar. No a ser cazados. Pero, ¿quién decide eso?

Esta pequeña antología cierra de manera espléndida con uno de mis relatos favoritos no solo de lupinos hambrientos, sino del género de Terror. El Gâloup. Poético, hermoso y original. Una gran historia llevada desde el punto de vista de la bestia. Un final correoso pero entendible de una segunda pasada. Quizás porque tu mente, tu consciencia y tu fanatismo por el género, quiere que la trama no acabe nunca…

En definitiva, nos encontramos con una excelsa antología sobre Hombres Lobo. Cada relato con una breve introducción sobre la publicación e ideas que llevaron al autor a escribir la historia. Una antología que se hace corta, eso sí. La verdad, me falta el que es para mí el mejor relato escrito sobre licántropos. Hablo de El campamento del perro, de Algernon Blackwood. Un relato largo que me encanta en su primera parte, mola mucho sus descripciones y ambientación y cuando entra en escena John Silence, toca la cúspide del género.

Imagina el horror ahí al lado. Cerca de tú casa. En esa vastedad de árboles donde la gente hace barbacoas los días de sol. Imagina ir a cazar y que se quiten las ganas de volver a visitar la “tranquilidad” del campo. Imagina que con esta pequeña antología lo vas a pasar en grande.

Es cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *