Reseña: Carrie, de Stephen King

CarrieLa leyenda comenzó con Carrie

Una noche, cuando King llegó a casa después de dar clases en el colegio, se encontró a su esposa, Tabitha, con el manuscrito de la novela que estaba escribiendo y cuyo título iba a ser Carrie. Según le contó a su esposa, la había abandonado, y arrojado a la papelera, porque no entendía mucho de chicas y no le parecía una buena historia. Tabitha, quien ya había leído unas 200 páginas, le pidió que llegara hasta el final, que ella le enseñaría con esa parte que tantos problemas le había causado. Y así fue, corría el año 1973 cuando el maestro envió el manuscrito de Carrie a la editorial Doubleday. Con dos hijos, la familia King estaba a punto de cortar la línea telefónica para ahorrar gastos cuando la familia recibió un cheque de adelanto por valor de 2.500 dólares. Al poco tiempo, el ansiado contrato llegó por correo: Doubleday había vendido los derechos de una futura edición de bolsillo por 400.000 dólares, cuya mitad sería abonada al autor de la obra. Después de casi un año de espera, la novela apareció en el mercado, cosechando un enorme éxito de ventas. La leyenda no había hecho más que comenzar.

En España, fue publicada por la ya desaparecida Pomaire. Después de varios años, Plaza & Janés decidió hacerse cargo de los derechos de publicación de la novela y apareció por primera vez en su colección “Gran Parada”. Aunque resulta muy complicado hacerse con un ejemplar de esta colección, sí que se puede adquirir fácilmente una edición de bolsillo de Plaza & Janés bajo su sello DeBolsillo.

Adaptaciones

Sea como fuere, Carrie lanzó al estrellato al de Maine y, dos años después de la publicación de la novela, el conocido director, Brian De Palma, adquirió los derechos para adaptarla al cine. Una inolvidable película que le dio un Oscar a Sissy Spacek, en el rol de Carrie White y una nominación a Piper Laurie, quien encarnó a Margaret White.

David Carson hizo un remake en el año 2002 y el pasado año apareció una nueva versión dirigida por Kimberley Peirce. En 1999 apareció una secuela dirigida por Katt Shea que apenas tiene que ver con la idea original de King. Se tituló La ira. Carrie 2.

Stephen King es en la actualidad el escritor vivo cuyas obras han sido más veces adaptadas a la gran pantalla, según el Libro Guinnes de los Récords.

En 1988 apareció un musical de la novela cuyo presupuesto fue de 8 millones de dólares y que se estrenó en Broadway en mayo de dicho año. Curiosamente, Betty Buckley, (Miss Collins en el film de De Palma, por alguna razón el nombre de la profesora es distinto en novela y película), interpreta a Margaret White.

Sinopsis

“Carrie es la única hija del matrimonio entre Ralph y Margaret White. Es una chica tímida que tiene que no encaja con nadie y tiene que acatar las órdenes de una madre fanática religiosa. Pero lo que nadie sabe es que la adolescente tiene un poder que ha heredado de su padre: la telequinesia, la capacidad de mover objetos con la mente.

Después de un incidente en clase de gimnasia, donde Carrie tiene su primera menstruación y es víctima del desprecio de sus compañeras de clase, Rita Desjarden la profesora, decide castigar a sus alumnas por su malvado comportamiento obligándolas a hacer ejercicio extra. Quien no obedezca, se quedará sin baile de fin de curso.

Sue Snell, arrepentida por lo que ha hecho, decide compensar a Carrie convenciendo a su novio para que la invite al baile de fin de curso.

Un plan malvado para ridiculizar a Carrie en público despertará los poderes de la adolescente. Una historia que comienza y termina con sangre”.

Curiosidades

Si es usted Lector Constante del maestro, sabrá que la obra de King a menudo está relacionada entre sí. Y en Carrie, aparece un personaje bastante secundario llamado John Swithen. King escribió un relato titulado “El quinto fragmento” con este pseudónimo.

El profesor de lengua de Carrie se llama Edwin King, curiosamente el segundo nombre del maestro es Edwin.

La fecha de nacimiento de Carrie White es el 21 de septiembre de 1963. King también  nació un 21 de septiembre, pero de 1947.

Es la primera vez que King trató el tema de la telequinesia, obvio, pero no la última. En un guión que escribió para una serie de televisión llamada Rose Red, Annie Wheaton posee los mismos poderes.

Pese a que Carrie fue la novela que consagró a King en este oficio, el autor, en una declaración posterior, afirmó que “Carrie es una novela juvenil escrita por un autor joven. Es un pastel mal cocinado, sabroso, pero con el fondo quemado, aunque no digo que sea una bazofia”.

Carrie es, hasta la fecha, la tercera novela más corta que ha publicado el maestro, después de La chica que amaba a Tom Gordon y Joyland. Queda claro que no pasará a la historia por ser una de las mejores obras de King, pero sí que supuso un cambio en el género de terror en aquella época, revolucionó el mercado. Y muchos la recordaremos como la pieza esencial en la carrera del maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *