Reseña: Ocúltame entre las tumbas, de Tim Powers

Cubiertas¿Por qué he leído Ocúltame entre las tumbas? He leído y disfrutado de libros como En costas extrañas y aún perdura en mí la buena sensación de lo que significa leer a Tim Powers. No he leído Las puertas de Anubis, no he leído La fuerza de su mirada, pero desde que vi la portada de Ocúltame entre las tumbas, y supe que trataba sobre vampiros en la victoriana Londres, ya quise saber más.

En 1989, la aclamada novela de Powers La fuerza de su mirada contaba con el protagonista Michael Crawford batallando contra las fuerzas vampíricas por parte del malogrado médico Lord Byron y sus amigos los escritores Keats, Shelley y el vampiro reencarnado en su mayordomo John Polidori… Sí, aquel famoso grupo que se reunió en la Villa Diodati a las orillas del Lago Ginebra (un lugar que Mary Shelley, autora de Frankenstein, consideraba culturalmente sagrado), para escribir sus grandes escritos de Terror que han llegado hasta nuestros días.

Ocúltame entre las tumbas es una secuela independiente del best-seller La fuerza de su mirada. Años después, John Crawford, el hijo del protagonista lucha ésta vez con una potente “fuerza en su mirada” contra el mismo tipo de fuerzas vampíricas que luchó su padre. Ésta vez junto a otro grupo de artistas y grandes victorianos del momento como la familia Rossetti (Dante Gabriel, Christina y sus hermanos) y el grupo de amigos que les rodea.

Lo anterior no es más que un resumen básico y descarado sobre una novela que engancha desde la primera página y que te mete en una vampírica situación y atosiga como solo lo sabe hacer un buen film de vampiros. Aunque Ocúltame entre las tumbas es más bien un thriller sobrenatural e histórico que lleva hechos básicos de personajes históricos y juega con ellos en un Londres neblinoso de finales del siglo XIX.

Tim Powers consigue un ambiente súper logrado con este libro. Semejante a una super serie de televisión estadounidense de horror y suspense, creada y escrita por John Logan junto a Sam Mendes para el canal Showtime. La serie de la que hablo entrelaza los orígenes de famosos personajes literarios de terror con vampiros y monstruos del averno. Os estoy hablando de Penny Dreadful.

No sé si existe algún tipo de relación entre estas dos obras y sus autores, pero tienen bastante en común.

En Ocúltame entre las tumbas, los poetas prerrafaelistas, Christina y Dante Gabriel, los hermanos Rossetti, se han obsesionado con la presencia vampírica de su tío John Polidori desde que Christina sucumbió a su encanto cuando era una niña y “abrió las puertas de su vida”. Años más tarde, siguen luchando contra ese fantasma que se les aparece en ciertos encuentros, hasta que un día se dan cuenta de que Polidori no es la única criatura vampírica y ellos no son sus únicas víctimas. Existe el veterinario John Crawford, cuyo padre fue víctima de la misma especie de criatura años antes; así como Adelaide McKee, una exprostituta cuya hija ha desaparecido. Su conexión con John y Dante Gabriel hace que estos dos grupos de personas unan fuerzas contra un enemigo común… Aunque lo peor llegará cuando tengan conocimiento de que los monstruos están forjando un plan para destruir a Londres.

Hay mucha originalidad en los vampiros de Powers. Estos vampiros son criaturas espectrales que se apoderan de un cuerpo muerto para convertirse en súcubo o íncubo, según el sexo. Ejercen influencia y aunque ellos no hacen a sus víctimas vivientes inmortales, si que les amplían su línea de vida. Esta idea y otras muchas encuentras en la nueva novela de Powers editada por Ediciones Gigamesh.

Quién piense como yo: que el verano es una buena época para leer una novela de vampiros, sobre todo, en las caloríficas y duras noches de verano, Ocúltame entre las tumbas es, sin duda, una de tus opciones.

One comment

  1. Adonita dice:

    Siempre es buen momento para leer algo de vampiros, sobre todo si no brillan jajajaja, tomo nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *