Reseña: Baltimore. Los barcos de la plaga, de Mike Mignola, Christopher Golden y Stenbeck

baltimore1Baltimore es la historia de un soldado que lucha fieramente durante la 1ª Guerra Mundial y sale mal parado en una refriega y pierde la pierna. El hospital de campaña donde se aloja es atacado por una serie de vampiros que parecen llegar a todos los lugares del Viejo Mundo al igual que una descorazonadora plaga que está matando a todo ser viviente. Lord Baltimore se defiende del vampiro que pretende chuparle la sangre y gracias al manejo de su gran sable le raja el rostro y lo marca de por vida. El vampiro clama venganza. Y la venganza es para con los suyos…

Cuando consigue regresar a su casa encuentra a su esposa asesinada. Esa abominación a la que jura perseguir de por vida, porque no sólo ha matado al ser que más amaba del mundo sino que entró en la cripta de sus antepasados y “ha despertado” a los suyos; y ha provocado que tuviera que pasar por el acto horrible de quemarlos a todos…

La muerte está servida.

Con esta enorme premisa ya me diréis si Baltimore no es una historia que merece mucho la pena. Pero de verdad, ¿es que todo lo que saca Mignola sobre “este mundo” es así de bueno? Hellboy, AIDP, Bogavante Jonson, Abe Sapien

baltimore1_01

Baltimore es una obra que comenzó como novela ilustrada en 2007, y continuó como una serie de cómic poco después. Una idea original del maestro Mike Mignola y Christopher Golden, la serie tuvo éxito como cada vez que Mignola se mete de lleno con un personaje. En 2010, Dark Horse Comics se fijó en ella y comenzó la serie de cómics. En nuestro país viene de la mano de Norma Editorial, como todo lo que toca el maestro. Ya lo he dicho: ALTAMENTE RECOMENDABLE.

baltimore1_02Baltimore es un cuento oscuro, con ambiente gótico y macabro de posguerra y desasosiego. Un montón de no-muertos por destruir. Algunos chistes de humor negro y acción. Este primer número contado a modo de flashback en gran parte, se establece justo después de la Primera Guerra Mundial. Una plaga que sigue acosando a los seres humanos después de la barbarie, no puede ser menos que un castigo de Dios… o del autor. Lord Henry Baltimore parece ser esa fuerza de la naturaleza que, y pese a todo, parece ser inmune al virus y todos le apuntan como ángel defensor enviado para erradicar el Mal. Perseguir al vampiro Haigus por media Europa, ser a la vez perseguidos por unos extraños monjes caballeros que dicen ser la Nueva baltimore1_03Inquisición y las decenas de personajes interesantes que aparecen, hacen de Baltimore una de las joyitas publicadas en cómic actualmente.

Una lectura verdaderamente entretenida, así como una buena introducción de un buen contador de historias como es Joe Hill (hijo de Stephen King). El arte de Ben Stenbeck también es notable y con lo justo te mete en situación. Un estilo bastante evocador de los cómics de Terror de hace décadas, en particular los primeros planos de rostros, y no-muertos con vida.

Baltimore no descansará hasta matar al peor vampiro de todos. Yo no descansaré hasta haberme leído todos los números del mejor cómic de Terror actual de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *