Reseña: El corredor del laberinto, de James Dashner

El corredor del laberintoSe acerca el estreno de esta película basada en el primer libro de una saga de novelas juveniles escrita por James Dashner, y como todo lo que tenga que ver con laberintos y la ciencia ficción me atrae de manera irremisible, decidí leerlo antes de que llegue la película.

Se llama El corredor del laberinto como podría haberse llamado Muchachos encerrados. Al final, el laberinto es lo de menos y apenas corren a través de él en cuatro o cinco momentos. Eso me decepcionó un poco. Y mira que siempre intento no llevar expectativas a nada de lo que veo y leo, pero a veces es imposible.

Salvando ese escollo, que en realidad es una tontería, lo cierto es que la trama resulta interesante y acaba atrapándote. No hay que olvidar en ningún momento que es una novela juvenil, que mantiene un estilo sencillo y asequible y que nada en ella está ornamentado o intenta ahondar en ningún tema. Va directa al grano, los diálogos son naturales, los conflictos son típicos y reconocibles… aunque, y esto sí me sorprendió, a pesar de mantener todo el tiempo ese tono juvenil, cuando la trama llega a su recta final contiene unas cuantas imágenes lo suficientemente sangrientas como para hacer las delicias de los más ávidos de acción.

La trama: Thomas se despierta sin recordar quién es y de dónde viene y descubre que se encuentra en un claro habitado por un centenar de adolescentes como él. Viven allí porque lo que les rodea es un gigantesco laberinto del que no son capaces de escapar. Cada día exploran sus caminos, giros y recovecos con la esperanza de encontrar la salida, y cada noche los exploradores (los corredores) deben regresar al claro antes de que las puertas se cierren. De lo contrario quedarán atrapados en el interior del laberinto junto con algo a lo que los chicos llaman Laceradores. Nadie ha conseguido sobrevivir durante a una noche en el Laberinto. Thomas, por supuesto y tal y como ordenan los cánones de las sagas juveniles, es especial y sobre él pesa el designio de ser quien les lleve a escapar de una vez por todas. Aunque las cosas no serán fáciles.

Tampoco quiero contar mucho más porque sería desvelar demasiado. En mi opinión, la manera de resolver la historia es demasiado simple, aunque efectiva. Y el final es un clifhunger pacífico, de calma antes de la tormenta, para dejarlo todo preparado de cara a la segunda novela de la saga.

Sobre la historia poco más tengo que decir. Como ya he comentado, engancha y se lee fácil, el componente de misterio te mantiene con los cinco sentidos en el texto, buscando al mismo tiempo que Thomas en pro de encontrar la solución al laberinto, casi como si el lector fuera uno de esos chicos y necesitara escapar como ellos; y el componente de ciencia ficción es atractivo y en varias ocasiones te hace preguntarte qué demonios es lo que está pasando.

En mi opinión, lo peor que tiene la novela es Thomas. Hay varios personajes en la historia que resultan interesantes. Alby y Minho me resultaron los más sugerentes, casi desde el primer momento en que aparecieron; Chuck añade el componente de amistad y ternura que la historia necesita; Teresa es tan misteriosa como sugerente; y Newt, aunque te lo pintan como líder parece que todo el tiempo deambula por la historia detrás de los demás, aunque al menos es un personaje interesante… Thomas, por otro lado, durante el primer tercio lo único que hace es preguntar cosas. Que sí, que es el recurso que usa el escritor para ir adentrándote en la historia, haciendo que le acompañes en todos sus descubrimientos y en todas sus dudas. Pero al mismo tiempo, él sabe que pasa algo y empieza a tomar decisiones que, desde fuera, se sienten un poco estúpidas. Al cerrar el libro mi impresión es que Thomas es el típico chico de ideas desafortunadas pero con una flor en el culo, como suele decirse, un chico al que jamás, ni aunque me apuntaran con una pistola, le daría la vara de mando de un grupo que busca la supervivencia, pero en la novela todos parecen comprender que él es el héroe señalado y le siguen casi a ciegas. Yo me pasé toda la novela deseando que Minho le empujara a un lado, le dijera “cállate, chaval, y deja que los mayores hagamos las cosas de mayores”.

En definitiva, aunque tiene algunas cosas que me gustaron menos, he disfrutado con este primer libro de saga como si fuera un crío. Ah, y en la recta final ocurre una muerte que me dejó con la boca abierta. Me podría haber esperado muchas cosas pero esa, en concreto, me pilló por sorpresa.

Con ganas de que llegue la película a nuestro país y de leer el segundo libro. Yo a eso le llamo un éxito.

2 comments

  1. irene dice:

    Me ha gustado mucho pero podría ser un poco más corto si le pusiera nota le pondría un 7,8 muchas gracias me ha servido de mucho espero que sigáis haciendo más cosas

  2. El corredor del laberinto fue una sorpresa muy grande, cuando lo leí. Me gustó mucho, ya que es diferente de todas las novela distópicas de hoy en día. Mi personaje favorito fue Chuck, un chico divertido y que daba al libro un toque de humor. Como Thomas, yo también me sentí atraída por el laberinto.

    Pasad a verme: http://booksaholicbook.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *