Reseña: Pandora, de Henry James

PandoraPandora es un relato de apenas cien páginas escrito por un excelente narrador de historias y un no menos excelente creador de personajes. El autor de Otra vuelta de tuerca, Miss Daisy, Retrato de una dama o El americano, profundiza en las tradiciones y en la cultura de dos continentes diferentes: América y Europa. Con una prosa magnífica, Henry James nos relata el viaje de Otto Vogelstein a bordo del Donau, un barco que cubre el trayecto desde Bremen hasta Nueva York. En este camino, el joven y reputado conde alemán conocerá Pandora Day, una mujer americana de una increíble belleza del que muy pronto se enamorará. Tras conversar durante unos instantes con ella, el funcionario advierte que el status social de la joven no es el más adecuado para una damisela que quiere a toda costa.

Poco tiempo después sus caminos se ven separados a la llegada al puerto de Nueva York. Otto da por perdida su oportunidad de conquistarla, pero el destino los vuelve a unir durante la celebración de un evento en Washington. Es en esta nueva ciudad donde Otto atisba un cambio social significativo en Pandora y no duda ni un solo instante en mostrarle sus intenciones…

El viaje del conde Otto Vogelstein no ha hecho más que comenzar. En el continente americano espera encontrar un nuevo cambio diplomático, servir como un modelo ideal de una sociedad próspera, codearse con los miembros más reputados del país, erigirse como un destacado personaje al otro lado del charco, pero la inesperada llegada de Pandora trastocará sus planes; ahora sus ambiciones han tomado un rumbo diferente del que ni él mismo esperaba.

Gracias a Editorial Impedimenta he descubierto a quien está considerado como uno de los mejores narradores literarios de todos los tiempos. Sus novelas, pese a estar escritas en otra época, bien podrían pasar por temas actuales, por lo que, el paso del tiempo no ha mermado ni lo más mínimo en la credibilidad de sus historias.

Henry James emigró a de su Estados Unidos natal a Gran Bretaña, donde consiguió la nacionalidad, al mostrarse en desacuerdo con su país por participar en el bando equivocado durante la Primera Guerra Mundial. Considerado tan europeo como americano, el autor mezcla las culturas de los dos continentes en sus obras. Su prosa es muy elegante, así cómo su dominio en la mezcla de culturas; se nota su desenvoltura, que no titubea en ningún momento y es transmitido fácilmente al lector.

No estoy acostumbrado a leer narrativa, no era mi género favorito. Sí, digo “era” porque, desde hoy, voy a cambiar de opinión. De momento a Henry James ya lo tengo anotado entre mi lista de pendientes. He disfrutado muchísimo esta lectura, una pena que fuese una obra tan cortita, es el “pero” que le pongo. Si os gustan las historias con un transfondo cultural, no lo dudéis, haceros con Pandora, esta joya os va a hacer disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *