Reseña: Savanna, de Ángel Luis Sucasas

SavannaSavanna es una niña pequeña que vive en un mundo un tanto peculiar. A sus nueve años, la conocida como Niña Verde, ya logra hacer lo que sus hermanas tardarán toda una vida en conseguir, y esto no hace más que traerle un problema detrás de otro. Como, por ejemplo, el trágico suceso que ocurrió cuando apenas contaba con tres años de edad y que le supuso veintiún días de encierro en una solitaria celda, aislada y con apenas unos mendrugos que le servían como única comida. Un injusto castigo por algo que ni siquiera parece razonable, pues no fue ella la autora del incidente que la llevó a tales circunstancias. Se la culpó de dar muerte a una de las personas más veneradas de la historia del Templo de Valle de Jade, quien la acogió en su hogar proporcionándole conocimientos al alcance de unos pocos privilegiados y que, el día de la celebración de la ofrenda, erró en la prueba a la que fue sometida.

Incomprendida y abandonada, así es como se siente Savanna, cuyas súplicas e intentos de convencer a sus hermanas sobre su inocencia no logran su objetivo.

Sí, a pesar de su tierna juventud, Savanna conoce cada brizna de hierba o brote de árbol que crece entre la fauna y flora del bosque, de norte a sur, de este a oeste, nada del extenso follaje escapa a su entendimiento. Los conoce como si fueran de su propia sangre y bombeasen su corazón como un único ser. No ha habido, hay, ni habrá una sacerdotisa como ella en toda la historia de la Orden.

Esto es tan solo una pequeña sinopsis de la primera de las tres partes de la novela, apenas una pequeña revelación. En la segunda, se narra el salto de la niñez a la madurez de Savanna y, en la tercera y última parte, (en mi opinión la mejor), asistimos a una batalla, como toda buena obra de fantasía. Aunque no hay un capítulo completo donde se libre una batalla épica, si que está presente el olor a sangre, mezclado con el humo de los campamentos incendiados, por lo que no eché de menos una lucha encarnizada en el campo de batalla. Muy buen pasaje el inicio de esta tercera parte de la novela.

Savanna, (que a la vez sirve para dar título a esta novela publicada por la editorial Palabras de Agua), es otro personaje más de las muchas novelas que se han escrito donde los niños son tratados con crueldad, sin compasión. Savanna habita en un mundo muy diferente, un mundo imaginario, casi mágico, que Ángel Luis Sucasas nos cuenta con minucioso detalle. Y, aunque tengo que reconocer que al principio me costó meterme en la historia, (este mundo y sus personajes me parecían demasiado extraños), conforme las hojas iban pasando por mis ojos, el argumento iba cobrando sentido y me atraía con fuerza, tanta que ya no pude soltarla hasta el final.

Admito que nunca había leído algo parecido. Me han sorprendido mucho, y para bien, tanto sus personajes como la historia por mucho, insisto, que al principio me costara seguir el hilo. Y esto se agradece, pues es lo que venía buscando desde hacía algún tiempo.

Algo fresco, innovador… salir de la rutina en la que últimamente me veía tan enfrascado. Razón para agradecer y brindar por autor, editorial y por todos los que han hecho posible que esta novela cayera en mis manos.

2 comments

  1. Adonita dice:

    Tomo nota, que no sea una trilogía o así ya hace que me apetezca mas y no seria el primer libro que compro de esta editorial.

  2. Oscar dice:

    Espero que lo disfrutes. Gracias por tu comentario. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *