Reseña: La Cosa del Pantano #3, de Alan Moore, Stephen Bissette y John Totleben

lacosadelpantano3Alan Moore fue rescatado de las islas británicas para llevar adelante una de las mejores series de Terror escritas en cómic de todos los tiempos. ECC Ediciones recupera ahora esta genial etapa, unos tomitos ideales para la gran obra que tenemos en mano. Seis tomos que tener en la estantería, cada cual con una joya dentro.

Uno de los mejores acontecimientos de los dorados 80s en el mundo del cómic fue el resurgir de La Cosa del Pantano. Personaje creado por el gran Bernie Wrightson pero encumbrado por un joven Alan Moore lleno de ideas. Tras unos intentos desafortunados de leer esta colección, ahora parece que puedo llevarla a cabo…, y deleitarme con un cómic que lo tiene todo: buenos dibujos, buen colorista y un guión inconmensurablemente bueno.

La Cosa del Pantano #3 es un tomo especial. Encontramos aquí un Alan Moore más asentado con el personaje. Con un control total de lo que “siente” o pudiera sentir esa gran masa de musgo que es el Ser. Este tercer volumen vuelve a contener 8 números y comienza con la saga de Los periódicos de Nukeface, donde La Cosa del Pantano presenciará y sufrirá una terrible enfermedad que supura todo lo Verde.

lacosadelpantano3_02¿Recordáis lo que acabo de decir que cada tomo contiene un diamante dentro? En Patrones de crecimiento aparece. Sí, aquí es donde aparece por primera vez en toda su historia el personaje de John Constantine. Un tipo de extraño con extrañas misiones para La Cosa del Pantano, que con los años se ha revalorizado una cosa mala.

Aguas tranquilas y Cuentos de pescadores, otras historias maravillosas, con un centro, un todo, un pueblo con una maldición. Un lugar, cuya gente no abandonó por cabezonería, sus casas cuando las compuertas de la presa se abrieron para crear el pantano. Lo que no sabían era el Mal que se haría con sus almas al morir ahogados en esa tierra de podredumbre.

Otro encargo de Constantine.

Como uno más es La maldición, y lo que supone para La Cosa del Pantano enfrentarse a una mujer desquiciada por todo lo que le rodea, el día a día, y por esa acojonante maldición que sufren las hembras… una vez al mes. Este guión me recordó mucho a una novelita y guión posterior de Stephen King. No sé cual se escribió antes. Sospechoso. Pero no voy a decir el titulo para no spoilear el final de la historia.

El tomo se cierra con lo que es en mi opinión la mejor trama leída hasta el momento. Y eso que el nivel hasta aquí es ya muy alto. Me refiero a Cambio sureño y Frutos extraños, o mejor dicho, el «American Gothic» en estado puro. Constantine le va dando a La Cosa del Pantano notitas escritas con el nombre de lugares. Se supone que en dicho sitio ocurrirá algo atroz que debe evitar. La lacosadelpantano3_01última que le dio decía, nada más y nada menos, que LOUISIANA; donde se establece su hogar…, una casa vieja…, gente de Hollywood allí para rodar una película…, trapos sucios y mal estar para todo el que se acerca…, algo del subsuelo que va a por ellos… ¡Una gozada!

Tras las vivencias de Los periódicos de Nukeface, La Cosa del Pantano ha desarrollado el poder de deshacerse y volver a renacer en cualquier lugar del mundo donde haya verde. Es un poder que le aterrorizada por la idea de un no-poder-regresar, pero tan vital para salvar vidas que se hace indispensable. Después de acabar con cada amenaza se lo vuelve a plantear. Pero sigue ahí, aparece de vez en cuando ese tipo, Constantine, que parece conocerle de toda la vida. Intrigas que habrás que desvelar.

Continúa esta saga, clásico de los cómics y que fue una de las obras que colocó, con el tiempo, a Alan Moore en el panteón de grandes guionistas de este medio. Si habéis comprado este tercer volumen ya estáis muy lejos de la civilización, rodeados de vegetación y sonidos extraños. Tal vez nunca logréis salir del pantano, pero mientras estéis allí, disfrutad del viaje. Terror en estado puro. Nunca me cansaré de decirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *