Reseña: Yo, Asesino, de Antonio Altarriba y Keko

yoasesinoLo que me contenta del mundo del noveno arte es la calidad a la que están llegando los autores españoles. Lo que no, es que ocurre como en el cine, son obras aisladas que aparecen muy de vez en cuando y con una alta calidad, mas, no hay una continuidad y por ello aún no estamos a la vanguardia de este arte.

Entre otras cosas. Pero ocurre siempre. Cuando hay una unión perfecta de tandem guionista/ilustrador, salen maravillas como Yo, Asesino.

Keko (Premio Mejor Obra en el Salón del Cómic de Barcelona 2002) y Antonio Altarriba (Premio Nacional del Cómic en 2010 por la maravillosa El arte de volar), de esta unión solo podía emerger un cómic excepcional. Un cómic que sin duda es de los mejores del momento en su categoría.

Y me refiero a nivel mundial.

yoasesino1En Yo, Asesino, nos encontramos desde el primer momento con el protagonista. Y aquí no hay tramas ni intrigas de a ver quién es ese destrozacuellos que todo el mundo anda buscando, no. Desde la primera página el arte de matar, de liquidar barato y fácil se hace presente. Un profesor de Historia del Arte en una universidad del País Vasco lleva la voz cantante. Y promueve esta idea (en su cabeza, sobre todo) de, convertir el asesinato en una pasión desmesurada. Es lo mismo que ver la belleza en los lienzos de los grandes maestros, Dios, ¿no se dan cuenta? Cada muerte es un cuadro en la que el autor debe improvisar algo perfecto sacado de la nada. Nada de particular, todo originalidad, extremo y con un “dulce” colorido.

yoasesino2El protagonista de Yo, Asesino es Enrique Rodríguez, un profesor universitario que a sus 53 años está en el apogeo de su carrera académica. Ha alcanzado un gran prestigio en su campo gracias a liderar un grupo de estudio sobre la crueldad en la pintura occidental, en el que se analizan obras de Goya, Munch y Bruegel, entre otros. Reside en un País Vasco de antaño, marcado por el terrorismo de ETA. La violencia está presente, casi más que ir a comprar el pan cada día. Pero Enrique es un maestro. Lleva años haciéndolo. Cada vez que se desplaza a alguna convención o viaje de negocios promulga su arte. Su secreto. Lleva años ejecutando asesinatos por toda Europa sin levantar sospechas.

El argumento del cómic es brillante. La historia está dibujada en blanco, negro y rojo sangre por Keko (José Antonio Godoy, Madrid, 1963). En Francia ha sido publicada por Denoël Graphic y ya está cosechando excelentes críticas. Norma Editorial, como siempre, ha desenrollado uno de sus mejores anzuelos y la acaba de publicar para el lector español en una edición en tapa dura muy digna.

yoasesino3Los ingredientes son perfectos. Una deliciosa macedonia de maldad que promete ser uno de los mejores cómics españoles escritos. Guionista, escritor y crítico, Altarriba ve en el mundo del cómic “un inicio de polarización cultural y artística prometedor” a pesar de los ataques, que denuncia, está recibiendo desde el poder. Tras el éxito de El arte de volar, una historia íntima y muy emotiva, ahora se adentra en el oscuro mundo de un asesino y lo hace por la puerta grande. Keko le rodea. Y aquel que se atreva a devorar esta historia desde el otro lado, lo sufrirá en todas sus partes… cortadas delicadamente a tiento de cirujano.

«Matar no es un crimen, matar es un arte». No se lo pierdan, my friends.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *