Reseña: Asilo Arkham, de Grant Morrison y Dave McKean

asiloarkhamEl Terror se oculta entre nosotros, entre sus más diversas formas. Incluso llega y nos rodea en formatos que no esperamos o que se anuncian, o se entienden, como lo que no son.

La primera vez que oí hablar de Asilo Arkham, de Grant Morrison y Dave McKean ya supe que me iba a gustar. Porque el tema central del cómic era ese lugar desolado, el peor de todos los rincones del mundo del Caballero Oscuro, un lugar vacío, blanco en sueños, oscuro en la realidad, el manicomio a donde van a parar todos los dementes que el Detective más famoso de todos los tiempos, atrapa.

Teniendo en cuenta que se publicó en 1989, el cómic tiene sin duda cientos de reseñas y alabanzas. ¿Pegas? La verdad es que no encuentro nada destacable porque estamos hablando de una obra que lo tiene todo. Pero yo tengo un par de cosas que decir sobre esta joya de arte: la primera, imposible pensar en un Psiquiátrico que no sea éste después de haberlo leído; y segundo, menudo tomo genial publicado por ECC Ediciones en su apartado Grandes Autores de Batman, absolutamente destacable de principio a fin.

asiloarkham_03Una exitosa serie, ahora recuperada a través de una edición repleta de extras: abundante material gráfico y el guión original anotado, que permite apreciar toda la complejidad de esta inolvidable novela gráfica en la que el Hombre Murciélago se ve obligado a enfrentarse a sus enemigos más letales… y a sus miedos más profundos. Y me atrevo a decir que también los tuyos y los míos.

Batman en el Inframundo o el demente inconsciente colectivo que se ha convertido en lugar físico. Arkham. Donde vivirá (y vivirás) en ocasiones una de las maravillas de Alicia en aquel país lejano que algunos tenemos tan cerca…

Asilo Arkham es considerada obra de culto. El 1 de abril (el Día de los Santos Inocentes en USA), los pacientes del psiquiátrico se hacen con el control del mismo. Comandados por Joker toman rehenes. Amenazan con cortar cabezas si Batman no acepta una suculenta oferta: pasar una noche entre ellos. Batman no tiene más remedio que aceptar. Pero lo peor, lo que no sabe, es que entrar en ese santo lugar de locura va a afectar su estabilidad. El camino se hace estrecho. Una terrorífica incursión al Mal acaba de empezar. La institución y sus propios demonios. Comenzar a cuestionarse de qué lado está. «Tengo miedo… de que cuando las puertas de Arkham se cierren sobre mí… sea como estar en casa». Firma Batman.

asiloarkham_02

Tengo muy claro que el personaje principal de Asilo Arkham es el propio Asilo. Está también labrada la trama que te sumerges de pronto en una zona con montones de capas de tacto arenoso sobre la actividad humana terrenal que… Asilo Arkham es en muchos matices una “locura” de cómic.

Grant Morrison tira sus golpes basándose en la psicología de Jung y arquetipos de juego demente como el Tarot y el misticismo. La poesía vista desde el otro lado. Dave McKean pareció pillarle desde el principio la idea pues hace un trabajo excelente, haciendo lo que mejor sabía hacer. Los dibujos son muy acordes a la historia. Recuerden que McKean fue famoso por ser, ese extraño portadista de la exitosa serie de Neil Gaiman, The Sandman.

asiloarkham_01El guión de Morrison, por otra parte, abunda en frases provocativas y sugerentes. El resultado es una obra evocadora de miedos subconscientes. Miedos que todos tenemos o hemos tenido, aunque nuestro cerebro haya acertado borrándolos.

Aquí Batman sufre, los malos-malutos se lo pasan bien y nosotros asistimos con los ojos muy abiertos a ciertos espasmos de cordura. Un final muy ocurrente como no podía ser otro se ofrece para paliar los miedos provocados después de tan “dulce” lectura. Pero no me malinterpreten. Jamás fue mi intención asustarles. Asilo Arkham es un cómic completo en cuanto a “ternura” y la idea de “mundo feliz”.

Ese mundo “tan nuestro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *