Reseña: Fuego Blanco, de Preston & Child

Fuego BlancoDespués de casi otro año de espera, aquí vuelvo a tener entre mis manos otra novela de mi querido agente Pendergast.

Y, como siempre, esa espera ha valido la pena. Otra vez sumergida entre estas páginas en un inquietante y terrorífico caso a los que nos tiene acostumbrados este peculiar agente del FBI. Donde nada es lo que parece otra vez, y las sorpresas están a la vuelta de la esquina.

Mirad qué casualidad, que en anteriores reseñas comparaba a Pendergast con Holmes, y en esta historia (viva la magia) aparecen los dos. Ya que un relato inédito de Conan Doyle es la conexión entre las muertes que investiga el agente. Y no sorprende, para nada, pues con Pendergast nada es sorprendente, porque él ya lo es en sí.

Después de tanto tiempo siguiendo sus hazañas, aún hay mucho de él que creo que se desconoce; ese aura misterioso que no deja de acompañarlo en cada momento y que lo hace tan especial. Aunque tiene también su corazoncito, como puede apreciarse en esta historia con Corrie.

Mi Pendergast, siempre tan atormentado…

Corrie Swanson, la protegida de Pendergast, decide basar su tesis de criminología en la extraña muerte de unos mineros hace ya muchos años, supuestamente a manos de un oso que también los devoró. Para ello se desplaza a una exclusiva estación de esquí, donde tienen los cuerpos de estos mineros. Al principio, cuenta con el total apoyo del jefe de policía que no le pone ningún impedimento para su investigación, pero al día siguiente de llegar al lugar, este le retira todo su apoyo y le quita la autorización para estudiar los cuerpos. Corrie desobedece esta orden y es encarcelada. En ese momento, pide ayuda a Pendergast. No quiere abandonar la investigación de los cuerpos, descubrió en ellos marcas que no eran de animal. Huellas humanas, que le llevan a sospechar de algo extraño.

Por otro lado, un relato inédito de Conan Doyle sobre un caso de Holmes, hace descubrir a Pendergast que existe una conexión entre este hecho y la terrible muerte de los mineros. Un descubrimiento escalofriante, que pondrá en grave peligro la vida de los dos, sobre todo, la de Corrie… Un sádico pirómano tiene atemorizado a todo el pueblo de Roaring Fork.

El peligro está servido.

Trepidante, misteriosa, terrorífica, oscura. Así es la nueva historia de Pendergat publicada por Plaza & Janés, como no podía ser de otro modo. Para los que lo conocéis, tampoco esperaréis otra cosa, por eso somos sus fans. Y tampoco creo que queramos que cambie.

Para los que aún no os habéis decidido y os resistís, tampoco voy a intentar convenceros. No hace falta. No os convenceré yo. Lo harán las historias de Pendergast desde su primera página. Porque es imposible resistirse cuando empiezas a conocerle.

Os lo digo yo.

One comment

  1. Mauro Vargas dice:

    Pues con esta reseña me has convencido una vez más. He tenido varias oportunidades de comprar un libro de estos dos escritores, a veces porque me cruzo con otros autores que ya he leído y me inclino por ellos, o a veces porque no estoy muy seguro del tipo de historias que escriben. Soy muy cuidadoso con los thrillers: pueden ser tan buenos como pésimos. Pero me he dado cuenta que Preston y Child son superiores. Muchos coinciden en eso y sus historias tienen tintes macabros que me llaman la atención.
    Estaré pendiente de alguna de sus novelas.
    ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *