Reseña: La Rastreadora, de Antonio Lagares

La-rastreadoraLa mente humana, qué tema más fascinante, ¿no os parece? Del que nos quedan tantas cosas por descubrir… Y la conciencia, esa que nos dice lo que está bien o está mal. Que nos guía de alguna manera. Aunque, hay mentes, que la ignoran por completo haciendo desaparecer los límites del bien y del mal.

¿Y qué ocurre en esos casos? Pues está es la historia de uno de ellos. De la lucha de la conciencia contra una mente enferma, desconectada de la realidad, la mente de un asesino.

Una lucha brutal, que te mantiene en tensión, sin saber cuál de las dos partes resultará vencedora. Ya sabéis que me gusta el terror psicológico. Quizás, en algunos aspectos, es el más complejo, pero fascinante. Como en La Rastreadora, que me ha mantenido en vilo desde principio a fin. Te hace preguntarte y cuestionarte muchas cosas.

¿De verdad puede ser tan poderosa la conciencia?

Cuántos de nosotros no habremos tenido en más de una ocasión alguna “discusión” con ella. Muchas veces puede salvarte, pero en otras será tu perdición. Esta historia me ha dejado con ese gustillo incómodo que tanto me gusta.

Élyran es una rastreadora brillante y eficaz. Y está a punto de empezar su última misión antes de ser ascendida. Debe rastrear la mente de Miguel, hasta encontrarle. Lo hace, lo encuentra oculto en la entrada de una iglesia, viviendo como un indigente. Y aunque sabe que no debe, decide entrar en contacto con su mente, segura de su fuerza y seguridad.

Ese será su mayor error…

No contaba con la poderosa fuerza que tiene Miguel. Puede vencerla. La mente de un asesino, sospechoso de la muerte de su hermano, de su mujer… Un hombre sin conciencia, que vive desconectado de la realidad y que no distingue el bien del mal. Élyran será arrastrada a ese infierno, en un enfrentamiento brutal, que puede costarle la vida. ¿Podrán rehabilitar su mente, o es un caso perdido dónde la desesperación del individuo es la única solución posible?

Realidad y ficción, se entremezclan en esta historia.

Una lucha feroz contra nuestra propia conciencia, dónde debemos reconocer nuestros pecados y pagar por ellos. Y, a veces, ese precio es muy alto. Una lucha psicológica que llevará a Miguel hasta los límites de la locura.

Premio Pandemia a la mejor novela de terror de año 2013. Después de leerla, puedo entender porqué se lo concedieron. Terror psicológico en estado puro. Un tema de lo más fascinante. Nuestra conciencia y sus entresijos, desde un punto de vista verdaderamente original.

Una historia de terror que no dejará indiferente, por que todos somos conciencia, lo queramos o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *