Reseña: La expedición, de Stephen King

laexpedicionEn 1985, King publicó una antología de relatos que vino a España en forma de cuatro libros recopilatorios, a saber: Historias fantásticas”, La niebla, Dos historias para no dormir y La expedición, que es el libro del que vamos a hablar hoy.

Por lo general no soy muy fan de los relatos cortos, me gustan más las historias largas, pero King es King y últimamente estoy encontrándole el gusto a estas pequeñas joyitas que en veinte páginas, cuentan una historia más intensa que algunas novelas de trescientas.

Antes de entrar con la reseña, hay que saber que en 2011 el libro tuvo una ampliación. Dos historias para no dormir, era una pequeña antología inédita con dos relatos La balsa y Nona, que acabó por meterse en La expedición en el año mencionado.

Así que entremos a destripar un poco los relatos por orden de aparición.

En primer lugar nos encontramos con el relato que le da nombre a esta rica antología; La expedición. Un buen relato de Ciencia Ficción, donde un padre explica a sus hijos el descubrimiento de los desplazamientos espacio temporales para evitar que se asusten por el viaje que tienen que realizar en ese momento. Poca ciencia ficción de King he leído, pero este es sin duda el mejor de sus relatos de ese estilo. Muy interesante, buenas explicaciones –poco científicas eso sí- y un giro final asombroso. Sin duda el mejor relato de la antología. Empezamos muy bien.

En segundo lugar nos encontramos con Superviviente. Típico relato de un hombre que sobrevive a un accidente de avión en una pequeña isla. En este caso, el superviviente escribe un diario y eso es lo que se puede leer exclusivamente. Un poco de pasado como presentación del personaje y un presente narrado de una manera muy dura con una premisa ¿Hasta qué punto el paciente puede soportar un shock traumático? ¿Hasta qué punto el paciente quiere sobrevivir?

En la tercera posición nos encontramos con Abuela, un relato que ya tiene su propia adaptación cinematográfica con el título Mercy. Esta es una historia de terror clásico de brujas, pero con ese toque diferente de la casa. En determinados momentos no he podido evitar pensar en las películas de Insidious. La historia es interesante, pero al explicarse mucho lo que pasa en el presente, dejan pocas explicaciones para el pasado. No me quejo porque no se entienda, se comprende perfectamente, sino porque me parece más interesante lo que no cuenta y podría haberse contado que lo que acaba por explicarse.

La balada del proyectil flexible; último lugar para las ediciones anteriores al 2011 y antepenúltimo para las ediciones posteriores. Y ahora que los veo así, los dos juntos no sabría cuál elegir como mejor relato, si el primero o este. Me encantan las historias que tengan un estilo psicológico en su interior y esta lo desborda. El relato trata sobre un editor que cuenta la historia de cómo perdió la cabeza, no tras leer un manuscrito, sino después de hablar con el autor de este. Una historia que te hace perder un poco la cordura y un final que hace que te plantees quién está loco y si de verdad lo está. La ambigüedad en temas de locura me encanta y en este relato es espectacular.

La balsa. El problema de insertar dos relatos después de varios años, es que rompes la estructura original y en este caso han quedado dos relatos algo mediocres al final de una antología bastante buena. En este caso tenemos a dos chicos y dos chicas que se van con el coche hasta una playa donde hay una balsa, tras acabar sus vacaciones. En el agua encontrarán algo que no les dejará escapar. Es el relato más gore de la antología, eso sí.

Nona, el último y más flojo de todos, para mi gusto. Personalmente no me ha dicho demasiado, aunque tiene un final interesante, tiene su toque gore y a su vez su toque psicológico. Trata sobre un chico que conoce a una mujer llamada Nona y se escapa con ella. Y hasta ahí puedo leer.

La verdad es que la antología es bastante buena y los dos últimos relatos no es que sean malos, es que están colocados detrás del mejor relato y eso afecta a la manera en que se leen. Salvando la posición, queda una antología variada, con ciencia ficción, terror clásico, psicológico, gore o violento y horror primitivo que para fans de King no defraudará en absoluto, y para alguien que guste de los relatos cortos de terror, probablemente disfrute.

3 comments

  1. Adonita dice:

    Me parece a mi que entre todos los libros de King que tengo ninguno es de relatos, que raro, podria empezar con este

    • David P.J dice:

      Pues tiene antologías muy buenas. Te podría recomendar “Todo es eventual” que tiene relatos muy interesantes (alguno conectado con “La Torre Oscura”), “Historias Fantásticas” que son cortitos y “Todo oscuro sin estrellas” que tiene cuatro relatos largos.

    • Juan José Castillo dice:

      El Umbral de la Noche es el primero. Por ahí hay que empezar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *