Reseña: Las cuatro torres, de Leandro Pérez

lascuatrotorresCuando se ha leído mucha, quizá demasiada, novela negra, esta pierde parte de su fuerza. Salvo apariciones esporádicas de genios como Víctor del Árbol o Alexis Ravelo, capaces de reformular los paradigmas del género, no suelen surgir grandes obras que sorprendan y entusiasmen. Al final, el lector cansado de bestsellers del montón o de la enésima trilogía “a lo Larsson” termina refugiándose en los clásicos con la certeza de que Andreu Martín o Julián Ibáñez nunca decepcionan. Por ello, entre tanta paja y sucedáneos baratos, sorprende y alegra encontrarse con novelas como la que a continuación les presentamos: Las cuatro torres (Planeta, 2014).

Leandro Pérez no ha reinventado el noir, pero ha hecho algo más difícil en estos tiempos: escribir una buena novela. Así, sin más. Ha sabido usar a la perfección los resortes del género para crear una obra sólida, coherente y honesta. Que el lector no espere grandes giros inesperados e inverosímiles, ni absurdas muestras de heroicidad suicida. Esta es una novela canónica pero muy, muy bien construida.

El argumento de Las cuatro torres es ambicioso: un detective es contratado para descubrir quién es el topo que filtra informaciones a la prensa en el Madrid de Mourinho. A partir de ahí se urde una trama de secretos, maletines y mucho dinero sucio. No es nada fácil incorporar personajes reales a un libro, pero Leandro Pérez pasa la prueba con nota. De hecho, es uno de los grandes aciertos de la novela. Las referencias a Cristiano Ronaldo, Florentino, Casillas e incluso Pérez Reverte dotan a la historia de un toque fresco y divertido.

Decía al principio que es una agradable sorpresa encontrar autores sinceros con el género y sus lectores. Leandro Pérez es uno de ellos. Y lo mejor de todo es que esta novela no es sino la punta del iceberg. Al llegar a su última página uno no puede sino sentir que ha leído el comienzo de algo más grande. Algo que, seguro, dará mucho que hablar en los próximos años. Porque, más allá de un potente argumento muy bien llevado, nos encontramos con un personaje de una fuerza impresionante: Juan Torca, la perfecta mezcla entre detective y mercenario. No puedo sino envidiar a quienes vayan a conocer a este personaje por primera vez, su historia y su grupo de compadres.

Se dice que este libro es el debut de Leandro Pérez. Yo no lo creo. Si me dejan apostar, diría que es la primera que publica, pero no la primera que escribe. Y, por favor, que no sea la última. Juan Torca tiene mucha vida (literaria) por delante. Los lectores necesitamos oasis así para saciar nuestra sed de buen género negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *