Reseña: Autoridad, de Jeff Vandermeer

AutoridadCuando reseñé Aniquilación, el primer libro de la trilogía de Jeff Vandermeer tan de moda en USA, muchas preguntas se anclaron a mi alrededor. Los lectores fuimos introducidos de sopetón en la siniestra Zona X, un tramo costero de humedal cuyo entorno extraño va a ser explorado pese a sus mil capas de capas, la creación lenta de seres extraños que comprende y el horror deliciosamente espeluznante que se bate bajo su tierra.

Después del fracaso de la Expedición 12, la agencia ha cambiado de director. Autoridad, es un segundo libro, cuya trama tira de la acción desde la primera página. Donde VanderMeer, al igual que en el primer libro, realiza un estudio del carácter cuidado de una de las pocas personas del planeta capaz de razonar con los sucesos extraños que se dan en la Zona X. Esto eleva el ejercicio a algo más que una novela de Terror o Ciencia Ficción; hay algo de Poe en este entorno. Cierto enfoque paranoico. Hay una acumulación más lenta que aporta mucha tensión. Pero tiene su recompensa y obviamente llegas al final cuanto menos nervioso.

Vandermeer crea un horror extraño en la oscuridad más allá de los bosques con una destreza primordial hacia lo desconocido. Todo ello impregnado de la belleza de una novela de aventuras como las que ya no se hacen. Así fascinante y fresco es la belleza de un cuestionable nuevo Edén. Una historia que en ocasiones recuerda al film Aliens, El Regreso.

En Autoridad, un nuevo director ha llegado a bordo, y su decisión de deshacerse de su título en favor del control de la situación es lo que hace pensar que nada es lo que parece en las salas de este complejo gubernamental. La Zona X es una idea, así como un lugar, que coloniza poco a poco a todos los que tienen contacto con ella. Y no es casualidad que el descubrimiento gradual del control de los secretos de la agencia sea paralela a las jornadas narradas por la bióloga en el libro anterior. Pero Autoridad, utiliza un narrador en tercera persona para seguir la historia del nuevo director del Southern Reach, y ese detalle te aleja del insensato, cosa que se agradece.

He oído que casi todo el mundo cataloga Autoridad como la novela más floja de la trilogía. Debo ser yo quizás, pero a mí me ha gustado más que Aniquilación. La veo más completa, aunque sin final claro. Tampoco hay porqué comparar cada titulo: sigo pensando que esta saga debió salir o estuvo pensada por el autor para un único tomo.

La historia de la trilogía se centra en la inexplicable Área X y es fácil spoilear si se habla mucho del argumento. La cuestión es que John Rodríguez, el nuevo director al que apodan Control, se hace de un nuevo equipo de gente y se lanza a una nueva expedición. Los enigmas van llegando en cuanto entran en la zona y extraños fenómenos los acosan. Autoridad es un libro totalmente contrario a Aniquilación y se crea una narración novelesca como solemos encontrar en muchos de los bestsellers que se publican hoy en día. Lectura rápida para el viajante. Diálogos, descripción, en este caso, abundante sobre los personajes. Aunque también contiene elementos de los que abundan en Aniquilación para concretar la narración. Es normal, es el mismo autor, la misma historia…

VanderMeer inserta cuidadosamente rarezas a intervalos para recordar al lector quién manda. En Autoridad, los incidentes se acumulan, la tensión se vuelve a construir desde el principio y el Terror se palpa. Pero lo que más aturde es, que aun no se desvela nada y parece indispensable leer Aceptación, la novela final que cierra la trilogía, para descartar de tu mente ese clima conspiratorio tan inmerso en paranoias y desvaríos de un lugar extraño digno del recuerdo. Desvelar el suceso de una vez por todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *