Reseña: Emma, de Irene Comendador

51P9EEC3VcL._SY300_Hoy tenemos a Irene Comendador, una escritora madrileña, miembro de la asociación ESMATER (Plataforma para el terror) que lleva haciendo públicos sus escritos desde 2010. Publicó su primer libro Sé que estás ahí, una antología de relatos eróticos, en 2012. Desde entonces ha estado publicando relatos en diferentes antologías y es ahora cuando ha pegado el salto para publicar esta pequeña novela –o relato largo- de zombis, llamado Emma.

El mundo como lo conocemos llegó a su fin. La infección lo destruyó todo, y los que han logrado sobrevivir ahora luchan contra los que siguen caminando entre ellos.

Emma tenía una vida perfecta y feliz junto al amor de su vida, hasta que todos los que amaban murieron o acabaron como los otros… muertos y hambrientos.

Emma luchará por salvar a Jack, no importa el precio, ni quienes o qué atrocidades se interpongan en su camino.

Pero, ¿y si sobrevivir ya no se trata de simplemente una meta? 

Cuando el mundo ya no es mundo, y todo lo que te rodea es horror con aroma a muerte, quizá la supervivencia sea mucho más que un objetivo… puede ser tu destino. … 

Esta historia, que se puede conseguir tanto en digital como en papel cuenta con menos de cien intensas páginas libres de cualquier relleno en ellas, donde encontraremos tensión, sangre y una historia de amor que nos dejará al final con la boca abierta.

La historia gira en torno a Emma, una joven de 19 años que va en busca de un medicamento para su pareja que está enferma. En su salida encontrará zombis que intenten devorarla y otros supervivientes más o menos majos y con más o menos ganas de ayudar. En la novela encontraremos ocho capítulos intensos que no darán tregua.

Si bien los personajes están bien construidos quizá pequen un poco de ser en ocasiones demasiado buenos. También es posible que haya leído mucho de zombis y no me fíe de la humanidad en un apocalipsis de esas características. Aunque también hay que añadir que el primer superviviente con el que se encuentra es un poco cabroncete.

Hay que hacer una mención especial para un tipo de zombis que me ha parecido muy interesante y que podría ser más explotable, o podría haberlo sido. Porque ante todo la historia se hace realmente corta, no solo por su breve extensión y su rápida lectura, sino porque al terminar quieres más y eso me pasó al terminar. Fue un “¿Ya?” pero de los buenos. No de los que no tienen final, si no de los que, aun teniéndolo, necesitas que continúe.

Hay que hacer también una mención especial para la increíble portada de Karol Scandiu y las ilustraciones interiores de Calavera Diablo. Todas muy conseguidas y que aportan otro medio para visualizar a los personajes.

Una estupenda novela, rápida de leer y con sus dosis intensas, que te hará pasar una buena tarde.

2 comments

  1. Muchísimas gracias tanto por leer mi novelilla como por esta fantástica reseña, me hace mucha ilusión saber que las aventuras de mi pequeña guerrera hacen disfrutar. Un abrazo enorme, David, estoy emocionada :D

  2. José C Maroto dice:

    Buenísimo me encanta todo lo qir escribe Irene,enenhorabuena eres la mejor muuack

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *